Indicadores económicos
2017-10-16

Dólar (TRM)
$2.932,05
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.462,75
UVR, Ayer
$251,96
UVR, Hoy
$251,97
Petróleo
US$51,45

Estado del tiempo
2017-10-16

marea

Marea min.: -6 cms.

Hora: 02:50

Marea max.: 18 cms.

Hora: 20:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-10-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La sombra de Diana planea sobre la boda del príncipe Guillermo y Kate

Cuando Catherine Elizabeth Middleton camine el viernes hacia el altar de la Abadía de Westminster donde la esperará el príncipe Guillermo, irá acompañada por una poderosa sombra: la de Diana, la “princesa del pueblo”, muerta hace casi 14 años. 

Guillermo, que tenía 15 años cuando murió su madre en un túnel de París, en una noche de verano de 1997, dejó claro desde el primer momento que la quiere tener cerca, que desea que Diana comparta, de manera simbólica, todos los aspectos de su matrimonio con Kate. 

Fue por eso, explicó el príncipe de 28 años, que quiso darle a su novia, para su compromiso, el anillo de zafiros y diamantes de su madre. 

“Era mi manera de garantizar que mi madre no estaría ausente hoy”, dijo Guillermo en una entrevista en noviembre con el periodista Tom Bradby, tras el anuncio del compromiso. “Es mi manera de mantenerla cerca de toda la excitación” de la boda, declaró en esa ocasión. 

Ese gesto fue una declaración pública de lealtad a Diana, “la mejor madre del mundo”, según sus palabras. Y fue un desafiante rechazo a que Diana, que acercó la rígida y fría monarquía británica al pueblo, fuera borrada del histórico enlace real. 

“Nadie está tratando de ocupar el lugar de mi madre”, afirmó ese día Guillermo, lo que no ha impedido que reporteros y comentaristas británicos y del mundo entero evoquen siempre a Diana -su vestido, su velo, su carruaje- al hablar de la boda entre el príncipe y Kate. 

Para Middleton, de 29 años, no debe ser fácil ser comparada todo el tiempo con la bella Diana, cuya boda con Carlos en 1981, cuando tenía 20 años, desencadenó un fenómeno de 'dianamanía' que se intensificó con su trágica muerte, observó el comentarista real Hugo Vickers. 

“¿Kate, la nueva Diana?”, interrogó el Wedding channel, un canal especializado en bodas, en un reportaje en que comparaba a la joven universitaria de 29 años, hija de un programador de vuelos y de una azafata que son ahora propietarios de una empresa de venta de artículos para fiestas, con Diana, miembro de la rancia aristocracia inglesa. 

Algunas de las caras que más se ven en la televisión estos días, en vísperas de la boda real, son las de los diseñadores del vestido de novia de Diana, David y Elizabeth Emmanuel, pero también se escucha por ejemplo a su ex mayordomo, que hace declaraciones llenas de añoranza y dice estar persuadido de que la princesa estaría feliz de ver a su hijo contraer matrimonio con Kate. 

Pero Kate debería ser “la estrella de su propia boda”, que ha “cautivado la imaginación del mundo”, señala Vickers, que no cree que el recuerdo de Diana vaya a eclipsar el enlace real. 

Él, al igual que Andrew Morton, que escribió un libro en 1992, el que desnudó el fracaso matrimonial de Diana y Carlos, subrayan más bien las diferencias entre las dos mujeres. 

“Ellas dos están siendo comparadas siempre, pero son dos tipos muy distintos de mujeres”, dijo a la AFP Vickers, que recuerda por ejemplo que Kate ha tenido una relación de ocho años con Guillermo. 

“Kate conoce bien a Guillermo, ha convivido con él, mientras que Diana casi no conocía a Carlos, lo llamaba Sir” hasta el día de su boda, recordó Vickers. Kate y Guillermo “saben hasta de qué lado de la cama duerme cada uno”, afirma Morton. 

Vickers, que piensa “que el primer pensamiento de Guillermo, cuando se despierte el viernes, será para su madre”, reconoce que para Kate, “es quizá más fácil convivir con la memoria de Diana, con su imagen, que con la Diana en carne y hueso”.  

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese