Indicadores económicos
2017-03-24

Dólar (TRM)
$2.921,25
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.150,86
UVR, Ayer
$246,72
UVR, Hoy
$246,80
Petróleo
US$47,70

Estado del tiempo
2017-03-24

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 15:22

Marea max.: 14 cms.

Hora: 08:16

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 9 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Brasil: Rousseff se prepara para encarar desafíos económicos

-A A +A
 

La presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff tendrá una fácil transición rumbo al 1 de enero, cuando asumirá el poder de manos de su mentor político, el gobernante Luiz Inácio Lula da Silva, aunque tendrá la misión de encarar algunos desafíos económicos.

La economía en crecimiento, el desempleo en baja y la inflación controlada dan cuenta de una situación positiva, pero al mismo tiempo hay un gasto público elevado, una deuda pública en expansión por el aumento de las tasas de intereses y la depreciación del dólar, que golpea a la industria local.

“El gobierno de Dilma va a ser de continuidad, pero con ajuste fiscal, con reforma del sistema de jubilación, una reforma fiscal y una preocupación con la depreciación del dólar y su impacto en la economía”, explicó el analista político Michel Zaidan, de la Universidad Federal de Pernambuco.

La propia Rousseff, en su discurso posterior a la victoria del domingo ante el opositor José Serra, se comprometió con la estabilidad económica al decir que gobierno no puede gastar más de lo que recauda.

“Cuidaremos de nuestra economía con gran responsabilidad. El pueblo brasileño no acepta más la inflación como solución irresponsable para eventuales desequlibrios. El pueblo brasileño no acepta que gobiernos gasten más de lo que sea sustentable”, expresó la ahora presidenta electa la noche del domingo.

No obstante, un día después de vencer las elecciones presidenciales, Rousseff se tomó un descanso y sus portavoces indicaron que no tenía eventos programados en su agenda.

La calma después de la tormenta electoral, que se definió en segunda vuelta, presagia una transición de mando sin trastornos, cuando el presidente Lula deberá entregar al poder a la persona que él mismo escogió para ser su sucesora.

El asesor internacional de Lula y coordinador de la campaña de Rousseff, Marco Aurelio Garcia, anticipó que la presidenta electa ya tiene contacto con todas las personas involucradas en la transición, por lo que será un proceso simple y sin contratiempos.

“Dilma estuvo en el centro de las decisiones políticas y administrativas de este gobierno durante años, conoce a todo el mundo y durante la campaña convocó a un número enorme de personas (del gobierno) a trabajar con ella, entonces no va a tener dificultades en la transición”, comentó Garcia a periodistas.
Indicó que ella podría acompañar a Lula en sus viajes del próximo fin de semana a Mozambique, donde el presidente inaugurará una fábrica de medicamentos, y posteriormente a la cumbre del Grupo de los 20 (G-20), que reúne a las grandes economías del mundo, la próxima semana en Corea del Sur.
Adicionalmente, consideró que Rousseff podría acompañar a Lula en dos citas presidenciales en diciembre: la conferencia de cambio climático en Cancún, México, y la reunión del Mercosur en la ciudad brasileña de Foz do Iguacu.

La cercanía de Rousseff con Lula indica que su gobierno marcará una continuidad en las líneas sociales, económicas y políticas, según observadores.

“Brasil tiene el mayor parque industrial de América del Sur, es la octava economía del mundo, un actor global en materia comercial y en foros internacionales, así que no veo grandes cambios bajo Dilma”, comentó Paulo Edgar Rezende, profesor de ciencias políticas de la Universidad Católica de Sao Paulo.
El analista Alexandre Barros, de la consultora política Early Warning, consideró que Brasil tiene un clima favorable a la inversión extranjera y eso debe continuar bajo Rousseff.

“Los inversionistas extranjeros están conventos y no esperan que las cosas cambien con Dilma. Ella debe hacer lo mismo que Lula, de manera que las oportunidades de inversión permanecerán positivas”, opinó Barros.

2455 fotos
69187 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese