Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Argentinas piden a Francia y UE indemnización por prótesis mamarias

-A A +A
 

Un grupo de 500 mujeres argentinas con implantes mamarios PIP pidieron este miércoles a Francia y a la Unión Europea (UE) la creación de un fondo de indemnización para que puedan extraer lo antes posible esas prótesis susceptibles de ser “peligrosas” para la salud.

“Somos los portavoces de un grupo de mujeres (argentinas) y pedimos al ministerio (francés) de Sanidad y a la UE la creación de un fondo de indemnización para las víctimas extranjeras a fin de permitir urgentemente la extracción de este problema que puede volverse peligroso”, anunció a la prensa el abogado Ari Alimi.

El letrado recordó que “el gobierno argentino no propuso para nada una solución financiera para esas mujeres que se encuentran ahora mismo en una situación bastante atroz”, al tiempo que sugirió que el fondo sea alimentado por la “próspera” industria farmacéutica o la de dispositivos medicales. 

Alimi dijo representar a su colega argentina Virginia Luna, que constituyó este grupo de 500 mujeres que decidió asimismo presentar una denuncia en Francia contra la sociedad francesa Poly Implant Prothèse (PIP) que quebró en 2010 ante reiteradas denuncias de rupturas de sus prótesis.

Pero Alimi teme que la sociedad PIP sea declarada insolvente al final del proceso judicial y que no pueda indemnizar a las víctimas, por lo que solicitó al Estado francés y la UE que constituyan un fondo, principalmente para las mujeres cuyos países se niegan a financiar la operación. 

Según él, “hay una responsabilidad de la UE” porque “la legislación sobre los dispositivos médicos es europea” y fue la que permitió que los implantes de PIP fueran vendidos “por todo el mundo”. 

El letrado no quiso hablar de “error” de las autoridades sanitarias europeas, a la espera de los resultados de la investigación, pero sí se refirió a “carencias” del sistema que permitieron la difusión planetaria de las prótesis. Entre 400.000 y 500.000 mujeres en todo el mundo portarían estos implantes.

Los representantes de las argentinas pidieron cita con el ministerio francés de Salud y con las autoridades europeas con la idea de plantear la creación de ese fondo no sólo para el caso PIP, sino para todos los escándalos que puedan estallar en el sector de la salud. 

Según el grupo de Virginia Luna, comunicados por sus abogados en París, cerca de 15.000 argentinas llevan implantes PIP.

En diciembre, las autoridades sanitarias de Argentina exhortaron a las mujeres con prótesis mamarias de la marca francesa PIP a consultar al médico y mantener los controles sobre la situación del implante.

Las PIP fueron prohibidas en Argentina en abril de 2010, días después de que Francia tomara una decisión similar. 

En Francia, se registraron 20 casos de cáncer entre portadoras de implantes PIP, sin que de momento se haya confirmado una relación de causa-efecto. Las autoridades recomendaron a las 30.000 mujeres concernidas que se los hagan retirar. PIP producía 100.000 implantes al año y exportaba casi el 84% de su producción, sobre todo a Sudamérica, España y Gran Bretaña.

Por otra parte, también este miércoles, las autoridades sanitarias holandesas aconsejaron la extracción de los implantes PIP debido a la “incertidumbre” creada por la revelación de defectos. 

Holanda ya había prohibido el uso de prótesis PIP en 2010 y aconsejado a las mujeres que las tenían que consultaran al médico. 

Además, las autoridades brasileñas cancelaron el registro de las prótesis mamarias de la marca holandesa Rofil, la segunda prohibida en el país después de PIP. La fabricación de las prótesis Rofil fue subcontratada a la empresa PIP, que “admitió haber utilizado silicona industrial”, de calidad inferior a la médica.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64060 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese