Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Baltasar Garzón: el investigador investigado

-A A +A
 

El célebre juez español Baltasar Garzón volvió a sentarse este martes en el banquillo de los acusados en España, esta vez por haber sido el único que osó investigar los crímenes de la dictadura franquista, en un proceso que despierta fuerte expectación dentro y fuera del país. 

Mundialmente conocido por la detención del ex dictador chileno Augusto Pinochet en 1998 en Londres, Garzón, de 56 años, fue demandado ante el Tribunal Supremo español por dos asociaciones de ultraderecha. 

Lo acusan de vulnerar una ley de amnistía de 1977 por haberse declarado competente en 2008 para investigar unas 114.000 “desapariciones forzosas” ocurridas durante la Guerra Civil española (1936-39) y la dictadura franquista (1939-75). 

Suspendido de sus funciones desde mayo de 2010, el mediático y controvertido magistrado puede ser condenado a 20 años de inhabilitación profesional, lo que supondría el fin de su carrera. 

Vestido con toga negra y mangas de encaje blancas, Garzón escuchó con semblante grave las alegaciones de su abogado, Gonzalo Martínez-Fresneda. 

Este denunció la falta de “imparcialidad” del juez instructor Luciano Varela y consideró que la causa no es válida porque en ella no se querella ningún “perjudicado directo”. 

“Sustancialmente coincidimos en los mismos criterios sostenidos por la defensa”, enfatizó después del fiscal Luis Navajas, que ya había pedido la absolución del magistrado español por considerar que su actuación no constituye delito. 

“Pedimos el archivo del procedimiento”, agregó. 

El tribunal tiene ahora hasta el 31 de enero para deliberar y si acepta estas cuestiones el juicio se puede acabar aquí

De lo contrario, las audiencias se reanudarán el próximo martes con la declaración de Garzón, al que seguirán, hasta mediados de febrero, los más de 20 testigos de la defensa, principalmente familiares de las víctimas del franquismo. 

Garzón, que la semana pasada ya fue juzgado por el mismo tribunal por haber ordenado presuntas escuchas ilegales en un caso de corrupción que implica a la derecha española, había recibido a su llegada al tribunal el apoyo de varios de sus colegas jueces. 

Unas 200 personas se habían concentrado también en la calle para manifestar contra un proceso que denuncian como “injusto”. 

“Pienso que es un juez valiente, es el único que se ha atrevido a investigar los crímenes franquistas”, afirmó Mercedes del Vas, de 47 años, varios de cuyos parientes murieron a manos de los franquistas. 

Muestra de la expectación que genera este caso, decenas de periodistas, muchos de ellos extranjeros, siguieron en directo un proceso para el que varias organizaciones de defensa de los derechos humanos se acreditaron como observadores internacionales. 

El caso Garzón es la primera vez en una democracia consolidada, y la primera vez en la Unión Europea, que se procesa a un juez por investigar crímenes contra los derechos humanos”, señaló el estadounidense Reed Brody, consejero jurídico de la ONG Human Rights Watch. 

Dentro y fuera de España, muchos consideran que el juicio contra Garzón pretende lanzar una advertencia a otros jueces para que no aborden un tema, el de la dictadura franquista, cuyas heridas siguen abiertas en un país aún dividido. 

“El hecho de que un juez esté asustado, tema ser castigado por abrir una investigación de esta naturaleza, es tremendamente pernicioso para la democracia”, denunció el juez venezolano Pedro Nikken, ex presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y presidente de la ONG Comisión Internacional de Juristas. 

Garzón tiene otros dos casos pendientes contra él, lo que ha llevado a sus partidarios a denunciar una maniobra política contra un juez cuyas investigaciones le han valido a lo largo de los años más de un enemigo. 




Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64182 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

a este man le estan

a este man le estan inventando delitos ke no cometio