Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Brote bacteria evidencia fallas higiénicas en hospital panameño

-A A +A
 

La propagación de una bacteria desnudó fallas higiénicas básicas en el principal centro hospitalario público del país, lo cual ha generado temor en muchos pacientes. 

El representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Panamá , Joaquín Molina Leza, informó a la AP que junto al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC) formularon a inicios de agosto una serie de recomendaciones que deben implementarse en el hospital para contener la propagación de las infecciones. 

Especialistas de las organizaciones acompañarán las próximas dos semanas a las autoridades de la Caja de Seguro Social (CSS) para monitorear el cumplimiento de las recomendaciones encaminadas a detener el brote en el complejo hospitalario infestado.  El brote de la bacteria KPC (Klepsiella Pneumeniae Carbapemenasa) se originó en la sala de cuidados intensivos del Complejo Hospitalario de la CSS, en donde hasta el 7 de septiembre se contabilizaban 114 pacientes contagiados, de los que 59 fallecieron, aunque no se ha establecido el número de muertes ocasionadas directamente por el germen, dijo a la AP el médico infectólogo Darío Flores, jefe del Comité de Nosocomiales del complejo. 

Funcionarios médicos panameños señalaron a la AP que no se puede precisar el tiempo en que se logrará frenar el brote y que las medidas adoptadas se dirigen a reducir la presencia a niveles de cinco casos por mes. 

Las autoridades han reiterado que resulta complicado de momento establecer cuáles han sido las causas directas de las muertes. Son pacientes que padecían desde cáncer o habían sido sometidos a intervenciones quirúrgicas delicadas. 

La fiscalía, que hasta ahora no ha emitido ningún informe sobre los hallazgos de su investigación, será la que determine si el caso irá a juicio. Varios parientes de los pacientes muertos han presentado demandas ante la justicia alegando negligencia médica. 

La KPC apareció en 1996 en Carolina del Norte, Estados Unidos. Luego se reportaron casos en Canadá, Europa, China y en países sudamericanos, como Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay, según Flores. 

La KPC es un microbio resistente a la mayoría de los antibióticos que suele anidarse en los intestinos, heces y piel, y que puede desembocar en infecciones urinarias, neumonía y meningitis, entre otros males. Causa estragos en pacientes con el sistema inmunológico frágil. Su transmisión puede combatirse con un básico lavado de manos, aseguran los expertos. 

Brasil registró130 casos en todo el país, con 19 decesos en 2010. En Argentina se reportaron en el 2009 casos en 24 centros hospitalarios del país. 

El brote en Panamá remeció la CSS, que aún arrastra uno de los episodios más dolorosos relativo al envenenamiento masivo por ingerir jarabes contaminados fabricados y distribuidos por esa institución, que se remonta a 2006. 

El director del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios en la Salud, Néstor Sosa afirmó que “siempre que ocurren estos brotes, por lo general uno encuentra cosas que no se estaban haciendo suficientemente bien”. 

Informó que Panamá adquirió en 2010 la tecnología para detectar la bacteria, según el investigador. 

La OPS presentó en agosto un informe preliminar del brote de 2011 con las recomendaciones de mantener separados a los pacientes colonizados que tienen la bacteria sin haber desarrollado infecciones hasta reducir los casos de cinco por mes; “mantener medidas extremas de limpieza del ambiente” y realizar “vigilancia activa para KPC” de los hospitalizados en la unidad de cuidados intensivos. 

El representantes de la OPS informó que las especialistas Silvia Guerra y Valeska Stempliuk verificarán el cuidado a los pacientes, las acciones de limpieza, esterilización de los equipos y el análisis de medidas que deben ser reforzadas o ampliadas. 

Mientras se trata de parar el brote, las autoridades enfrentan una reducción usuarios de entre 35 y 40% que han dejado de asistir al complejo por temor a contagios, según el director de prestaciones médicas de la caja, Javier Díaz. 

El brote también ocasionó la deserción del 50% de los donantes de sangre, advirtió el coordinador del banco de sangre de la caja, Carlos Montero, al diario La Prensa. 

Nelly Ortíz aseguró a la AP que el viernes su papá Abel Ortíz, de 73 años, falleció luego de que se le había detectado la bacteria hace una semana. El cuerpo fue llevado a una morgue judicial que determinará si murió a consecuencia de un cáncer de próstata que se le diagnosticó hace diez años o por alguna infección provocada por la KPC. 

Ortíz había sido llevado al complejo a fines de julio por problemas renales. Su muerte, que sería la 60 entre enfermos con la bacteria, no había sido informada aún por las autoridades. 

“Sabíamos que iba a morir de su cáncer o cuando Dios decidiera, pero nunca imaginamos de esta manera, tener que pasar de una morgue a otra, a la fiscalía; es muy triste”, afirmó.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2327 fotos
63997 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese