Indicadores económicos
2017-12-14

Dólar (TRM)
$3.015,41
Dólar, Venta
$2.818,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.564,80
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$56,60

Estado del tiempo
2017-12-14

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 17:17

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:18

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 8 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-14

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
3 - 4 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Casi 50 años después, se sigue buscando una pistola escondida por Mandela

Hace casi 50 años, el entonces opositor al régimen racista del apartheid en Sudáfrica, Nelson Mandela, contó 20 pasos desde la cocina de la granja en la que se escondía y enterró una pistola que simbolizaba su reciente conversión a la lucha armada.

Casi medio siglo después, se han sacado sin éxito varios metros cúbicos de tierra para tratar de encontrarla y se piensa que tal vez esté en una casa vecina que se subastará el próximo 12 de mayo.     

Mandela, primer presidente negro de Sudáfrica (1994-1999), fue quien teorizó la conveniencia de pasar a la lucha armada tras la masacre de manifestantes opositores de Sharpeville, en 1960.     

Comandante del ala militar del Congreso Nacional Africano (ANC), Mandela entró en la clandestinidad en 1961, tras lo cual viajó al exterior de Sudáfrica para conseguir fondos.     

Durante esta gira, un alto oficial del ejército del emperador etíope Haile Selassie le dio esta pistola Makarov, considerada como la primer arma con que contó el ala militar del ANC.     

Se estima que la pistola, que nunca disparó un solo tiro, ya que Mandela fue arrestado, cuesta actualmente unos 22 millones de rands (unos 2,22 millones de euros).     

Tras olvidar su existencia durante décadas, el líder de la lucha contra el apartheid volvió a visitar en 2003 el lugar en donde se encontraba la granja de Lilieslief, que se había convertido en museo de una zona urbanizada. Durante esa visita, recordó que había enterrado la pistola.     

“Estábamos saliendo del edificio principal cuando Mandela se detuvo de golpe y me dijo: '¿Encontraron mi pistola?'“, cuenta Nicholas Wolpe, director de la fundación Lilieslief. “Quedé pasmado porque nunca había oído hablar de esa pistola”, agrega.     

Posteriormente, se excavó una parte del jardín y se demolió una casa vecina, pero no se halló el arma.     

La fundación contrató a un experto, quien “identificó tres posibles escondites, dos de las cuales estaban en nuestra propiedad”, afirma Wolpe.     

El tercero de estos lugares se encuentra en una finca vecina, pero su dueño negó la autorización para que se busque la pistola si no se compraba su propiedad y luego anunció que la misma sería subastada el próximo 12 de mayo.     

“Lamentamos su decisión”, indica Wolpe, quien no podrá participar en la subasta. “Siempre le dijimos que le íbamos a comprar la propiedad cuando reuniéramos el dinero necesario para ello”, dice.     

“Sabemos que la pistola existe, que se la dieron y que fue enterrada porque dijo 'la enterramos', pero ¿de quién más está hablando?”, se pregunta por su parte Sello Hatang, portavoz de la Fundación Mandela, que tiene a su cargo los archivos del ex mandatario.     

Todos los allegados a Mandela en aquella época murieron y el ex líder de la lucha contra el apartheid, de 92 años de edad, ya no puede ser interrogado con precisión sobre el tema, lamenta Wolpe.     

La pistola “tiene un inmenso valor histórico”, afirma. “Lo que más me temo es que ahora haya una nueva contienda para saber a quién pertenece” el arma, agrega.    



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese