Indicadores económicos
2017-12-15

Dólar (TRM)
$2.999,07
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.552,39
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,14
Petróleo
US$57,04

Estado del tiempo
2017-12-15

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
5 - 6 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Costa Rica busca evitar pena internacional por veda a fecundación in vitro

El gobierno de Costa Rica inició este martes contactos con parejas que denunciaron al país ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por prohibir la fertilización in vitro, en busca de acuerdos que libren a San José de sufrir sanciones en un tribunal internacional. 

El canciller René Castro se reunió con varias parejas denunciantes y con su abogado, Gerardo Trejos, con el fin de acercar posiciones en la eventualidad de que la CIDH siente en el banquillo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a Costa Rica, único país de América que prohíbe la fertilización in vitro. 

El gobierno quiere “ver las pretensiones de los peticionarios”, dijo el jefe jurídico de la Cancillería, Carlos Vargas, en la reunión con algunas de las 50 parejas que denunciaron al país ante la CIDH, que tiene su sede en Washington. 

Los denunciantes propusieron este martes que el gobierno se autoacuse ante la Corte Interamericana, de modo de abreviar el proceso si la CIDH lleva finalmente el caso al tribunal, que tiene su sede en San José. 

“Costa Rica se autoacusaría, esto es conforme a las reglas de la Convención (Interamericana de Derechos Humanos), cerrándole la posibilidad de que la CIDH acuse a Costa Rica” ante la Corte, dijo el abogado Trejos. 

Sin embargo, el canciller rechazó por ahora tal opción y dijo que confía en que el Congreso levantará la prohibición antes del 31 de julio, día que expira el plazo dado por la CIDH para que el país adecue su legislación a la Convención Interamericana. 

“No es imposible que en 40 días se pueda tener un proyecto de ley” aprobado, dijo Castro en la reunión, efectuada en la Cancillería. 

La presidenta Laura Chinchilla envió hace ocho meses al Congreso un proyecto para legalizar esta técnica médica, prohibida el año 2000 por presiones de la Iglesia Católica, que es oficial en Costa Rica, pero la iniciativa fue archivada la semana pasada por los diputados, en una estrecha votación 26-25. 

Algunos diputados evangélicos votaron contra el proyecto porque se oponen a la fecundación asistida, y otros por encontrar que el proyecto era muy conservador y no protegía adecuadamente los derechos de las mujeres. 

La CIDH dio en octubre de 2010 un plazo de cuatro meses a Costa Rica, que ha sido prorrogado en dos ocasiones, para que legalice la fecundación in vitro, tras acoger denuncias de parejas afectadas. El nuevo plazo vence el 31 de julio, pero el Congreso costarricense tiene tradición de tomarse su tiempo en los proyectos importantes. 

El papa Benedicto XVI pidió en diciembre pasado a Chinchilla, una católica devota, “no violar el derecho de nacer con leyes que legitimen la fecundación in vitro y el aborto”, pero el gobierno ha seguido adelante con el proyecto para evitar sanciones. 

Si Costa Rica no deroga la prohibición, la CIDH elevaría el caso ante la Corte, que podría condenar a este país que se jacta de respetar las garantías individuales y de ser la democracia más antigua y estable de Centroamérica. 

La Corte tiene potestad de ordenar que el Estado indemnice a los afectados, por lo que el canciller preguntó qué montos dejarían satisfechos a los denunciantes, pero su abogado se negó a dar cifras. 

“Yo no puedo llegar aquí y hacer irresponsablemente una petición de dinero a nombre de los denunciantes. Es muy difícil convertir el dolor, el daño moral, en dinero”, argumentó Trejos. 

“Hubo mujeres que por la tardanza que hubo en este proceso en la CIDH perdieron definitivamente la posibilidad de procrear, para ellas el daño es muy elevado. Hay otras parejas que se fueron a Panamá (a someterse a una fertilización in vitro) y tuvieron la posibilidad de tener un niño”, agregó el abogado. 

Miguel Yamuni, denunciante junto a su esposa Ileana Henchoz, dijo que llevaron la causa “a nivel internacional, porque a nivel local las puertas se cerraron en todas las instancias judiciales”.

 

Síganos en Twitter: @ElUniversalCtg



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese