Indicadores económicos
2017-04-28

Dólar (TRM)
$2.944,31
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,48
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,03
UVR, Hoy
$249,07
Petróleo
US$48,97

Estado del tiempo
2017-04-28

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 17:13

Marea max.: 23 cms.

Hora: 00:30

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 3
Taxis
1 - 2
Motos
S/M

Entre Sudamérica y Africa, una verdadera autopista de la cocaína

Los expertos la llaman “la autopista A-10 de la droga”: entre Sudamérica y Africa occidental, la vía marítima que sigue la línea del paralelo 10, por donde circulan toneladas de cocaína de un continente a otro, antes de llegar a Europa a través del desierto.

Por mar o aire, a bordo de mercantes, de embarcaciones de recreo o pesqueros, mediante aviones pequeños o incluso Boeings, los cárteles sudamericanos despachan sus cargamentos hacia el continente negro, aprovechando la ausencia casi total de controles aéreos o marítimos en esta región.
En un informe de 2009, la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Crimen (ONUDC) estimaba que anualmente por la “A-10” circulan unas 250 toneladas de cocaína (esencialmente colombiana y peruana), evaluada en unos 11.000 millones de dólares.

“Toda el Africa occidental es una zona de tránsito”, explicó a la AFP, en su oficina del Africa Command del ejército estadounidense en Sttutgart (Alemania), el norteamericano Phillip Heyl, que dirige la “rama aire y marina” de la “Dirección de Planes y Programas Estratégicos”.

“No hay ninguna seguridad marítima en Africa. Ningún sistema de radar serio. Son lugares que no controla nadie”, subrayó.

VÍA DE CARTELES

Según Heyl, los carteles colombianos, reputados por su extraordinaria capacidad de adaptación, comenzaron a utilizar la “A-10” a comienzos de los años 2000, cuando la movilización de las marinas y las fuerzas aéreas estadounidenses y europeas en el Caribe hicieron cada vez más difícil enviar cocaína hacia Estados Unidos.

Para la ONUDC, “al parecer, la mayoría de la cocaína que transita por la región atraviesa el Atlántico en barcos nodriza, especialmente modificados para transportar cargamentos de varias toneladas de droga. El ilícito es transbordado luego a embarcaciones más pequeñas frente a las costas africanas”.
Las numerosas islas frente a la costa occidental africana son otros tantos escondites y zonas de tránsito potenciales.

En junio, más de dos toneladas de cocaína fueron capturadas en una pequeña isla frente a Gambia, en un derruído hotel perteneciente a un holandés, director de una sociedad pesquera con personal venezolano.

En casi cualquier lugar del Sáhara o en la zona del Sahel (al sur del Sáhara) es posible aterrizar con un avión sin ser detectado.
En noviembre de 2009, un Boeing 727 procedente de Venezuela apareció vacío y calcinado en el desierto de Mali, cerca de Gao.
En los últimos años, en toda Africa occidental, atípicos “hombres de negocios” sudamericanos compraron hoteles, almacenes, sociedades pesqueras, de comercio o de transporte.

PUERTOS COLADORES

Para el experto francés Alain Labrousse, autor entre otros de “Geopolítica de las drogas”, “los puertos africanos adonde llegan cantidades de droga son verdaderos coladores, donde es imposible controlar los transbordos”.
Cuando “la comunidad internacional presiona a un país como es el caso actualmente con Gambia o Guinea Bissau, los cárteles de adaptan rápidamente, encuentran nuevas rutas, pues no les faltan los países vecinos que pueden servir de puerta de entrada”.

El mes pasado, se instaló en la isla de Cabo Verde un “Centro de Coordinación de la Información”, para poner en relación a los países de la región con el cuartel general de Interpol en Lyon (este de Francia) y con la sede de la administración anti-droga estadounidense (DEA) Florida.

“La hemos financiado con unop dos millones de dólares”, explicó un responsable del US Africa Command. “De todas maneras nadie tiene dinero suficiente para hacer lo que debiera hacerse en Africa: por eso debemos poner un máximo de medios en común”.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese