Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.068,34
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.281,53
UVR, Ayer
$242,38
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,06

Estado del tiempo
2016-12-02

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 22:51

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Histórica reforma de salud tendrá duro debate en Senado EEUU

-A A +A
 

El Senado de Estados Unidos tendrá un debate acalorado sobre el futuro del sistema de salud, luego que un plan histórico de reforma pasara un primer obstáculo clave en esa cámara
el sábado por la noche, con la cantidad de votos justa para superar la oposición republicana.

No hay ninguna garantía de que el proyecto sea aprobado por los
senadores como está redactado. La iniciativa de ley busca extender
la cobertura médica a unos 31 millones de estadounidenses que
carecen de ella, combatir ciertas prácticas de las compañías de
seguros _que niegan o diluyen las prestaciones_ y frenar la
escalada nacional de gastos médicos.
La mañana del domingo los senadores comenzaban a manifestar sus
exigencias, de cara al debate histórico que comenzará tras el
feriado nacional del Día de Acción de Gracias, que este año se
celebra el jueves 26 de noviembre.
Ben Nelson, uno de los tres demócratas moderados que apoyó el
avance del proyecto a último momento, dijo que podría no votar por
su aprobación final ya que tiene serias objeciones, durante una
entrevista en el programa "This Week" de ABC.
Casi al mismo tiempo, otro demócrata, Sherrod Brown, decía en
"State of the Union" en CNN que los moderados de su partido no
deberían tener el poder de fijar los términos del debate y pidió
que la ley incluya un plan de salud ofrecido por el gobierno, la
propuesta más progresista y polémica del proyecto.
Horas antes, entre menciones a la memoria del difunto senador
Edward M. Kennedy, defensor de políticas de salud progresistas
durante décadas, los demócratas cerraron filas para que el
histórico proyecto pasara a debate en el pleno del Senado por 60
votos contra 39, en el cuerpo de 100 miembros.
Se necesitaba una mayoría de tres quintos de la cámara para
evitar maniobras legislativas que la oposición puede usar para
frenar de manera indefinida el avance de un proyecto de ley.
La vehemente oposición de los republicanos, que quisieran
infligirle una derrota severa al presidente Barack Obama, determinó
que no sobrara ni un voto. Obama ha hecho de esta reforma su
principal prioridad en la política interna.
Estados Unidos, con más de 300 millones de habitantes, es el
único país desarrollado que no tiene un plan nacional integral de
salud. El gobierno brinda cobertura a los pobres y a los ancianos,
pero la mayoría de la población depende de planes privados, en
general pagados por los empleadores.
En una inusitada sesión sabatina en el Senado, las galerías de
espectadores estuvieron llenas. Cuando se anunció el resultado,
hubo breves aplausos. Los senadores se mantuvieron silenciosos en
sus bancas y sólo se pusieron de pie cuando cada uno debía emitir
su voto.
En los minutos finales de una sesión que duró todo el día, el
líder de la mayoría demócrata Harry Reid acusó a la oposición de
intentar suprimir un debate histórico que el país necesita.
"Imagínense si, en lugar de debatir si había que abolir la
esclavitud, en lugar de debatir si se les daba a las mujeres y las
minorías el derecho al voto, aquellos que estaban en desacuerdo
hubieran silenciado la discusión y matado la votación", dijo.
El líder de la minoría republicana Mitch McConnell dijo que el
voto no era sólo un trámite y lo definió como un referéndum sobre
el proyecto de ley en sí, el que dijo elevaría los impuestos,
reduciría los servicios de salud para ancianos del programa
Medicare y crearía una "deuda masiva e insostenible".
El resultado había quedado sellado algunas horas antes cuando
las dos últimas senadoras demócratas cuyo apoyo no estaba
garantizado, Mary Landrieu de Luisiana y Blanche Lincoln de
Arkansas, anunciaron que votarían a favor de mandar el proyecto a
debate en el pleno. Sin embargo, ambas aclararon que no
comprometían su voto final para aprobar el proyecto.
Según el proyecto de ley de Reid, casi todos los habitantes
estarían obligados a comprar seguros médicos y se cobrarían miles
de millones de dólares en nuevos impuestos a las aseguradoras y a
los estadounidenses de mayores ingresos para ayudar a ampliar la
cobertura a los 30 millones de personas no aseguradas. Además, las
compañías de seguros ya no le podrán negar sus servicios a las
personas con ciertos problemas médicos ni abandonar a sus clientes
cuando se enferman.
La votación en el senado surge dos semanas después de que la
Cámara de Representantes aprobara su propia iniciativa de ley para
la reforma con 220 votos a favor y 215 en contra.
Después del receso de Acción de Gracias, se iniciará el debate
con posibles enmiendas y maniobras de los líderes por tratar de
conseguir la mayoría de los votos.
Los líderes del Senado esperan tener una iniciativa final antes
de que termine el año. Si eso sucede, se podrían unificar las
versiones de ambas cámaras para que Obama finalmente tenga un
proyecto listo para promulgar.
___
La periodista de The Associated Press Donna Cassata contribuyó a
este artículo.

Publicidad
Publicidad
2321 fotos
63871 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese