Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Ingrid Betancourt dice que la sociedad colombiana es despiadada

-A A +A
 

En la víspera de sacar un libro sobre su cautiverio, la ex rehén Ingrid Betancourt dijo que se sintió crucificada por algunos sectores de la prensa colombiana.

La ex rehén de 48 años también se quejó en una extensa entrevista publicada el domingo por el diario bogotano El Espectador que “la sociedad colombiana es despiadada (y) está enferma de ira”.
Permaneció en cautiverio durante seis años en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). Fue secuestrada en febrero de 2002 cuando hacía campaña política en el sur del país y rescatada en una operación militar el 2 de julio de 2008 junto a otras 14 personas.
Betancourt hará el martes el lanzamiento mundial de su libro sobre la vivencia del secuestro que se titula “No hay silencio que no termine”.
En la entrevista al diario capitalino recordó que en cierta oportunidad de su cautiverio, encadenada y amarrada a un árbol, escuchó en la radio sobre una relación con Alfonso Cano, actualmente, el máximo comandante de las Farc.
“Ellos (algunos periodistas) decían que estaba de amante de Cano, como si estuviera pasando vacaciones o teniendo un 'affaire' amoroso con un guerrillero de alto rango”, señaló.
Dijo que a principios de julio pasado, cuando se conoció que ella había iniciado un proceso administrativo para que el estado colombiano la indemnizara por los padecimientos que tuvo durante su plagio, “volví a sentir todo esto, lo mismo. Otra vez me crucificaban. Un odio concentrado contra mí, como si fuera el ser más infame de la tierra”.
Esa demanda, sin embargo, fue retirada por los abogados de Betancourt “porque no quería hacer más daño del que estaba haciendo ni crear más polémicas y odios”.
En la entrevista también habló del presidente Hugo Chávez y de la influencia que pudo ejercer para la liberación en diciembre de 2007 del niño Emmanuel, pero opinó que el jefe de las Farc, Manuel Marulanda, al dar la orden de libertad ni siquiera sabía que el menor ya no estaba a manos de la guerrilla.
“Creo que la única decisión humana que tuvo Manuel Marulanda en su vida fue la de liberar a Emmanuel... no creo que (la determinación) hubiera sido espontánea, creo que Chávez tuvo que ver mucho con eso”, sostuvo Betancourt al referirse al hijo de Clara Rojas, que fue secuestrada junto a ella en 2002.
Añadió que ella cree que Chávez les dijo a las Farc: “No, esto (tener secuestrado un recién nacido) no se puede hacer”, y que seguramente le advirtió a Marulanda: “Ustedes están locos; ustedes no pueden pretender que el mundo acepte que el niño que tuvo Clara en cautiverio vaya a ser de las Farc; el niño tiene una mamá y ustedes no lo pueden secuestrar”.
El gobierno anunció el 31 de diciembre de 2007 que las Farc no tenían a Emmanuel, nacido en 2004, y que el menos estaba en manos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, a donde por razones de salud fue llevado por un campesino.
Sobre su libro, Betancourt comentó que se impuso un estricto plan de trabajo para escribirlo.
“Me levantaba a las seis y media de la mañana y hacia una hora de gimnasia. Después un bien desayuno, de manera que pudiera trabajar sin parar desde las nueve de la mañana hasta las cuatro de la tarde. Pero había días en que me daban las ocho de la noche y seguía escribiendo”, explicó.
La otrora cautiva reconoció que su vida cambió con el secuestro. “Mi ritmo de vida, mi pensamiento, todo es diferente... Ya no quisiera hacer nada más en la vida sino escribir”, expresó.

Publicidad
Publicidad
2325 fotos
63980 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

¿Y que esperaba doña Ingrid

¿Y que esperaba doña Ingrid que el pueblo Colombiano estuviera contento con la demanda al estado Colombiano? Dinero de nuestros impuestos para enriquecerla mas. Si ella nos llama despiadados, ¿como habria que llamar a ella?

Tal para cual!!! oportunistas

Tal para cual!!! oportunistas los dos...

Oye, pero qué espera esta

Oye, pero qué espera esta "señora", si primero agradece al estado por su liberación, luego como que se vió en la necesidad de dinero, y los más fácil fue demandar al mismo estado que de una u otra forma le ayuda en su liberación, y ahora nos juzga a todos... pues "señora" con tant intelegiencia que tiene, debería saber que es lo lógico, y espero que recoja bastante dinero con su libro, pero lo que yo mas espero es que ningún colombiano compre ninguna de sus libros.

Mucha

Mucha D.E.S.G.R.A.C.I.A.D.A..... descarada !!!

USTED DICE QUE LA SOCIEDAD

USTED DICE QUE LA SOCIEDAD COLOMBIANA ES DESPIADAD, ES QUE SE LE OLVIDA QUE USTED HACE PARTE DE ESA SOCIEDAD?