Indicadores económicos
2017-05-26

Dólar (TRM)
$2.911,66
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.265,13
UVR, Ayer
$250,11
UVR, Hoy
$250,15
Petróleo
US$48,90

Estado del tiempo
2017-05-26

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 07:28

Marea max.: -11 cms.

Hora: 12:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-05-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Irene degradada a tormenta post-tropical, pero deja 18 muertos en EE.UU.

Carolina del Norte, el primer estado en el que Irene tocó tierra, la mañana del sábado como huracán de categoría uno y con vientos de 140 km/h, fue donde hubo más muertes: seis, incluido un niño de 11 años que falleció cuando un árbol cayó sobre el apartamento en el que vivía. 

Cuatro más se registraron en Pensilvania, otras tres en Viriginia, dos en Nueva Jersey y una en Connecticut, otra en Florida y otra en Maryland. 

El presidente estadounidense, Barack Obama, alertó desde la Casa Blanca que el asunto “no acabó” y que las labores de recuperación podrían durar semanas. 

“Los impactos de esta tormenta se sentirán por algún tiempo. Y el esfuerzo de recuperación durará semanas o más. Puede haber falta de energía durante algunos días en algunas zonas”, señaló. 

Varios millones de personas se quedaron sin electricidad, algunos ríos en varias partes del noreste del país se desbordaron y algunas carreteras y líneas ferreas quedaron impracticables en algunos puntos en New Jersey, donde el millón y pico de personas que había sido evacuadas comenzaron a regresar a sus hogares. 

Irene tocó tierra por segunda vez en Estados Unidos el domingo en Nueva Jersey como un ciclón de categoría uno, con vientos de 120 km/h. 

En Nueva York, que había lanzado una inédita orden de evacuación obligatoria para 370.000 personas, los efectos de Irene se hicieron sentir con potentes lluvias, relámpagos, reportes de tornados y fuertes ráfagas de viento. 

El ojo de la tormenta pasó por la Gran Manzana por la mañana del domingo con vientos de 105 km/h y lluvia casi horizontal, mientras millones de personas se quedaban sin electridad a lo largo de la costa atlántica. 

La Administración Federal de Aviación anunció en su sitio web que los aeropuertos de Nueva York (John F. Kennedy, LaGuardia y Newark) abrirán en lunes por la mañana y, de acuerdo con el gobernador de Nueva Jersey afirmó que las salidas en el JFK y en LaGuardia comenzarán poco después de las 12:00 p.m. (hora local). 

La tormenta había obligado a cancelar más de 10.000 vuelos en los aeropuertos del este de Estados Unidos, informaron el domingo las autoridades locales. 

“Lo peor ha pasado”, dijo por su parte el alcalde Michael Bloomberg el domingo por la tarde, aunque no pudo brindar una fecha exacta de reanudación del servicio de metro, crucial para el desplazamiento diario de millones de neoyorquinos. Además, anunció que la orden de evacuación lanzada el viernes había sido levantada. 

El temido huracán degradado a tormenta tropical, el primero en amenazar a la ciudad desde 'Gloria' en 1985, solo dejó inundaciones en calles y subsuelos y caídas de árboles. 

La playa popular de Coney Island (sudeste), donde el agua subió provocando caos, y Long Island, en el noreste del estado de Nueva York, fueron los lugares que experimentaron algo de la furia de Irene. 

Nueva York se había convertido en una “ciudad fantasma” desde el sábado al mediodía, con el transporte público suspendido, aeropuertos sin operar y la gran mayoría de las tiendas cerradas. 

Después de Nueva York, la tormenta tropical Irene, que se desplazó hacia el norte a una velocidad de 40 km/h, pasó por Cape Cod (Massachussetts), de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes (NHC), y se dirigió a Canadá, donde dejó sin luz a  200.000 hogares y se degradó a tormenta post-tropical con vientos sostenidos de 85 km/h según el Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami. 

Los daños causados por Irene a la ya de por sí golpeada economía estadounidense podrían ascender a “miles de millones de dólares, o a decenas de miles de millones de dólares”, advirtió el domingo a la televisión el gobernador del estado de Nueva Jersey, Chris Christie. 

El meteoro dejó amplias zonas sin luz. Los peores cortes tuvieron lugar en el área de Washington y afectaron a casi 2 millones de personas. 

En el estado de Nueva York, el fallo de suministro eléctrico afectó a un millón de personas, la mayor parte en Long Island, y a otras 650.000 en Nueva Jersey. 

Residentes en zonas alejadas del mar también sintieron el impacto de Irene, que atravesó la costa atlántica estadounidense, una de las zonas más pobladas del mundo con unos 65 millones de habitantes.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese