Indicadores económicos
2017-09-19

Dólar (TRM)
$2.906,06
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.472,16
UVR, Ayer
$251,65
UVR, Hoy
$251,68
Petróleo
US$49,91

Estado del tiempo
2017-09-20

marea

Marea min.: -1 cms.

Hora: 05:15

Marea max.: 15 cms.

Hora: 11:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 6 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-09-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Joven de NY culpable de matar a ecuatoriano por racismo

Un adolescente de Nueva York fue hallado culpable el lunes de causarle la muerte a un inmigrante ecuatoriano por racismo, aunque fue absuelto del cargo más grave de asesinato.

Jeffrey Conroy, de 19 años, fue hallado culpable por la muerte a puñaladas de Marcelo Lucero. El fallo lo culpa de homicidio sin premeditación como crimen de intolerancia, pero no de asesinato.
El caso atrajo la atención hacia los delitos por prejuicio contra los hispanos en Estados Unidos.
Conroy fue uno de los siete adolescentes implicados en la muerte de Lucero en noviembre del 2008, un hecho que las autoridades indican fue parte de una campaña de violencia contra hispanos en Long Island.
Los adolescentes describieron la actividad como “atacar” a personas de origen mexicano, a las que llamaron con un término soez, o “atacar a mexicanos”.
Cuatro otros sospechosos se declararon culpables de delitos de intolerancia. Dos de ellos esperan el inicio de sus juicios.
Conroy fue el único de los jóvenes acusado de asesinato y homicidio no premeditado. Los fiscales argumentaron que fue él quien causó la herida mortal a Lucero durante una pelea cerca de la estación de tren de Patchogue a la medianoche. Conroy podría ser sentenciado a entre ocho y 25 años de cárcel cuando se presente ante el juez el 26 de mayo.
Conroy sacudió la cabeza ligeramente cuando se anunció el veredicto en el atestado tribunal. Fue absuelto de dos cargos de homicidio, incluyendo uno como delito de intolerancia, pero sí fue declarado culpable de homicidio imprudencial, ataque en grupo y asociación delictuosa en el asesinato de Lucero.
También fue hallado culpable de tres cargos de intento de agresión en el ataque al amigo de Lucero, así como de otros dos hombres hispanos previamente.
“La temporada de caza ha terminado, al menos por ahora”, dijo posteriormente Joselo Lucero, hermano de la víctima, en una conferencia de prensa con su madre y su hermana sentadas a su lado.
“Sé que los cargos no son lo que queríamos nosotros, pero hay un cargo que es muy importante como es el delito de intolerancia, pero no implica cadena perpetua”, había afirmado antes Joselo Lucero en declaraciones a radio Sonorama de Ecuador.
La muerte de Lucero causó indignación y protestas más allá del condado de Suffolk en Long Island. El grupo Justicia Latina-PRLDEF insistió en que el gobierno lanzara una investigación federal sobre crímenes de intolerancia en el área. El Departamento de Justicia anunció a finales del año pasado que investigaría ese tipo de delitos y la respuesta de la policía ante ellos.

El padre Alan Ramírez, un portavoz de la familia y defensor desde hace tiempo de los hispanos en Long Island, elogió a la fiscalía de distrito por haber obtenido la declaración de culpabilidad.
“Han extraído un tumor, pero la enfermedad, el cáncer del odio en esta comunidad continuará, y será responsabilidad de los líderes políticos comenzar a extirparlo”, dijo Ramírez, que desde hace tiempo dice que un ambiente de intolerancia entre las autoridades electas es el que fomenta los sentimientos contrarios a los hispanos.
Conroy, un atleta destacado en tres deportes en la secundaria Patchogue-Medford, le dijo a la policía que era responsable del apuñalamiento, pero en el banquillo testificó que Christopher Overton, otro de los jóvenes, le dijo que él había acuchillado a Lucero.
Dijo que Overton le había dicho que ya tenía una condena por asalto en un caso en el que el dueño de la casa murió y no podía tener más problemas con la policía.
Overton se ha declarado inocente de la muerte de Lucero y espera ser sentenciado por ataque, caso en el que se declaró culpable. Su abogado ha dicho que las declaraciones de Conroy son simplemente una forma de encontrar un chivo expiatorio.

El fiscal de distrito Thomas Spota consideró que el veredicto fue justo, pero el abogado defensor William Keahon dijo que apelaría.
“Desafortunadamente, en nuestro sistema de justicia en ocasiones hombres y mujeres jóvenes son declarados culpables de delitos que no cometieron”, señaló.

Pablo Colle, del Departamento Nacional de Migración de Ecuador, dijo que las autoridades ecuatorianas estaban insatisfechas con el veredicto, pues esperaban un cargo de homicidio.
Antes del fallo, el embajador de Ecuador en Washington, Luis Gallegos, dijo en un comunicado que esperaba que se le diera un castigo adecuado a los responsables a fin de sentar un ejemplo.

El juicio fue seguido por muchos en Ecuador.
“Los hispanos están tan inseguros cuando se van para otro lado. Espero que todos los involucrados en ese grupo que maltrata a los hispanos sean castigados”, dijo Nimia Villacreces, una auditora de 33 años.
Los miembros del jurado demoraron cuatro días para emitir su veredicto, incluyendo una sesión de 13 horas el viernes.
“La vida de un joven está en la balanza, así que queríamos asegurarnos de que analizamos cada pieza de evidencia hasta que todo el mundo coincidía en lo que sentía”, dijo la jurado Linda Giani, e hizo notar que ninguno de los jurados le dio credibilidad al testimonio de Conroy.
Este tiene un tatuaje de una esvástica y otro de un relámpago que pretende simbolizar “el poder blanco”, de acuerdo con testimonio en el juicio.
Lucero, de 37 años, caminaba con un amigo cuando los adolescentes los enfrentaron. Los fiscales dicen que éstos comenzaron a gritar insultos racistas y se acercaron a los dos hombres, y luego uno de los jóvenes golpeó a Lucero en el rostro. Lucero y su amigo ondearon sus cinturones en defensa propia y comenzaron a perseguir a los adolescentes.
Los fiscales dicen que Lucero golpeó a Conroy en la cabeza con el cinturón y entonces el joven perdió los estribos, abrió un cuchillo plegable y se lo encajó al ecuatoriano en el pecho.
___
Los periodistas de The Associated Press Tatiana Cobas y Gonzalo Solano en Ecuador contribuyeron con este despacho.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Esta dificil esto

Esta dificil esto

es que veces son peleas de

es que veces son peleas de bares y otros y se calientan y..........muerte Es lamentable y la justicia de USA es bastante Justa!!