Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

La vida turbulenta del holandés arrestado en Perú

-A A +A
 

Joran van der Sloot carga con una reputación de playboy asesino, de embustero incurable y jugador tramposo.

El holandés de 22 años está hoy detenido en Perú, acusado de matar a la joven Stephany Flores. Hace cinco años era sospechoso de matar a Natalee Holloway en Aruba.
“Si pudiera describirme como un animal diría que soy una serpiente”, escribió en su perfil de YouTube aunque luego agregó, “quisiera ser un león y algún día seré un león”.
León enjaulado es lo que es ahora, a sus 22 años. Van der Sloot permanece confinado en una cárcel peruana, temeroso de sus compañeros de celda. Su caída en desgracia ha sido estrepitosa, desde joven privilegiado en la tranquila Aruba, donde era una estrella de ténis y fútbol, a preso engrillado y escoltado por policías peruanos entre gritos de “¬asesino!”.
Pero en los cinco años entre la desaparición de Holloway y la de Flores, ¿qué fue de la vida de Joran Van Der Sloot? ¿Cómo llegó de un caso de una joven desaparecida en Aruba al de un asesinato en Lima? ¿Quién es él, realmente?

RUMORES SANGRIENTOS

Desde que se supo que Van der Sloot era sospechoso del asesinato de Flores, cundieron los rumores de que había dejado una estela de chicas asesinadas a su paso por distintos países. Es un aficionado al turismo que ha cruzado fronteras en Camboya, Hong Kong, Venezuela y Estados Unidos.
La policía peruana lo tildó de “psicópata”. Un detective neoyorquino que trabajó con los Holloway, Bo Dietl, lo considera “un maniático homicida”.
Pero no ha surgido evidencia alguna de que Van der Sloot estuvo involucrado en algún otro caso violento y de cierto no luce como el típico desquiciado solitario. De hecho tiene bastantes amigos, novias y entusiastas defensores.
Antes de su detención en Lima, el único otro caso en que estuvo involucrado en algún hecho de violencia en estos últimos cinco años fue en enero del 2008. Fue cuando le lanzó un vaso de vino en la cara al reportero holandés Peter de Vries al terminar un programa de televisión en que de Vries le acusó de mentiroso.
Aún así, estos cinco años han sido turbulentos para Van der Sloot:
Fue arrestado dos veces en relación con la desaparición de Holloway, aunque fue puesto en libertad. Es hostigado por la prensa y perseguido por detectives privados contratados por la familia Holloway.
Regresó a Holanda pero no pudo vivir una vida normal de estudiante debido al acoso de la prensa. Se mudó a Tailandia, donde estudió administración de empresas aunque no se graduó. Compró un pequeño restaurante.
En febrero, su padre, un abogado prominente en Aruba, cayó fulminado por un infarto en la cancha de ténis, a los 57 años de edad. Van der Sloot regresa a Aruba y permanece allí un tiempo después del funeral.
De ahí sigue moviéndose. Sin dinero, le saca 25.000 dólares a la madre de Holloway al prometerle que la llevará a los restos de su hija. El FBI graba la conversación secretamente pero Van der Sloot no es arrestado.
En lugar de ello se va a Lima a jugar póker. Según el expediente, mata a Flores después de una noche de jugar cartas en un casino en que bebió unos 10 whiskys con pisco y ella bebió vino. Las pruebas son tan contundentes, dice la policía, que el joven no tuvo otra opción que confesar.
Según la confesión de Van der Sloot, obtenida por la AP, él asegura que él golpeó a Flores pero que Flores le golpeó primero.
Dice que ambos jugaban póker en su computadora laptop cuando le llegó un mensaje instantáneo acusándole por el caso Holloway y espetándole “¬Te voy a matar, mongolito!” Sostuvo que luego de explicarle a ella sobre el caso Holloway, ella le asestó un golpe en la sien.
El jefe de investigaciones penales de Perú, general César Guardia, se expresó un tanto escéptico de las declaraciones de Van der Sloot. El acusado es, al fin y al cabo, alguien que se autocalificó de “embustero patológico” en un libro que escribió en el 2007 sobre el caso Holloway junto con otros personajes ligados a esos acontecimientos.
Interrogado sobre por qué mató a Flores, Van der Sloot dijo que no sabía en realidad. “Perdí el control de mis actos ... Desconozco, simplemente no sabía qué estaba pensando”.

LA FOTO

La foto de Van der Sloot para su perfil en Facebook es una botella de whisky frente a un yate en el mar. Es aficionado al rapero B.I.G., a la cantante Katy Perry, al programa de televisión South Park. Ha acumulado 160 muertes en el videojuego “Mob Wars” y es asiduo a “orinar borracho donde sea”. También le gusta el póker, la cerveza Heineken y Barack Obama.
En la página web DateInAsia.com tiene un perfil donde se describe como buenmozo, agnóstico, fumador, aficionado a la bebida y antiguo jugador de cartas profesional.
En Muang Ake, un tranquilo suburbio de Bangkok, asistió a la Universidad Rangsit en el 2008 para estudiar administración de empresas pero abandonó los estudios. Compró el Sawadee Cup, una cafetería en las afueras del campus donde se ofrecen sandwiches y pizza.
Una persona que conoció allí a Van der Sloot era Matthew Lufcy, un maestro de escuela de 35 años de edad oriundo de Illinois. Lufcy dice que no entiende cómo Van der Sloot era tan indiferente a que la gente supiera su identidad.
“Sí, yo diría que era un arrogante, como si pensara que nada le puede pasar. No tenía miedo de que la gente se enterara de quién era”, dice Lufcy. Dijo que conoció a una joven, una rubia de California, que era entonces la novia de Van der Sloot, y que él no entendía cómo ella podía estar con él sabiendo quién era.
Puede ser que Van der Sloot haya sido un hombre guapo y carismático, pero a todas luces era torpe con el dinero. Eso al menos es lo que narra la joven tailandesa quien, con su novio estadounidense, le compró el cafetín.
“Yo ví los documentos y el balance de gastos y había mucho ahí que estaba mal”, sostuvo la mujer, que sólo quiso usar su primer nombre, Siripat. Aun así, agregó, Van der Sloot “era un hombre muy simpático, nos invitaba a comer, nos dejaba comer en su cafetín gratis”.

SU NÉMESIS

Si hay alguien que se pudiera describir como el némesis de Joran van der Sloot, ese es De Vries, un reportero investigativo de 53 años de edad y expresión seria que se ha negado a abandonar el caso.
En el 2008, el periodista holandés transmitió un video tomado con una cámara escondida, en que Van der Sloot confiesa que un amigo suyo se deshizo del cuerpo de Holloway después de que ella, en estado de ebriedad, sufrió convulsiones y murió. En la conversación junto con unos empresarios y con el ex presidiario Patrick Van Eem, Van der Sloot revela que él le había pedido a ella que le diera sexo oral.
En el video, Van Eem comenta sobre el escándalo que el evento ha causado en la prensa. Van der Sloot, fumando lo que parece ser un cigarrillo de marihuana, sonríe y dice “Ahora puedo aprovecharme de eso también”.
Nueve meses después De Vries transmite un video en que Van der Sloot, en Bangkok, dice estar tratando de contratar a prostitutas para que vayan a Holanda. Poco después, Van der Sloot le dice a la presentadora Greta van Susteren, de Fox News, de que él vendió a Natalee a una red de tráfico de esclavas sexuales. Pero antes de que van Susteren transmitiera la entrevista, él vuelve a llamar para decir que fue todo una mentira.
Pareciera que en meses recientes, particularmente después de la muerte de su padre, Van der Sloot comenzó otra vez a jugar juegos de azar.
“No tengo un trabajo de verdad pero soy un jugador de póker profesional”, relata en su página de YouTube. Dice que no ha leído muchos libros, pero que si tuviera que escoger uno como favorito sería “Ace on the River” por Barry Greenstein, un libro sobre el póker.
CUENTO COMPLICADO

El día en que fue arrestado en Chile, Van der Sloot ofreció un cuento complicado según el cual dos asaltantes irrumpieron en su habitación de hotel cuando él estaba con Flores. Según la transcripción obtenida por la AP, Van der Sloot asevera que uno tenía una pistola y otro un cuchillo.
El del cuchillo les ordenó guardar silencio “pero Stephany comenzó a hablar en voz alta y él la golpeó en la cara haciéndole sangrar por la nariz”, dice la transcripción. Los mismos asaltantes, dice Van der Sloot, los habían atacado el día anterior y les habían quitado 4.000 dólares.
Roberto Blades, hermano del cantante panameño Rubén Blades, dijo a la prensa peruana que jugó póker en la misma mesa que Van der Sloot en Lima y que le sorprendió que nadie en Perú parecía estar enterado de quién era el holandés.
También dijo, en una entrevista con la televisión peruana, que quedó asombrado por manera en que Van der Sloot solicitaba abiertamente ayuda para conseguir compañeras: “¨Pero cuando tú tienes esa fama, cuando tú tienes ese historial ¨cómo tú te pones tan abiertamente a decir que tu quieres levantar peladas?”.
___=
Contribuyeron a este reportaje los corresponsales de la AP Franklin Briceño en Lima, Toby Sterling en Amsterdam y Grant Peck, Thanyarat Doksone y Kinan Suchaovanich en Bangkok.

Publicidad
Publicidad
2330 fotos
64209 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Es triste!! hombre es el que

Es triste!! hombre es el que canquista con verdad! si veces una mentirita pero NO MATAR o pegar golpes a una mujerr