Indicadores económicos
2017-12-11

Dólar (TRM)
$3.016,18
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,43
Euro
$3.554,86
UVR, Ayer
$252,12
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$56,69

Estado del tiempo
2017-12-11

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 00:20

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:30

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

1 - 2
Taxis
7 - 8 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Los Angeles: Vecinos hispanos culpan a policía por mala relación

Esta ciudad, en la que los disturbios populares no son novedad, se vio sorprendida esta semana por la furia de los residentes de un barrio de mayoría hispana cuando un indocumentado guatemalteco murió a balazos tras presuntamente amenazar a policías con un cuchillo.

Los agentes involucrados son hispanos y varios testigos corroboraron su versión de que el inmigrante, Manuel Jamines, de 37 años, los había amenazado.

El jueves por la noche un centenar de vecinos salieron a las calles por cuarta noche consecutiva, sin que se produjeran desmanes. Los manifestantes encendieron velas votivas en memoria de Manuel Jaminez y recolectaron fondos para enviar a su familia en Guatemala.

Algunos abuchearon a las patrullas policiales que pasaban, pero sin lanzarles huevos, botellas y piedras como en días anteriores.

El suceso del domingo parece haber sido la gota que derramó el vaso para muchos residentes de Westlake, barrio marcado por la pobreza y el desempleo. Varios dijeron que los policías los suelen maltratar y son estrictos en exceso al hacer cumplir la ley.

“Se meten con la gente todo el tiempo”, dijo Juan Lorenzo, un jornalero guatemalteco que conocía a Jamines y que dijo no creer en la versión policial.

Lorenzo aseguró que el agente Frank Hernandez, autor de los disparos que mataron a Jamines, les cae mal a muchos en el barrio porque suele multar a la gente que vende comida en la calle y a veces arroja esos alimentos a la basura. Agregó que cree que los policías pusieron un cuchillo junto al cadáver de Jamines para justificar su muerte.
Más allá de la aparente mala relación entre policías y vecinos, no había respuestas fáciles para explicar el nivel de furia que alcanzó la reacción popular.

El barrio, cerca del centro de la ciudad del lado oeste, ha mejorado en los últimos años, en particular desde que la policía volvió a controlar el parque MacArthur, que solía ser una zona de pandilleros y vendedores de drogas. En la esquina donde murió Jamines, una caja de expendio de periódicos fue transformada en un recordatorio, con un ramo de flores en forma de corazón y una foto del guatemalteco en un costado.

El jefe Beck y otros funcionarios culparon a grupos radicales como el Partido Comunista Revolucionario de incitar los disturbios, pero el activista Mike Prysner, del grupo Answer Coalition, dijo que toda la comunidad está enojada.

“Es una táctica común de la policía culpar a agitadores externos por la indignación de la comunidad”, dijo. “En realidad, los agitadores externos fueron los policías que vinieron a la comunidad y atacaron las vigilias pacíficas”.

Sin embargo, Prysner reconoció que los activistas ayudan a los residentes a canalizar su enojo.
Otro grupo político presentó el jueves a los medios a una mujer que dijo que vio el incidente y que aseguró que Jamines no tenía un cuchillo.

“La policía le dijo: 'Suelte el arma' y el hombre los miró como si estuviera borracho”, dijo la mujer, que sólo se identificó como Ana. “Pero él no tenía nada, absolutamente nada”.
El capitán Kris Pitcher, que supervisa la investigación, dijo que la policía identificó a Ana el día del hecho, pero aún no la había entrevistado.

El agente Hernandez estuvo involucrado en otros dos tiroteos en servicio, según informó primero el diario Los Angeles Times. En ambas ocasiones, disparó e hirió a sospechosos que apuntaron sus armas a la policía.
Tomás Gómez, cuñado de Jamines, dijo que éste llegó hace más de cinco años desde un pueblo pequeño en las montañas de la provincia occidental de Solola. Estaba casado y tenía tres hijos chicos.
“No tenían para comer”, dijo Gómez.
Jamines hablaba quiché, un poco de español y nada de inglés, agregó. Trabajaba como jornalero en tareas de construcción y alquilaba un cuarto en un departamento.
A Jamines le gustaba tomar cerveza los fines de semana, pero Gómez dijo que no era agresivo y él nunca lo vio con un cuchillo. Cree que la policía inventó ese detalle.
Jamines se sentía triste por no poder ver a su familia y se sentía atrapado en Los Angeles, agregó.
“El no tenía dinero para volver, no conseguía mucho trabajo aquí”, dijo. “Había semanas que no conseguía nada de trabajo”.
___=
Los periodistas de The Associated Press Christina Hoag en Los Angeles y Juan Carlos Llorca en Guatemala contribuyeron a este despacho.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Patoteros borrachos y luego

Patoteros borrachos y luego atacan a inocentes ....mueran mier... y dejen de criticar a la mejor fuerza del orden de USA