Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Los británicos votan en unas elecciones generales inciertas

-A A +A
 

Los británicos votaban este jueves en las elecciones generales más inciertas en décadas, con los últimos sondeos apuntando a una victoria de los conservadores liderados por David Cameron, pero sin la mayoría de escaños suficiente para formar gobierno en solitario.

Más de 45 millones de británicos estaban convocados a los 50.000 colegios electorales diseminados por todo el país entre las 07H00 y las 22H00 locales (06H00 y 21H00 GMT), cuando las principales cadenas de televisión divulgarán sus primeros sondeos a boca de urna. Los primeros resultados empezarán a difundirse hacia las 23H00 GMT.
Aunque no se han difundido datos oficiales de participación, ésta debería superar el 61% que se registró en 2005 debido a la incertidumbre reinante.

Entre los colegios que registraban una buena afluencias estaba el pub The Anglesea Arms, en el elegante barrio londinense de South Kensington. “No puedo pensar en muchos sitios donde se pueda beber y votar”, dijo a la AFP el presidente de esa mesa electoral Martin Carver.
Los líderes de los principales partidos votaron durante la mañana.

Cameron, que podría poner fin a 13 años ininterrumpidos de laborismo, fue el más madrugador, y eso que su llegada se retrasó más de dos horas por la gracia de dos jóvenes que se encaramaron al techo de su colegio electoral en Spelsbury (noroeste de Londres), antes antes de retirarse pacíficamente.
Los jóvenes, que descorcharon una botella de champán y explicaron que estaban allá para “celebrar”, desplegaron una pancarta con la foto del jefe de la oposición en la que podía leerse: “Británicos, sed conscientes de vuestro lugar. Votad Eton, votad Tory”, en referencia al elitista colegio privado en el que estudió el político.
Cameron, de 43 años, sufragó finalmente pasadas las 10H30 locales, acompañado de su esposa Samantha, que espera un hijo para septiembre.
Poco después votaron en Escocia el primer ministro laborista británico, quien a sus 59 años busca legitimar en las urnas el cargo que “heredó” de Tony Blair en 2007, y su inseparable esposa Sarah.
Casi al mismo tiempo lo hacía en Sheffield (norte de Inglaterra) el popular liberal demócrata Nick Clegg, también de 43 años y tercero en discordia, acompañado de su esposa Miriam González, que no pudo votar a su marido porque sólo tiene nacionalidad española.
Las últimas encuestas publicadas el miércoles sugieren que los conservadores ganarán el voto popular, pero no la mayoría absoluta de escaños requerida para que Cameron pueda formar gobierno inmediatamente.
También mostraban un ligero repunte de los laboristas de Brown, favorecidos por el sistema electoral vigente uninominal mayoritario por circunscripciones, nuevamente segundos en detrimento de los liberales demócratas de Nick Clegg.
La perspectiva de un parlamento en el que ninguno de los grandes partidos tendría la mayoría absoluta de 326 de los 650 escaños en disputa, inédita desde 1974, podría llegar a dar la llave del gobierno a Clegg, que condicionará cualquier alianza a la reforma de un sistema que perjudica claramente a los pequeños partidos.
En caso de “hung parliament”, el primer ministro saliente, o sea Brown, permanecería en el poder e incluso tendría prioridad para intentar formar una coalición, aunque Cameron ya ha anticipado que podría tratar de gobernar en minoría con el apoyo de los unionistas de Irlanda del Norte.
Los tres candidatos, que se presentan todos por primera vez a unos comicios al frente de sus respectivos partidos, buscaron hasta el último minuto de la campaña convencer a los numerosos indecisos, que una encuesta estimó en casi el 40% del electorado y podría romper todos los pronósticos.

A Clegg, que en esta campaña pasó de desconocido a político británico más popular desde Winston Churchill en 1945 tras sus brillantes actuaciones en los debates televisivos, le quedará el consuelo de haber ganado las dos “elecciones virtuales” que se llevaron a cabo en la red social Facebook.

El mayor incidente de esta jornada electoral lo protagonizó el candidato que trata de ganar el primer escaño de la historia del euroescéptico Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, que sufrió lesiones en la cara y en las costillas cuando la avioneta en que viajaba se estrelló al despegar de un aeropuerto al norte de Londres.

Publicidad
Publicidad
2325 fotos
63967 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese