Indicadores económicos
2017-03-25

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-25

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:41

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 03 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-03-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Love Parade de Duisburgo, la fiesta que se tornó en tragedia

-A A +A
 

“Vi a gente muerta en el túnel, y a otras personas vivas pero inconscientes”: en la antigua estación de Duisburgo, miles de jóvenes traumatizados erraban hoy domingo por la mañana, al día siguiente de una estampida en la Love Parade que se saldó con 19 muertos.

“Yo estaba en el túnel, Había muchas barreras, y los puntos de paso eran muy estrechos”, cuenta Alexis, de 28 años, originario de Wuppertal, una ciudad cercana a Duisburgo, en el oeste de Alemania, donde más de 1,4 millones de personas participaron el sábado en este macrofestival de música tecno.
“Había chicas que se desmayaban por culpa del calor. Era de locos. Había policías en las escaleras tirando de la gente para sacarla. Algunos intentaron romper las barreras. Era terrible, caótico”, añade.
“Éramos un grupo de diez personas, pero no logramos llegar al festival. Tuvimos que dar media vuelta”, agrega Alexis.
El drama, en el que según la policía murieron 19 personas y resultaron heridas otras 342, se produjo hacia las 15H00 GMT (17H00 locales), en un túnel de 200 metros de largo y 30 de ancho que parecía ser el único acceso al terreno de una antigua estación de mercancías, donde se desarrollaba la fiesta.
“Vi a gente muerta en el túnel, y a otras personas vivas pero inconscientes por el piso. Algunas lloraban”, cuenta Anneke Kuypers, una chica neozelandesa de 18 años que estudia en Bélgica.
“Como tengo una formación de socorrista, intenté ayudar un poco. La gente estaba deshidratada, y algunos habían bebido demasiado o tomado drogas”, explica.
“Al final, me fui al festival porque quería relajarme. Pero le perdí la pista a mis dos amigos, y ellos eran los que tenían mi dinero y mi teléfono”, añade.
“Es una locura. La fiesta continuó”, se indigna Lubbert, de 31 años, originario de Hannover, en el norte de Alemania.
Las autoridades de la ciudad explicaron que decidieron no interrumpir la fiesta, por miedo a provocar otros movimientos de pánico entre el inmenso gentío.
“Todo el mundo siguió bailando, pese a que algunos tal vez tenían amigos que habían muerto”, añade Lubbert. “Al final los organizadores dijeron incluso: 'Os damos las gracias por este hermoso día'“.
“La organización fue mala. Pronto nos quedamos sin nada que beber, aparte del alcohol. Y cuando el espacio estaba ya lleno, (los organizadores) seguían dejando entrar a gente”, cuenta Patrick Günther, un panadero de 22 años.
Las autoridades no precisaron si hubo víctimas extranjeras en la fiesta, a la que suelen acudir jóvenes de toda Europa.

2456 fotos
69239 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese