Indicadores económicos
2017-02-22

Dólar (TRM)
$2.902,68
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.058,55
UVR, Ayer
$244,12
UVR, Hoy
$244,21
Petróleo
US$54,06

Estado del tiempo
2017-02-22

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:57

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:28

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 09 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0,5 a 1,5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 22 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-02-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Miles de damnificados haitianos se reencontraron en misas entre las carpas

-A A +A
 

Miles de damnificados, hacinados en los campos de refugiados de Puerto Príncipe, buscaron alivio este domingo en las primeras misas celebradas al aire libre tras el terremoto, mientras que la ONU y ONG repartían sacos de arroz, dando prioridad en la entrega a las mujeres.

En el campamento del barrio de Canape Vert, vestidos de domingo, los hombres con corbata y algunas mujeres con sombreros y vestidos coloridos, entonaban cantos soul en creole, en misas improvisadas por pastores en un rincón baldío entre los toldos de plástico, donde aquellos que perdieron todo intentan proteger sus vidas.
Con tambores, guitarras e incluso la ayuda de amplificadores y micrófonos un grupo de pastores bautistas cantaron oraciones para los muertos y heridos durante el terremoto del pasado 12 de enero.
Jocelyn Hugens, de 23 años, llegó con su mejor traje acompañada de sus tres hijos. A todos les hizo lustrar los zapatitos viejos que, por unos pocos gourdes, limpiaban unos jóvenes a la entrada de la misa católica, celebrada en un campamento cercano al centro de la ciudad.
“Vine a reencontrarme con Dios, a rezar por la vida, a estar con más gente en algo diferente que no sea viéndonos las caras en las carpas o en una fila esperando por una donación de comida”, dijo a la AFP Hugens.
Hugens es una de las madres de familia que no recibió el boleto que la ONU y ONGs dieron el sábado para entregar 25 kg de arroz a las mujeres. La nueva norma busca que la distribución de víveres pase por las mujeres para evitar el caos y la violencia.
Carpas de sábanas o de lona conformaban el fondo de esta ceremonia religiosa en la que a algunas personas se les llenaban los ojos de lágrimas y, casi mudas, contaban lo que pudieron rescatar de los escombros de sus casas en ruinas.
“Siento mucha tristeza porque perdí amigos y en mi familia hay heridos que siguen en el hospital. Vine para rezar por mis muertos y mis heridos”, cuenta Adeline Coquillon, 25 años, del campamento de Canapé Vert.
“Normalmente no voy a la iglesia pero necesito encontrar paz, mis ánimos están en lo más bajo, he perdido mi casa”, se lamenta por su parte Saint Joler Ysme, de 32 años, durante la misa. En Haití, país creyente, cerca del 60% de la población es católico y 40% protestante.
Mientras tanto, en los puntos fijos de distribución recientemente establecidos por la ONU, cascos azules asistidos por soldados estadounidenses distribuían sacos de 25 kilos de arroz.
En Canape Vert, unas 500 mujeres hacían cola llevando el nuevo boleto a intercambiar por un víveres, aunque algunos hombres también presentaban tickets afirmando que sus esposas se los habían dado y se marchaban con un saco de arroz.
Y aunque en la mañana del domingo la distribución se llevó a cabo con tranquilidad, el ambiente era muchos más tenso en el terreno del estadio de fútbol, donde la ira era palpable.
JeanClaudine Ninnelle, 42 años, hacía cola desde las 07H00 de la mañana (hora local): “Nos parece que (la ayuda) llega muy tarde pero a la vez, damos las gracias a todos lo que vienen para dar algo comer”, declara la mujer entre los gritos de hombres frustrados por no tener boletos.
Un viudo, Lamare, encontró la solución: acompañado de su hija de 8 años, fue la pequeña la que recibió el saco de arroz.

2410 fotos
67405 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Hacia dias no habia vuelto a

Hacia dias no habia vuelto a dar mi opinion por considerar que esta noticia ya se salio de las manos. Ahora me encuentro que la iglesia quiere lavarles el cerebro a los pocos que quedaron en pie y en la mas absoluta miseria pidiendo a dios que tener fe es el camino. ¿Y este tipo de plegarias a que conducen?. Para que el buen dios no los acabe de enterrar con mas terremotos y los condusca a la miseria y el olvido.

Aleluya ....aleluya dicen los

Aleluya ....aleluya dicen los desprotegidos, y claman a su dios de barro, mientras la naturaleza se ensaña con sus humildes vidas y los sume en la miseria. Creencias de cualquier tipo sobran en esta tragedia y solo el buen juicio y el orden superaran la tragedia. Adelante pues señores Haitianos por que el mundo sigue su marcha.