Indicadores económicos
2017-07-20

Dólar (TRM)
$3.010,00
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.471,43
UVR, Ayer
$251,52
UVR, Hoy
$251,53
Petróleo
US$47,12

Estado del tiempo
2017-07-20

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 13:19

Marea max.: 30 cms.

Hora: 21:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-07-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - -
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

"No queremos que se repita": Víctimas de masacre de Mampuján

“Allí vivíamos tranquilos. Había abundancia, ahora es muy difícil de volver a esa época maravillosa. Se nos robaron la oportunidad de vivir mejor. No queremos que se repita”.

Así se expresó un habitante del corregimiento de Mampuján, jurisdicción de Marialabaja, durante la filmación de un vídeo institución que fue mostrado ayer durante la primera audiencia de reparación a las víctimas de la violencia por parte de paramilitares que se da en Colombia.
Aunque con algunos inconvenientes de transmisión en las zonas donde se ubican la mayoría de las víctimas, arrancó ayer la primera audiencia de reparación efectuada en el país. por la comisión de una masacre, en este caso las presentadas en zonas del corregimiento de San Cayetano y Mampuján, en Bolívar.
La falta de señal satelital impidió que miles de personas en el corregimiento de San Cayetano y en Mampuján pudieran observar la audiencia, la cual se realizaba en el Tribunal Superior de Bogotá y en la que participaban los ex paramilitares alias "Diego Vecino" y alias "Juancho Dique", ambos del bloque Héroes de los Montes de María, sindicado de las muertes de 11 personas en esas localidades.
Esta es la primera audiencia en el país en la que para-militares y víctimas negocian de manera directa. Se tiene previsto que el evento durará dos semanas y en ella se definirá de qué forma las víctimas de estos paramilitares serán indemnizadas.
Ayer se adelantó la acreditación de las víctimas y se escuchó a la Fiscalía General de la Nación, que aportó los documentos e informes que demuestran el daño ocasionado a las víctimas de estas zonas del país.

Se quedaron sin audiencia
En San Cayetano, jurisdicción del municipio de San Juan Nepomuceno, la pobla-ción aún aguardaba en horas de la tarde la llegada de la señal e incluso del servicio de energía, el cual ha brillaba por su ausencia desde tempranas horas del día. Allí se concentraba gran parte de las víctimas, cuyos representantes o abogados asistían directamente al acto en Bogotá.
En Cartagena, aunque la señal era buena, el ausentismo de víctimas fue la gran característica. Sin embargo, el acto sirvió para que personas de otras poblaciones bolivarenses se acercaran a denunciar algunos casos de muertes y de actos violentos perpetrados por los paramilitares, lo cual no habían hecho antes porque aún sienten temor.
Muchas de las víctimas se concentraron en San Cayetano, pero allá se quedaron “viendo lejos” ante la imposibilidad de observar la audiencia por problemas técnicos.

Las pretensiones
Según el director de la regional de Bolívar de la Co-misión Nacional de Reparación, Arturo Zea Solano, varias de las víctimas pretenden que la reparación individual se haga devolviéndoles los bienes que antes poseían, tales como sus animales, casas, tierras, cultivos, entre otras cosas. En materia colectiva, solicitan las mejoras de las escuelas, puestos de salud y otros servicios públicos, al igual que el apoyo en proyectos productivos.
Asegura que pocas familias, menos de la mitad, han retornado a las poblaciones de Las Brisas, Pela el Ojo, Agua Blanca, Casinquí y Mampuján, sitios donde se produjeron las muertes y los desplazamientos el 11 y 12 de marzo de 2000.
Señala que en virtud al diálogo y acompañamiento permanente que se ha sostenido con las víctimas todavía se evidencia el duelo que afrontan por las situaciones violentas de las que fueron objetos, pues también han sido objeto de falta de aten-ción por parte del Estado.
En el marco de esta audiencia, la Procuraduría presentará las pretensiones de reparación colectiva como resultado del trabajo adelantado con la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación. Esta entidad estuvo por cerca de dos años trabajando en la comunidad de Mampuján, San Cayetano y Las Brisas, y allí sus habitantes generaron unas propuestas de reparación que serán presentadas en este proceso.

La audiencia
A la audiencia en Bogotá llegaron los representantes de las víctimas, defensores públi-cos, procuradores y delegados de la Fiscalía, entre otros asistentes.
Se señaló en el acto que son cerca de 1.638 las personas que solicitan reparación, lo cual es respaldado tanto por la Comisión Nacional de Reparación, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría y la Fiscalía General de la Nación.
Se conoció que durante la audiencia, el Ministerio Público presentará una propuesta que garantice la reparación integral de las víctimas, así mismo dará a conocer los videos elaborados recientemen-te, en los que se presentan en-trevistas a los miembros de la comunidad de Mampuján (Bolívar), que fueron víctimas del asesinato de 11 pobladores, acusados de ser auxiliadores de la guerrilla.
Por su parte, la Fiscalía presentará las pruebas del daño individual y colectivo ocasionado por el Bloque Montes de María de las Auc, al cual se le atribuye el desplazamiento forzado de los habitantes de las zonas anotadas, en especial del corregimiento de Mampuján.

Hechos:
Debido al secuestro del que fue objeto alias Diego Vecino, que en su momento fue reconocido como por guerrilleros como un comerciante y no como líder paramilitar, se produjo el hecho violento conocido como “la masacre de Mampuján”.
Este fue liberado debido a una fuerte suma de dinero que pagó, pero la retaliación por ese suceso no se hizo esperar.
El 10 de marzo de 2000 un grupo de paramilitares bajo el mando de Rodrigo Mercado, alias “Cadena”, incursionó en la población de Mampuján, reunió a sus habitantes y los obligó a abandonar este lugar bajo la amenaza de que les podía suceder lo mismo que a los del municipio de “El Salado” (la masacre en este lugar tuvo ocurrencia un mes antes).
Simultáneamente saquearon la tienda y algunas viviendas. Los pobladores aún no han regresado a Mampuján.
En las horas de la noche retuvieron a siete personas de ese sector para que les indicara el camino a la vereda “Yucalito” con destino final a El Loro, en donde al parecer había un campamento guerrillero; a los secuestrados los dejaron en libertad en la madrugada del 11 de marzo.
Finalmente, hacia las cinco de la mañana llegan al sitio donde supuestamente estaba ubicado el campamento del Eln y como estaba vacío, alias “Cadena” da la orden de asesinar a varias personas, acusándolos de ser auxiliadores de la guerrilla y de informar para que éstos huyeran. Mueren 11 pobladores.
Dentro de las personas que incursionaron se encuentran alias “Juancho Dique”, comandante del frente “Canal del Dique”, mientras que a alias “Diego Vecino” se le sindica de haber dado la orden para la incursión.
Las conductas por las que se legalizaron los cargos a estos postulados son: Concierto para delinquir agravado, desplazamiento forzado de la población, homicidio agravado en concurso homogéneo, hurto de bienes de la población, secuestro simple en concurso homogéneo, uso de prenda de uso privativo de las Fuerzas Armadas y porte ilegal de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

NO TENGAN MIEDO MIENTRAS MAS

NO TENGAN MIEDO MIENTRAS MAS DECLAREN MAS CONDENA PARA ESTOS CERDOS MISERABLES DE VENCINO Y DIQUE, CADENA PERPETUA YA..!!

Señor Molina, quisiera

Señor Molina,
quisiera informarle que en Mumpuján no hubo ninguna masacre, sino secuestro y desplazamiento. Los muertos son de San Cayetano. Sería bueno que, antes de escribir sobre hechos tan delicados, los 'profesionales' de la comunicación se comportaran como tales, leyendo, informándose. Lo intente otra vez, tendrá más suerte.