Indicadores económicos
2017-06-28

Dólar (TRM)
$3.025,28
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.411,91
UVR, Ayer
$251,08
UVR, Hoy
$251,16
Petróleo
US$44,24

Estado del tiempo
2017-06-28

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 10:15

Marea max.: 16 cms.

Hora: 02:44

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-06-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Padres de navegante de EEUU a la deriva en el Indico defienden a su hija

Los padres de la navegante de 16 años que se encuentra a la deriva en el océano Indico defendieron a su hija que se propuso batir un récord dando la vuelta al mundo en solitario en el velero donde espera su rescate, probablemente hoy sábado, por un buque francés.

Abigail Sunderland, conocida como Abby, fue objeto de un masivo operativo de rescate internacional el jueves después de que su velero “Wild Eyes” (“Ojos Salvajes”) de 12 metros de eslora perdiera su mástil por olas inmensas que dejaron a la deriva a esta joven pero experimentada navegante.
Los peores temores sobre su suerte surgieron cuando perdió contacto con sus padres desde su teléfono satelital y una hora después los servicios de guardacostas de la isla de la Reunión y Australia recibieron señales de alarma desde una zona ubicada en las tierras australes y antárticas francesas.
A 3.000 km al sudeste de la isla de la Reunión, en una zona nada frecuentada por barcos, Abby Sunderland habría activado manualmente las balizas para dar señales de que algo había salido mal, indicaron las autoridades sobre esta niña que creció en el seno de una familia de navegantes residenciada en el suburbio de Los Angeles, Thousand Oaks.

HABLAN PADRES

“Es un alivio inmenso. Estamos locos de alegría al saber que Abigail está sana y salva”, declaró su padre, Laurence Sunderland, a CNN acompañado de su esposa y su hijo Zac, de 17 años, quien completó en julio de 2009 la vuelta al mundo en solitario en su velero y se ubicó entre los más jóvenes en haber cumplido tal desafío.
La familia obtuvo información sobre Abby tras el sobrevuelo del velero por un avión Airbus Quantas, al que le costó más de cinco horas llegar a la zona desde Perth.
“Recibimos una estimación visual de la situación. El barco flota sin mástil, lo que probablemente quiere decir que pasó bajo una fuerte ola. (Abigail) ha hecho saber que se encuentra bien. Tiene para comer y beber y hace funcionar su radiador para mantenerse caliente”.
Un buque francés desviado de su ruta espera llegar el sábado a la zona donde se encuentra Sunderland.

TRAVESÍA

La joven zarpó de California en enero en medio de críticas por parte de expertos marítimos que consideraron su itinerario muy arriesgado, en particular la travesía del océano Indico en pleno invierno austral.
Ayer los padres de Sunderland -cuya madre está embarazada de ocho meses- rechazaron las críticas sobre los intentos de sus dos hijos de convertirse en los más jóvenes en navegar en solitario alrededor del mundo.
“¿Cuántos adolescentes mueren en accidentes de vehículos cada año?”, se preguntó Laurence Sunderland en una entrevista en ABC. “¿Deberíamos prohibirles manejar un auto?”.
“El hecho es que adolescentes, adultos jóvenes o personas de mediana edad, han sido parte de muchos rescates”, dijo Laurence Sunderland al programa Today de la cadena NBC.

“¿Tendríamos que decir que no debió haber ido y que nadie debería ir allá ni navegar porque pueden enfrentar golpes duros y a veces se necesita ser rescatados? Pues no lo creo”, añadió.
Los Sunderland insistieron en que Abby es una navegante consumada y que demostró que “es capaz de lidiar con esto”. Agregaron que la joven está de buen ánimo en este océano con olas de más de 30 metros.

Su madre, Marianne Sunderland, indicó que la familia trató de minimizar los riesgos del viaje apoyándose en un equipo que vigila el periplo.
Pero ahora duda de que su hija vuelva a intentar algo semejante en el futuro.
“Definitivamente estoy teniendo un poco como una reacción de reflejo rotuliano”, confesó. “No quiero que nadie vaya a ninguna parte. (A Abby) le encanta el velero. No creo que intente algo de esta magnitud otra vez, pero estoy segura que volverá al mar algún día”.

Ian Kiernan, un ambientalista australiano y experto navegador critió la hazaña: “No sé qué está haciendo en el oceáno a los 16 años en medio del invierno. Es muy temerario”, dijo Kiernan.
Abby Sunderland regresaba a casa sabiendo que no marcaría ningún récord, después de que el 15 de mayo la australiana Jessica Watson, de 16 años, completase en 210 días una vuelta al mundo también en solitario.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Todavia hay quienes dicen que

Todavia hay quienes dicen que las mujeres son debiles, se necesita cojones para intentar eso todo depende de la formacion que se les de a la niñez a veces super protejemos a los niños causandole perjuicio mas adelante y nuncan quieren separarse de los padres, al niño hay que asignarle responsabilades para que vaya aprendiendo y sepa defenderse mas adelante

Pues los padres son unos

Pues los padres son unos irresponsables, puede que la niña sea una navegante consumada y que domine todos los aspectos técnicos de la navegación, que pueda bracear sola un bote grande y usar una extensión de caña simultáneamente, que conozca perfectamente el comportamiento del bote al ceñir.

pero hay algo que solo se

pero hay algo que solo se adquiere con la experiencia y es la valoración del riesgo que conllevan ciertas maniobras mas si se navega en solitario en mares difíciles y un adolescente no posee ese criterio en el mar un inconveniente se puede pagar con la vida. Yo por mi parte mientras más conozco el mar mas lo respeto