Indicadores económicos
2017-11-18

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-18

marea

Marea min.: -5 cms.

Hora: 02:19

Marea max.: 21 cms.

Hora: 11:09

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 06 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Aguas de Cartagena atiende cerca de 100 daños mensuales en la red

Más de doce horas completaron sin agua el jueves pasado los habitantes de Blas de Lezo, San Pedro, El Carmelo y otros barrios aledaños. Un daño en la tubería que atraviesa a Blas de Lezo le demandó más de un día de trabajo a los operarios de Acuacar para localizarlo y repararlo. Dos días antes se presentó la misma situación, esa vez la suspensión del servicio tardó casi ocho horas.

Interrupciones como las referidas son frecuentes en esta zona de la ciudad; la razón según el gerente de Aguas de Cartagena (Acuacar), John Montoya, es que un gran porcentaje (no específico cuánto) de los 1.600 kilómetros de tubería de distribución que tiene Cartagena están en mal estado debido al tiempo de uso y a la mala calidad de los materiales en que fueron fabricadas.

Cien daños en la red, atiende en promedio Acuacar al mes y cerca de 700 averías domiciliarias lo que da una idea de la vulnerabilidad de algunos tramos del acueducto en la ciudad. Estos se presentan más que todo en Blas de Lezo, Alto Bosque, el Centro Histórico y Getsemaní.

¿Por qué no se reparan en su totalidad?

Montoya explica que reponer todas las tuberías que están fallando implica un gasto que puede superar los $200.000 millones por lo que resulta complicado para la empresa, además del efecto adverso que esto generaría en la ciudad por la rotura de los pavimentos.

“Lo más caro en el tema de reposición de redes es romper y luego reparar las calles porque eso tiene dos efectos: uno, es costoso; y dos, es una afectación enorme para los ciudadanos porque implica molestias ambientales, cambios del flujo vehicular, etc. Por eso lo que hacemos es cambiar las tuberías en los sitios en los que los daños se registran con mucha frecuencia”, manifestó Montoya.

El sistema de distribución del acueducto de Cartagena comenzó a construirse en 1938 con tuberías de varios materiales de diámetros superiores a 37,5 mm. Algunas son en concreto reforzado, otras en hierro fundido y asbesto-cemento. De 1980 hacia adelante comenzó una renovación en los materiales de las tuberías y desde entonces se han instalado las fabricadas en hierro dúctil, en concreto con cilindro de acero y espiral, de poliester reforzado con fibra de vidrio y de plástico tanto de policloruro de vinilo como de polietileno de alta densidad.

El sistema ha crecido en los últimos 20 años, pasando de 700 kilómetros en tubería a los actuales 1.600 kilómetros, con ello se ha logrado pasar de una cobertura en acueducto del 72% al 99%, beneficiando a familias que antes se abastecían a través de carrotanques y otros medios. En ese mismo período de tiempo, Aguas de Cartagena pasó de tener 95.000 clientes a 260.000 clientes.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Arreglarlo todo

No lo arreglan todo, porque despues el servicio deja de ser tan costoso y poco rentable.