Indicadores económicos
2017-09-21

Dólar (TRM)
$2.893,18
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.473,84
UVR, Ayer
$251,69
UVR, Hoy
$251,70
Petróleo
US$50,41

Estado del tiempo
2017-09-21

marea

Marea min.: 1 cms.

Hora: 0544

Marea max.: 17 cms.

Hora: 1224

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 6 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Brasil intensifica represión contra tala en Amazonía

Brasil intensifica sus operativos en la Amazonia al comenzar la temporada seca, cuando crece la deforestación ilegal, con la expectativa de reducir la destrucción del bosque húmedo al nivel más bajo en 20 años.

Un total de 1.400 agentes ambientales ya fueron o serán movilizados desde diferentes puntos del país para apoyar el combate a la deforestación entre julio y septiembre, los meses más críticos para el gigantesco bosque que cubre el norte de Brasil.
"Estos meses son los más duros para nosotros, estamos con la fiscalización cien por ciento movilizada. Los agentes de todos los estados de Brasil entero están siendo desplazados a la Amazonía porque estamos en la época más crítica", dijo a la AP Roberto Messias, presidente del Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama).
El presidente del ente ejecutor de las políticas ambientales del gobierno pretende que todos esos fiscales tengan capacidad de desplazarse a los puntos más críticos para la deforestación.
"Ese número es pequeño para una área tan grande, pero por cada fiscal ambiental hay cuatro agentes policiales que refuerzan las labores", comentó Luciano Evaristo, director de protección ambiental de Ibama, la división encargada de reprimir los crímenes ambientales.
Evaristo toma inspiración de "El arte de la guerra", del autor chino Sun Tzu, para decir que un ejército pequeño tiene que parecer un ejército grande.
Para ello, dijo, cuentan con cuatro helicópteros que se desplazan por toda la región para monitorear las áreas donde se teme que se puede estar deforestando, y con la información recogida en sus vuelos se envían fuerzas de tierra que incautan la madera derrumbada, camiones y equipo, mientras que las personas involucradas son entregadas a la policía.
Messias conmemoró el hecho de que la deforestación en la Amazonia ha tenido una disminución sostenida en el último año, que atribuye a la creciente presencia del estado en la región y a una temporada lluviosa excepcionalmente fuerte que retardó el inicio del período más intenso de tala ilegal.
"Estoy confiado en que en la medición anual de deforestación que se hace de agosto a julio, vamos a alcanzar el nivel más bajo en los 20 años que se ha realizado el monitoreo", anticipó Messias.
El gobierno pidió a Ibama mantener la deforestación en un máximo de 9.200 kilómetros cuadrados por año, pese a que el nivel más bajo alcanzados en estas dos décadas ha sido de más de 11.000 kilómetros cuadrados anuales, medidos de agosto a julio.
"Creemos que este año vamos a romper la metas de 9.200 kilómetros cuadrados de tala en la Amazonía contra los 11.900 del año pasado", presagió Evaristo.
La estrategia del gobierno se vio apoyada también por una determinación del ministerio público (fiscalía) del estado amazónico de Pará de denunciar a los frigoríficos que compran carne de ganado criado en áreas protegidas o taladas en forma ilegal.
Eso llevó a las grandes cadenas de supermercados del país a también interrumpir la compra de carne que no tenga garantías de ser producida en forma sustentable y legal.
"Esa medida ha tenido un impacto muy importante", comentó el investigador Paulo Barreto, del Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonia (Imazon), en una consulta telefónica desde Belem, capital de Pará.
Barreto reconoció que la estrategia del gobierno junto a la acción del ministerio público han tenido éxito en la disminución de la deforestación en la Amazonía pero agregó un elemento adicional: la crisis global, que provocó una caída en la demanda de productos madereros y otros bienes producidos en áreas deforestadas, como soja y carne.
Evaristo espera que para el período 2009-2010 se intensifique aún más la lucha contra la tala ilegal, con la incorporación de 550 nuevos fiscales ambientales, además de la posibilidad de reforzar la vigilancia aérea con dos aviones y otros dos helicópteros.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese