Indicadores económicos
2017-02-24

Dólar (TRM)
$2.871,67
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.036,21
UVR, Ayer
$244,30
UVR, Hoy
$244,39
Petróleo
US$54,45

Estado del tiempo
2017-02-24

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 02:13

Marea max.: 15 cms.

Hora: 09:41

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-02-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
S/M

Entrevista a Carlos Iván Márquez, nuevo director de Gestión de Riesgo

-A A +A
 

El nortesantandereano Carlos Iván Márquez le dio el sí a la Dirección de Gestión del Riesgo. Después de trabajar por más de 30 años en la Cruz Roja Colombiana,

Con entusiasmo y convicción hacia el servicio comunitario, el nortesantandereano Carlos Iván Márquez le dio el sí a la Dirección de Gestión del Riesgo. Después de trabajar por más de 30 años en la Cruz Roja Colombiana, donde empezó como voluntario, tomará la batuta de la oficina que atiende las emergencias y desastres en el país.  

Tendrá que asumir el reto de atender la población afectada por la pasada temporada de lluvias, con un número de damnificados que podría aumentar con la nueva llegada de las lluvias, que según los pronósticos del Ideam, se extenderán hasta junio.

Sin embargo, Márquez luce entusiasmado y tranquilo, quizás porque la atención de emergencias fue lo que mejor aprendió a hacer, desde que ingresó a la Cruz Roja como voluntario. Escalando llegó a ser director ejecutivo de la Cruz Roja seccional Norte de Santander, director nacional de socorrismo de la Cruz Roja Colombiana y director general de socorro nacional de la misma entidad, cargo que ocupó hasta esta semana. 

Márquez habló para Colprensa antes de su posesión como director de Gestión del Riesgo del Ministerio del Interior y de Justicia,  sobre sus aciertos y dificultades en los cargos en la Cruz Roja, así como de los acciones que tendrá que emprender para sacar al país de la crisis en que se sumió con el feroz paso del fenómeno de la Niña

¿CUÁLES FUERON LOS ACIERTOS DE SU GESTIÓN EN LA CRUZ ROJA, INSTITUCIÓN EN LA QUE EMPEZÓ COMO VOLUNTARIO?

Un reto importante ha sido la temporada de lluvias que tuvimos que enfrentar y que aún está teniendo efectos. Todos sabemos que esta ola invernal  se complicó a partir del segundo semestre del año pasado, cuando el fenómeno de La Niña, llegó al punto máximo.  Por eso hubo esta afectación tan fuerte. Ya estamos hablando de más de 2 millones 700 mil personas damnificadas,  28 departamentos afectados y  345 personas fallecidas,  es el resultado de lo que viene desde el año anterior. La temporada invernal nos generó la posibilidad de montar un esquema de atención y  eso lo estamos desarrollando. Este se viene realizando en cinco líneas: asistencia alimentaria y no alimentaria; unidades de salud; construcción de albergues temporales; agua y saneamiento, y, por último, un tema logístico. Hay dos temas claves: la reducción del riesgo, porque  seguimos trabajando con las comunidades y organismos para montar sistemas de alertas tempranas, y el tema de la recuperación  y el desarrollo de las zonas afectadas. Estos esquemas dejan esa sensación de alegría, que siguen siendo parte desde otro espacio donde estaré trabajando.

EN CUANTO AL TEMA DE LA ENTREGA DE LAS AYUDAS, ¿POR QUÉ NO LLEGARON A TODAS LAS COMUNIDADES AFECTADAS, QUÉ PASÓ?

El tema de la afectación desbordó cualquier capacidad local, se tuvo que apelar a un esquema nacional. En estos momentos la valoración de la respuesta que se ha dado desde el Gobierno, desde la Dirección de Gestión del Riesgo y el esquema de Colombia Humanitaria, está en proceso. La Cruz Roja es operador de trece zonas, donde el tema de la distribución de ayudas en especie, subsidios para arrendamientos y disposición de albergues está en proceso. La semana pasada hubo una reunión con los operadores y gobernadores, y eso ha marcado una pauta, porque se hizo una evaluación. Han estado presentes los organismos de control y cada caso ha sido revisado por los operadores, que las gobernaciones han contratado directamente o las alcaldías en las ciudades capitales. En lo corrido del año y con la aplicación de estos esquemas, son mucho más los efectos positivos que se ha tenido en la distribución de ayudas, que los temas que se han tenido que corregir.

¿LA CRUZ ROJA TUVO ALGUNA DIFICULTAD?, COMO LO QUE SEÑALA LA PROCURADURÍA, DE QUE EN ALGUNAS ZONAS LOS OPERADORES NO CONTABAN CON LA INFRAESTRUCTURA PARA HACERSE CARGO DE LA ENTREGAS DE LAS AYUDAS…

No, como Cruz Roja desde el punto de vista operativo y técnico estamos cumpliendo, pero hemos tenido que ir ajustándonos para ganar más tiempo. No estamos haciendo nada raro, en el sentido en que no estamos haciendo nada que no realicemos cotidianamente. Donde uno encuentra dificultades es cuando la gente que no quedó registrada en los censos que se han sacado desde los comités locales y regionales, hacen reclamos, eso también es parte del proceso de diagnóstico. Pero cada caso se ha ido revisando con cada operador, gobernación y alcaldía, para que, donde se tengan que hacer ajustes, se den.

¿VIO ALGÚN FUNCIONARIO INTERESADO EN SACAR PROVECHO PARA DESVIAR LOS RECURSOS DE LAS AYUDAS DESTINADAS PARA LOS DAMNIFICADOS? 

El blindaje que tenemos es que cuando uno es operador, responde por todo, desde recibir el dinero y hacer las compras, hasta la distribución directa, sin necesidad de intermediarios. Eso no da pie para que un tercero haga un uso indebido. Ser operador no es la única acción que estamos haciendo en la temporada de lluvias. La Cruz Roja está desarrollando 18 proyectos. Para nosotros, un proyecto más es el tema del Fondo Nacional de Calamidades, porque también estamos desarrollando dineros de organizaciones internacionales como ACNUR, la Cruz Roja Española y Alemana, entre otras. La operación de la Cruz Roja para esta temporada de afectación por el fenómeno de La Niña cuesta aproximadamente 80 mil millones de pesos, que incluyen los proyectos que se han movilizado y los recaudos que hemos tenido.

EN CUANTO A LA OFICINA DE GESTIÓN DEL RIESGO QUE ASUMIRÁ, ¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES FORTALEZAS QUE ENCUENTRA Y QUÉ SE DEBE MEJORAR O MODIFICAR?

Soy un convencido de que un potencial que tiene este país es que cuenta con un sistema nacional de atención y prevención de desastres creado y regulado, que tiene la posibilidad de involucrar sectores públicos, privados y comunitarios. No se puede pensar ahora en que la Dirección de Gestión del Riesgo lo único que tiene para desarrollar es la atención y recuperación de la emergencia del país por el fenómeno de La Niña. Es un capítulo especial, porque no cualquier país pasa una afectación tan grande como la que tenemos y en un tiempo tan largo, porque son meses donde la afectación se ha mantenido. La temporada de lluvias tiene esa particularidad, es un tema multi-amenazas y efectos. Desde que empezó La Niña, en Colombia se han visto situaciones muy difíciles: deslizamientos masivos, sectores donde han perdido la vida más de 50 personas al mismo tiempo, inundaciones súbitas, que entraron e hicieron daño en términos de minutos.

¿NO HABRÍA QUE CAMBIAR ASPECTOS DE ESE SISTEMA DE ATENCIÓN DE EMERGENCIAS?

Se tiene una estructura básica y se tiene que ir dinamizando, por eso hablo de trabajar en esquemas. No se puede evaluar lo que ya se hizo de manera repentina, porque seguimos en el proceso, pero sí de irlo ajustando, actualizando y reformando en el tema que sea necesario. Hay que hacerlo sobre esas bases sin desconocimiento del modelo actual y generado sinergias, estrategias, pensando, como lo ha dicho el Presidente Juan Manuel Santos,  que esto va a ser una oportunidad para mejorar, para generar desarrollo, para hacer que este país sea menos vulnerable y para tener comunidades más preparadas ante los desastres.

¿QUÉ VAN A HACER AHORA QUE YA LLEGÓ LA PRIMERA TEMPORADA DE LLUVIAS DEL 2011 Y CON LA DECISIÓN DE LA CORTE CONSTITUCIONAL QUE DEJÓ SIN PISO VARIOS DECRETOS CON LOS QUE SE IBAN A SOLVENTAR LAS SECUELAS DE LA PRIMERA OLA INVERNAL?

Estoy en pleno proceso de empalme, pero como parte del sistema nacional de desastres, desde la Cruz Roja notamos que hay un interés y una decisión política de no frenar la atención, porque lo más importante son los afectados. Estaré en ese proceso desde la Dirección de Gestión del Riesgo para ver cómo se mantendrá la atención a la población desde los lineamientos que se manejan en el Ministerio del Interior y de Justicia y la Presidencia de la República. Creo que es un principio básico y sobre ese esquema se está generando el análisis, las propuestas alternativas están saliendo. Pero hay una situación y una intención de conseguir soluciones para no parar el proceso.

Notas recomendadas
2410 fotos
67488 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese