Indicadores económicos
2017-10-20

Dólar (TRM)
$2.921,92
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.457,80
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$51,29

Estado del tiempo
2017-10-20

marea

Marea min.: -1 cms.

Hora: 20:31

Marea max.: 21 cms.

Hora: 11:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Huracán Irene paralizó a Nueva York

El huracán Irene, debilitado pero aún peligroso, paralizó la ciudad de Nueva York, desató fuertes lluvias en Carolina del Norte y Virginia y dejó sin energía eléctrica a dos millones de hogares y negocios. Al menos ocho personas murieron.

    Por la madrugada del domingo, la tormenta registra vientos sostenidos de 129 kph (80 mph), en vez de los 161 kph (100 mph) que llegó a alcanzar el viernes. Ello convirtió a Irene en un huracán de categoría uno, la más débil en la escala de cinco peldaños, con apenas mayor intensidad que una tormenta tropical. Empero, se le seguía considerando altamente peligrosa, capaz de provocar inundaciones catastróficas en buena parte de la costa del este, con una combinación de marejadas, olas colosales y lluvias intensas de 15 a 30 centímetros (seis pulgadas a un pie) de precipitación.

    No hubo vientos con fuerza de huracán sobre tierra el domingo por la mañana y sólo se registraron a un área relativamente pequeña sobre el Océano Atlántico mientras el vórtice del huracán seguía viajando sobre el agua después de entrar brevemente en Carolina del Norte. Sin embargo, bandas de viento con fuerza de tormenta tropical azotaron en un amplio sector en tierra y se espera que Irene continuará siendo huracán cuando el ojo de la tormenta nuevamente entre en tierra en el área de Nueva York alrededor del mediodía del domingo.

    Las calles de la ciudad de Nueva York quedaron vacías, el tren subterráneo suspendió el servicio y en toda la metrópoli imperaba una tensa calma. Washington se preparaba también para la llegada de Irene, lo mismo que Filadelfia, la costa de Nueva Jersey y el área metropolitana de Boston. El sistema de tormenta con rachas de viento de 185 kilómetros por hora (115 millas por hora) también trae consigo una gran cantidad de lluvia y bandas de nubosidad de hasta 805 kilómetros (500 millas) y amenaza un arco de 65 millones de habitantes.

    En el noreste, donde ha habido lluvias copiosas durante este verano boreal, el suelo está ya húmedo, lo que agravaba el riesgo de inundaciones, así como de caída de árboles sobre viviendas y cables de electricidad.

    Irene entró a tierra poco después del amanecer, cerca de Cabo Lookout, Carolina del Norte, en el extremo meridional de los Outer Banks, una barrera de tierra que sobresale hacia el Atlántico. Aunque era muy pronto para evaluar la totalidad de los daños, los hoteles y casas frente a la costa fueron azotados por las olas. Dos muelles resultaron destruidos y al menos un hospital se vio obligado a utilizar sus generadores de electricidad ante la interrupción del suministro.

    "Muchos objetos están golpeando la casa", dijo Leon Reasor mientras huía de la tempestad en su vehículo, en el pueblo de Buxton. "Espero que esto no empeore, pero sé que lo hará. Odio los huracanes".

    La parte oriental de Carolina del Norte recibió entre 25 y 35 centímetros (10 y 14 pulgadas) de precipitación, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional. El área de Hampton Roads en Virginia tuvo una acumulación de lluvia de al menos 23 centímetros (nueve pulgadas), aunque en algunas zonas se reportaron incluso 40 centímetros (16 pulgadas).

    ___

    Mitch Weiss reportó desde Nags Head, Carolina del Norte. Los periodistas de The Associated Press Tim Reynolds y Christine Armario en Miami; Bruce Shipkowski en Surf City, Nueva Jersey; Geoff Mulvihill, en Trenton, Nueva Jersey; Wayne Parry, en Atlantic City, Nueva Jersey; Eric Tucker, en Washington; Martha Waggoner y Gary D. Robertson, en Raleigh, Carolina del Norte; Jessica Gresco, en Ocean City, Maryland; Alex Domínguez, en Baltimore; Brock Vergakis, en Virginia Beach, Virginia; Samantha Bomkamp y Jonathan Fahey, en Nueva York, así como Seth Borenstein, en Washington, contribuyeron con este despacho.




Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese