Indicadores económicos
2017-02-25

Dólar (TRM)
$2.886,52
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,66
Euro
$3.062,30
UVR, Ayer
$244,39
UVR, Hoy
$244,48
Petróleo
US$53,99

Estado del tiempo
2017-02-25

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 18:49

Marea max.: 5 cms.

Hora: 12:08

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 12 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0,5 a 1,5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-02-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

La coca se chupa la savia de la selva amazónica

-A A +A
 

Una medición de la cobertura boscosa en la Amazonía colombiana entre 2002 y 2007 mostró el estrecho vínculo entre el cultivo ilícito y la pérdida de selva.

La investigación, en la que participó Liliana Dávalos, profesora de Ecología y Evolución en Stoony Brook University, fue publicada en Environment Science & Technology.

Si bien esa relación no era desconocida, permitió ver la incidencia directa de la actividad ilícita.

Dávalos, bióloga colombiana, dijo a EL COLOMBIANO que la deforestación por la siembra de coca con relación a la deforestación total observada es reducida. “Se observaron en la zona sur (desde Nariño hasta el Vichada y al sur hasta el norte del departamento del Amazonas 14.000 kilómetros cuadrados de bosque perdido en 5 años. De estos, 1.000 se reemplazaron directamente por coca”.

El estudio aparece en el Año Internacional de los Bosques, cuyo reporte para América Latina y el Caribe fue presentado el miércoles en la IX Sesión del Foro de Naciones Unidas sobre Bosques en Nueva York.

La tasa de deforestación en Latinoamérica se redujo de 4.4 millones de hectáreas por año a 3,5 millones.

“Un factor clave para la conservación de los bosques es el manejo sostenible: no sólo tiene efectos benéficos para detener la deforestación, sino que juega un papel fundamental en el alivio de la pobreza y la desnutrición, y en la mitigación y adaptación del cambio climático”, señaló el representante Regional Adjunto de la FAO para América Latina y el Caribe, Alan Bojanic.

Aunque en Colombia la coca no es el mayor destructor de bosques, tiene otra característica adicional, explicó Dávalos.

“Esperábamos que a escala municipal el aumento en los cultivos de coca fuera proporcional al aumento de densidad de población, sugiriendo que los ilícitos atraen más población y este aumento poblacional conllevara a más tala de bosque. Esta predicción no se cumplió.” Eso sí, agregó, “observamos que las zonas donde hay nuevos cultivos ilícitos muestran una relación directa entre tasa de deforestación y el aumento en la densidad poblacional, independiente de si tienen poquita o bastante coca”.

Por ende concluyeron que “las zonas con nuevos cultivos ilícitos en ese periodo son zonas donde la mayoría de actividades que absorben población están ligadas a la deforestación”.

Esas zonas de frontera agrícola tienen coca porque están subdesarrolladas y no al revés.

El estudio no encontró una relación entre cercanía del cultivo ilícito y tala en la región central del país que incluyó la Serranía de San Lucas, la Serranía del Perijá y el Nudo del Paramillo. “Tampoco en la zona de la Sierra Nevada de Santa Marta (región norte)”.

Dávalos mostró otro hallazgo de interés: las áreas protegidas reducen la probabilidad de deforestación (frenan la pérdida de bosque) en el centro y sur, aún en la presencia de cultivos ilícitos.

Una presión adicional sobre el bosque se deriva de que las zonas con nuevos cultivos ilícitos (en todo el país) representan un frente de colonización donde la absorción de población conlleva al aumento en la tasa de deforestación.

En otro estudio en 2009 la investigadora había concluido que las políticas de erradicación no habían sido efectivas para controlar la degradación ambiental.

CONTEXTO

1. El análisis en la región sur muestra una relación entre ilícitos y la probabilidad de perder bosque: mientras más cerca más probabilidad de tala.

2. La erradicación de cultivos ilícitos ha conducido a la apertura de tierras en parques naturales y áreas marginadas poco pobladas.

3. La deforestación de la selva es un problema adicional a la proyectada sequía por los efectos del cambio climático.

 

2410 fotos
67570 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese