Indicadores económicos
2018-05-21

Dólar (TRM)
$2.897,37
Dólar, Venta
$2.755,00
Dólar, Compra
$2.580,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.407,01
UVR, Ayer
$257,84
UVR, Hoy
$257,73
Petróleo
US$79,22

Estado del tiempo
2018-05-22

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 12:26

Marea max.: 9 cms.

Hora: 19:08

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-05-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

- - -
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Tifón, viento cruel

Ciclón, huracán o tifón: los nombres cambian dependiendo de la región pero definen un mismo fenómeno meteorológico, que es la manifestación más violenta de las depresiones tropicales, capaz de liberar una potencia de 200 kilotones, cerca de diez veces la de la bomba de Hiroshima.

Este temido engendro, potencialmente mortífero y muy devastador, sólo amenaza en ciertos periodos del año.
Por ejemplo: de enero a marzo en el Océano Índico, donde recibe el nombre de “tifón”; o de junio a noviembre en el Caribe y las costas de Florida, donde se le llama “huracán” o “ciclón”.

¿DE DÓNDE SALE?
Un tifón, huracán o ciclón se crea y se alimenta sólo en los mares calientes.
Se forma cuando la temperatura del mar alcanza al menos los 27 grados Celsius a una profundidad de 80 metros y cuando el aire de la atmósfera alta es frío.
El aire caliente, más ligero, se eleva aspirando la humedad del mar y creando nubes.
Los vientos remontan en altura y dan a las nubes un movimiento en espiral, entorno de una zona relativamente calma llamada “ojo del ciclón”.
Desplazándose a una velocidad de 20 a 25 km/hora, los ciclones tropicales tienen diámetros de entre 300 metros y menos de 1000 km.
Su recorrido puede alcanzar miles de kilómetros y su actividad puede durar cerca de una semana.
Alrededor de la zona de depresión, se forman vientos muy fuertes (hasta los 300 km/h) y giran en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio sur y en el sentido inverso en el norte.
La humedad que absorben es bombeada en altura, se condensa y provoca fuertes lluvias.
Como el huracán absorbe la energía del calor desprendido por el mar, después de su paso, esas aguas se enfrían.
El ciclón desempeña el papel de una enorme “válvula”, evacuando la energía acumulada por los océanos en las zonas tropicales.
Cuando llega a un continente, el huracán pierde intensidad progresivamente, aunque antes ha causado daños a menudo importantes, debido a los fuertes vientos y las lluvias diluvianas.
A esto se agrega la onda de la tempestad: el nivel del mar puede subir varios metros y provocar inundaciones.
Aunque los satélites le siguen desde su nacimiento, no se puede prever con precisión la trayectoria que adoptará. El ciclón puede diseñar argollas completas y volver a pasar por el mismo lugar.

EL TORNADO
También muy destructivo, el tornado es un fenómeno turbulento, pero más local y mucho más pequeño que un huracán.
Aunque los tornados ocurren en muchas partes del mundo, estas fuerzas destructivas de la naturaleza se encuentran con mayor frecuencia en los Estados Unidos, al este de Montañas Rocallosas, durante los meses de primavera y verano.
En un año típico, se reportan 800 tornados en toda la nación, que dan como resultado 80 muertes y más de 1.500 lesionados.
Un tornado se define como una columna de aire que gira violentamente y se extiende desde una tormenta eléctrica hasta el suelo.
Los tornados más violentos son capaces de generar una tremenda destrucción con velocidades del viento de 250 mph o más.
La trayectoria de los daños puede ser superior a una milla de ancho y 50 millas de largo.
Una vez un tornado en Broken Bow, Oklahoma, arrastró 30 millas el letrero de un motel y lo dejó caer en Arkansas.

SUS NOMBRES
Otros nombres que recibe este fenómeno en latitudes intertropicales son “hurivan” (Antillas), “baguio” (Filipinas), “willy-willy” (Australia) y “cordonazo” (América del norte y centro).
Mientras que en el Atlántico se le denomina huracán, en el Pacifico se le conoce bajo el nombre de tifón y en el Índico: ciclón.

LOS HURACANES DEL 2004
Alex, Bonnie, Charley, Danielle, Earl, Frances, Gaston, Hermine, Ivan, Jeanne, Karl, Lisa, Matthew, Nicole, Otto, Paula, Richard, Shary, Tomas, Virginie y Walter.
Durante los años 50, el servicio meteorología de los Estados Unidos comenzó a usar nombres femeninos para identificar las tormentas.
Esta práctica desapareció en 1979, cuando se comenzaron a designar nombres de ambos sexos para identificar los huracanes en las regiones del Golfo de México y del Atlántico.
Uno de los más conocidos por su virulencia fue el “Mitch” (21 de octubre de 1998) que asoló parte del Caribe y países de Centro América.
Causó unos 9000 muertos, la mayoría ocasionadas por inundaciones en Centroamérica causadas por las lluvias, principalmente en Honduras y Nicaragua.
Estas estadísticas hacen del huracán Mitch, uno de los ciclones tropicales más devastadores en la historia del Océano Atlántico, superado únicamente por el “Gran Huracán” de 1780 en las Antillas Menores, y comparable al huracán Galveston en 1990 y al huracán Fifi en 1974
Otros huracanes famosos:
“Charley”, que asoló Cuba.
“Bret” (1993).
“Andrew”, el más costoso en la historia de los EE.UU.
“Camille” (1969).
El ciclón de “San Zenón” (1930)

ESCALA DE SAFFIR-SIMPSON
Desde la década de los años setenta, el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. utiliza la escala de Saffir-Simpson para clasificarlas.
Dicha escala fue ideada por Herbert Saffir y Robert Simpson.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese