Indicadores económicos
2017-12-16

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-16

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.7 a 2.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

No aplica

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0 - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Las Charquitas, corregimiento de San Jacinto, se reconstruye

Después de 32 días de arduo trabajo, Joaquín Barros vio el resultado de su esfuerzo.

Con el acompañamiento de la Alcaldía municipal de San Jacinto, el corregimiento de las Charquitas inauguró las tres obras de infraestructura que habían sido priorizadas como parte de un proceso de planeación participativa, llevado a cabo en el marco de la Política Nacional de Consolidación y Reconstrucción Territorial.

Las Charquitas venía luchando durante más de diez años por la construcción de la alberca para la recolección de agua lluvia, el salón comunitario y el centro de informática, que hoy son una realidad.

Joaquín, charquitero de 42 años de edad, desplazado durante trece años de su comunidad, decidió regresar en el 2010 porque la vida en Barranquilla sencillamente no lo hizo feliz. Desde entonces se comprometió con el restablecimiento de las condiciones de vida de su comunidad, así que no dudó en ofrecerse a trabajar para hacer posible la construcción de estas tres obras.

A pesar de que la mayoría de los miembros de la comunidad manifestó no tener tiempo, debido a que era la temporada de aguacates, Joaquín prefirió ganarse los 20 mil pesos diarios pagados por la construcción de las obras, que los 40 o 50 mil pesos que produce diariamente un campesino con la siembra de aguacate.

A las 2 de la tarde la gente regresaba del campo a decirme que se habían ganado 40 mil pesos, mientras que yo estaba ganando 20 mil pesos trabajando hasta las 5 de la tarde. Yo les decía que la cosecha de aguacate se acababa, pero que estos proyectos iban a quedar para el beneficio de toda la comunidad”.

Esta fue la causa que motivó a Joaquín y a otros tres miembros de la comunidad a trabajar durante 32 días para sacar adelante estos tres proyectos que benefician a los 147 habitantes del corregimiento y que tuvieron un costo de 55 millones de pesos. (Lea aquí: Siguen esperando obras de Colombia Responde, en Las Charquitas).

Las obras

La falta de agua potable causó que enfermedades como la fiebre y la diarrea fueran frecuentes entre la comunidad. Esto debido al consumo del agua contaminada de los arroyos.

La alberca había sido construida por primera vez en 1992, pero el abandono producido por los desplazamientos forzados de 1997 y 1998 ocasionó el deterioro casi total de la infraestructura. La recolección de agua no fue posible durante los últimos cuatro años, pero ya está funcionando desde el pasado 29 de julio.

El salón de informática fue priorizado, pero los computadores fueron robados. Mientras consiguen unos nuevos, la comunidad ha instalado en el salón de informática su centro de información radial, denominado La Voz de Las Charquitas, espacio dirigido por reporteros rurales de la comunidad, que a través de altoparlantes buscan mantener informada e integrada a la comunidad.

Con el salón comunitario también se le apunta al fortalecimiento organizacional, como un espacio para las reuniones y los eventos.

El desplazamiento

Los rezagos de la violencia todavía se sienten, aunque nada parecido a lo que los charquiteros enfrentaron en el pasado. Desde 1986 cuando llegaron los primeros grupos al margen de la ley hubo maltrato, desapariciones y asesinatos.

En 1997 se produjo el primer desplazamiento y, después de un breve retorno, los habitantes se desplazaron una vez más en 1998. Los primeros que empezaron a ocupar las viviendas fueron desplazados de otras zonas que encontraron el corregimiento abandonado.

Hubo algunos charquiteros que sólo recientemente trataron de recuperar sus casas, pero encontraron que éstas llevan más de diez años siendo ocupadas por otras personas. Joaquín fue afortunado porque su padre nunca abandonó del todo el corregimiento.

Desde que retornó a las Charquitas, Joaquín afirma que se siente mucho mejor.

“No he conseguido plata, pero psicológicamente estoy bien, cultivando la tierra. La verdad es que acá nunca nos falta nada, porque aunque a veces no vendamos, tenemos siempre comida para la alimentación. Hoy me siento contento, pues ahora tenemos estas obras que mejorarán nuestra calidad de vida”, puntualiza.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

De seguro,las farc

De seguro,las farc volveran,recua de guerrilleros estos charquiteros

Mi poco estimado forista

Mi poco estimado forista Monikongopintao, ya tu haces parte de la recua de los indolentes, los desadaptados y los amargados con esas expresiones ligeras. Te exigimos mas respeto por nuestros hermanos de las Charquitas que bastante han sufrido el flagelo de la violencia, métete esa lengua viperina por dónde te quepa y deja en paz a a los Charquiteros