Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Conservemos nuestra lengua

Los idiomas se han formado con los dialectos de los pueblos, que después fueron organizados por personas y de esta forma se crearon los diccionarios.

En nuestra ciudad nos hemos caracterizado por ser pioneros en crear una cantidad de palabras que hacen parte de nuestro hablar cotidiano y que sin embargo últimamente lo hemos descuidado.
Por ser Cartagena la ciudad cultural más importante de la Costa Caribe, estos dichos se han trasladado a todas las poblaciones. Dos grandes columnistas se han referido recientemente a nuestro lenguaje: El presidente de la Academia de Historia, Vicente Martínez Emiliani comentaba en una de sus columnas que la juventud actual se estaba olvidando de una gran cantidad de palabras que usaba con sus amigos cuando vivía en el Pie de la Popa y dio ejemplos de éstas.

Posteriormente María Isabel Rueda cuando era columnista de la revista Semana dedicó una columna completa al diccionario de cartagenerismos.
Estas formas de lenguaje hacen parte de nuestra cultura, de nuestros valores y de nuestra historia, por tanto debemos mantenerlas. Es hasta risible ver a un cartagenero refinándose con el ceceo español. He leído en El País de España y en primera página dos expresiones típicamente nuestras "a boca de jarro" cuando el periodista informaba que la persona había recibido un disparo cerca y otra "de calle", para referirse a que un candidato ganó por un amplio margen.
En honor a la verdad, un cartagenero puede tener todos los grados del mundo, pero no cambia su modo de hablar característico y no hay cosa más agradable que estar con un grupo de amigos conversando y apartando todas las reglas gramaticales y utilizando nuestro idioma callejero. Tenemos excelentes profesores como Luis Eduardo Gómez, que puede hacer un verdadero diccionario de cartagenerismos.

Remberto Zárate Pájaro.
C.C. No 9.079441 de Cartagena

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese