Indicadores económicos
2017-04-24

Dólar (TRM)
$2.871,98
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.115,52
UVR, Ayer
$248,84
UVR, Hoy
$248,95
Petróleo
US$49,23

Estado del tiempo
2017-04-22

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 14:09

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:24

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

De Patascoy a la libertad

Los colombianos esperábamos la libera-ción del Sargento Moncayo con la coopera-ción del Gobierno Nacional, de la Senadora Córdoba, La Cruz Roja Internacional, el Sr. Obispo Gómez y el Gobierno de Brasil, todos hicieron posible este segundo en-cuentro hacia la libertad.

Lo sucedido el 21 de Diciembre de 1997 en Patascoy, lo po-dríamos llamar “Crónica de un desastre anunciado” si recordamos que a principios de Septiembre de 1997 se dio conoci-miento al Ejército de la presencia de perso-najes raros por las cercanías de Patascoy, se montaron operativos militares y encontra-ron un cargamento muy importante de ar-mas y municiones en Puerto Colombia, municipio de Puerto Asís, Putumayo. El General Héctor Favio Velasco Chávez viajó a la zona por varios días y presento un in-forme dando a conocer las debilidades del cerro de comunicaciones, dejó más de 30 recomendaciones, entre ellas la de minar el cerro, relevos de guardias más cercanos y mejorar el bienestar de las tropas. Esta in-formación llegó al Batallón de Inteligencia No 3 el cual ordenó un radiograma donde se revelaba lo que podría pasar en el cerro. A pesar de esto no se llevaron a cabo las re-comendaciones y no se mantuvo una guar-dia especial, lo cual condujo al desastre: 10 militares muertos, 18 secuestrados y 5 mi-litares que lograron escapar con vida. Aho-ra, 12 años después, Moncayo logra su li-bertad. Pero hay algo muy raro, a Pablo Emilio no se le notó la alegría que sí se le vio al Teniente Malagón en la operación Jaque, donde grita soy del glorioso Ejército de Colombia, quedamos en suspenso, espe-rando las respuestas ante tantas incógnitas de Pablo Emilio Moncayo, sólo nos queda esperar la suerte del resto de militares, poli-cías y civiles que quedan secuestrados.

Diego Serrano Acevedo.
CC. 5.555.924 de Bucaramanga

TEMAS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese