Indicadores económicos
2017-07-28

Dólar (TRM)
$3.002,94
Dólar, Venta
$2.850,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.511,63
UVR, Ayer
$251,59
UVR, Hoy
$251,60
Petróleo
US$49,04

Estado del tiempo
2017-07-28

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 10:04

Marea max.: 13 cms.

Hora: 17:32

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-07-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6 -
Taxis
5 - 6
Motos
S/M

El tsunami cartagenero

El “tsunami” de la referencia es atípico, por cuanto presenta unas características sui generis, en el sentido que no es un fenóme-no natural sino humano. Su origen no es natural sino de personas desadaptadas que irrumpen en cualquier lugar con la única intención de hacer daño, arrastrando a su paso todo lo que se atraviese, siéndoles in-diferentes su alrededor como también las personas ajenas al conflicto.
El domingo 6 de junio, disfrutábamos de un excelente paisaje, de un ambiente de paz, tranquilidad de esparcimiento en la bellísima y acogedora Playa Blanca, cerca del corregimiento de Pasacaballos, aproxi-madamente a las 11:30 a.m. se desató una trifulca o mejor una batalla campal en la que los protagonistas blandían armas blan-cas con las que atacaban inmisericorde-mente, al igual que lo hacían aventando botellas.
Los bañistas desprevenidos corríamos de un lugar a otro, buscando un lugar seguro que nos alejara de la turba, pero a veces ésta corría en la misma dirección, lo cual hacía que la angustia y el desespero creciera.
La autoridad se hizo presente pero cuantitativamente eran inferiores para la cantidad de pendencieros. Los oficiales, pa-ra contener a los desadaptados, dispararon al aire consiguiendo momentáneamente apaciguar los ánimos.
Posteriormente, aproximadamente a las 2 p.m., se renueva el conflicto y vuelven a aparecer en la arena los combatientes, nue-vamente la diáspora humana corre despavo-rida, los mayores cargando a los menores, al igual que protegiendo a las personas de ter-cera edad.
Autoridades, los lugareños de Playa Blanca viven del turismo y sería fatal que por culpa de las pandillas se “tiren” el lugar. Algunas personas comentaban que no es la primera vez que incursionan en el sitio.
¡Ojo! Podría ser un atentado contra el turismo y piensen las consecuencias: más desempleo, más necesidad, más miseria, etc.

Luis Rafael Rincón Castellón
CC. 7.883.506 de Arjona

TEMAS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese