Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Pasión por el fútbol

En alguna ocasión, Carlos Marx afirmó que "la religión es el opio del pueblo". En ese entonces, era una verdad de a puño, pe-ro luego de más de siglo y medio, las cosas han cambiado y algunos sectores de la Igle-sia Católica y de otras religiones cristianas y no cristianas se han vuelto progresistas, hasta el punto de ser señalados como iz-quierdistas por las facciones más conserva-doras de la sociedad.

Sin embargo, poco a poco, casi sin ser percibida, una nueva “droga” se ha ido apoderando de la conciencia del pueblo, penetrando en el imaginario colectivo de una masa amorfa que se deja sugestionar por los medios de comunicación. Me refie-ro a ese “nuevo opio” llamado fútbol, un deporte tan apasionante que obnubila la mente hasta del más cuerdo, por cuenta de periodistas y comentaristas deportivos, em-presas patrocinadoras, dueños de equipos, jugadores, técnicos, asociaciones y federa-ciones futbolísticas y de la misma afición, que, de manera inconsciente, se ha dejado atrapar por “ese monstruo exacerbado de la pasión”.
Las transmisiones radiales y televisivas han contribuido a fomentar sentimientos de odio entre las “barras bravas” de aficio-nados o “hinchas”, para quienes su “equipo del alma” es casi un dios, con el que desa-yunan, almuerzan y cenan. Si el equipo ga-na, “mi Diosito lindo estaba de nuestro la-do”, y si pierde, ¿Mala suerte o abandono de Dios que favoreció al equipo contrario? La obsesión es tal, que se olvidan de sus problemas cotidianos personales y de los que los afectan en forma colectiva. La “pa-sión por el fútbol” ha reducido drástica-mente la capacidad de protesta del pueblo a su más mínima expresión porque, cada ocho días, cientos de miles de colombianos se entregan “a vivir la pasión” de los resul-tados de la fecha: sufren, lloran, protestan, amenazan y se matan entre sí por los en-frentamientos casi constantes de los segui-dores de los equipos, los cuales se han vuelto incontrolables para las autoridades civiles y policiales. A ello, se suman los ase-sinatos selectivos de jugadores y las amena-zas de muerte a árbitros y jugadores por los resultados negativos de un partido. ¿Será que a esto se le puede llamar “pasión”?
Parodiando a Marx, una “nueva reli-gión” se ha convertido en el “nuevo opio” del pueblo adormecido: el fútbol.

Rafael E. Yepes Blanquicett
C.C. 9.093.223 Cartagena.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Mi hijo tiene prohibido ir

Mi hijo tiene prohibido ir a cualquier partido de futbol

el deporte es salud pero

el deporte es salud pero muchos aprovechan el futbol para cometer toda clase de vandalismo y la responsable es el no haber una ley fuerte para estos des adaptado , si la ley contemplara un castigo ejemplar fuera motivo de reflexión para los demás, no es justo que se mezcle el deporte con el vandalismo o terrorismo.

se avecina la visita de los

se avecina la visita de los delegados de la fifa y todavia no veo planes de intervencion en el jaime moron exijamos a nuestros gobernantes que cumplan con un cronograma establecido para no perde la oprtunida unica que se nos presenta en la ciudad