Casa de escombros en el barrio Chile

12 de junio de 2013 10:55 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Sin servicios públicos, en estado visible de desnutrición, solo, y con su casa repleta de escombros y basura vive hace aproximadamente 20 años Ismael.
Este hombre hace parte de esta comunidad desde sus inicios, pero hoy se ha convertido en una situación de alerta. La razón, su casa está tan llena de toda clase de materiales, que incluso él mismo no puede habitarla, así que duerme en la terraza.
En esta casa la entrada está cerrada. No se trata de una medida de seguridad. Este cierre definitivo es el resultado de una gran cantidad de objetos dañados y viejos que este hombre recolecta desde hace mucho tiempo.
“Yo solo tomo lo que la gente no quiere. No robo, solo ando por ahí y lo que la gente bota porque ya no hace falta, lo traigo para mi casa”, explicó Ismael sobre esta extraña costumbre que comienza a incomodar a sus vecinos, y que se le conoce como acumulador.
Una gran voz
A pesar de todos los inconvenientes que genera a la comunidad, por el estado de esta casa, los vecinos quieren y ayudan a Ismael. Con comida, dándole “trabajitos” o agua para que se bañe.
También son ellos, los primeros en reconocer que es un hombre muy talentoso. De él reconocen su gran voz y sus habilidades para componer canciones en poco tiempo. “Una voz potente y unas canciones buenísimas que siempre todos aplaudimos”, señalaron los vecinos.
Así comenzó
“Él trabajaba conmigo, él era una persona fuerte”, declaró uno de sus vecinos, quien sostiene que hace mucho tiempo trabajaron juntos en el muelle, pero que por un problema en el trabajo, decidieron prescindir de sus servicios y despedirlo, ahí comenzó a llenar la casa de escombros.
En ese entonces vivía con su esposa y su hijo, pero con el tiempo y el montón de escombros acumulados, su familia no pudo más y poco a poco se fueron mudando, hasta dejarlo completamente solo. “De vez en cuanto aparecen por ahí, a pedirle que venda la casa, pero él no quiere”, comentaron sus vecinos.
Nido de ratas
Para los vecinos la situación ya es insostenible. Junto con la basura y el escombro, también hay una plaga de ratas que no solo conviven con este hombre dentro de la casa, sometiéndolo a un gran riesgo de salud, sino que toda la comunidad se ve afectada.
En los patios, terrazas y tuberías del barrio, siempre hay ratas y cucarachas. A los habitantes del barrio Chile les aterra las altas posibilidades de infección a las que se exponen sus familias por esta incómoda situación.
Ya se ha limpiado
En varias ocasiones la comunidad se ha reunido y han decidido ayudarlo, más que con comida y dándole “cualquier cosa” por limpiar sus terrazas, limpiando su casa. La labor ha sido imposible, pues aunque la dejan completamente vacía, él vuelve a llenarla. “Hasta 6 camiones han salido de esa casa”, señaló una vecina del barrio.
Cuando se le pregunta o se le sugiere la venta de su casa, Ismael deja de sonreír y se pone alerta. Todos en el barrio saben que es un tema intocable para él, pues ha manifestado que le gusta vivir ahí y que en su casa no hay ratas, solo tiene algunas mascotas.
“No está loco”
Sus vecinos no creen que esté loco, a pesar de su costumbre de recolectar y acumular escombros, su carisma y su personalidad lo hacen una persona que la comunidad quiere y aprecia, aunque afirman, que saben que lo mejor sería que se fuera o que de una vez por todas limpiara su casa.
En consulta con El Universal, el doctor Martín Suárez, psiquiatra, explicó que este comportamiento estaba ligado a un tipo de trastorno obsesivo en el que las personas no podían desprenderse de las cosas, incluso cuando se trata de basura.
SÍNDROME DE ACUMULADORES
La acumulación compulsiva es la dificultad de no poder deshacerse de las cosas inútiles. La vida de estas personas suele ser caótica, porque apenas pueden circular por las habitaciones llenas de trastos viejos, que muchas veces incluyen todo tipo de desperdicio.
OPINE
Nubia Mendoza
“La verdad eso está mal. A veces él se rebusca con eso, pero hay muchas cosas que no sirven”.
Israel Herrera
“El compañero no está loco, él solo ha acumulado desechos que se convierten en un peligro”.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS