Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Alta tecnología dificulta la vida de los mecánicos

-A A +A
 

A medida que los autos emplean tecnología cada vez más avanzada, los mecánicos independientes se ven obligados a rechazar trabajos, pues no tienen dinero suficiente para adquirir los conocimientos ni las herramientas necesarias para la reparación de equipo controlado por computadoras.

Muchos de esos mecánicos dicen que la gente tiene hoy menos opciones para arreglar sus vehículos y que esta situación le da una ventaja a los fabricantes.
“Antes, buscaba y buscaba hasta que encontraba la solución”, comentó David Baur, propietario del taller mecánico Humming Motors. “Ahora, a menudo ni intento resolver un problema. Lo pienso mucho antes de aceptar trabajos complejos”.
El acceso a la información necesaria es la clave de todo, al punto de que en Estados Unidos hay un proyecto de ley bajo estudio. Los propulsores dicen que los fabricantes tratan de monopolizar la industria de repuestos y reparaciones entregando información y herramientas solo a los talleres de sus concesionarias. El proyecto, que está siendo considerado por la comisión de energía y comercio de la Cámara de Representantes, obligaría a los fabricantes a suministrar toda la información necesaria para diagnosticar los problemas y hacer las reparaciones.
Los fabricantes, por su parte, aducen que gastan millones de dólares en investigación y desarrollo y no quieren ceder su propiedad intelectual. Afirman que la industria de repuestos y reparaciones quiere tener a su alcance información patentada para poder fabricar sus propios repuestos, que vendería a precios más bajos.
“Coca Cola no comparte con nadie su fórmula”, manifestó Charlie Territo, de la Alianza de Fabricantes de Automóviles (Alliance of Automobile Manufacturers). “Lo que busca este proyecto es la fórmula de la Coca Cola”.
Muchos autos nuevos vienen equipados con computadoras que controlan todo, desde los frenos hasta el volante, y los fabricantes son los únicos que saben como reparar los problemas. A menudo, cambiar una parte implica reprogramar las computadoras, tarea muy compleja si no se dispone de los códigos de software o de los diagramas de los cables eléctricos del vehículo.
Los mecánicos dicen que la información es actualizada constantemente y que deben estar en condiciones de hallar la información pertinente en un banco de datos. Mantenerse al día con la tecnología requiere una inversión grande de dólares y tiempo para conseguir las herramientas indicadas y estudiar manuales online para cada modelo.
La tecnología hace que cosas básicas resulten complicadas si uno no tiene el equipo indicado. Baur, por ejemplo, dijo que no pudo desactivar la lucecita que dice “revise el aire de los neumáticos” de un Mercury Grand Marquis del 2008 porque no disponía de una herramienta que cuesta 1.000 dólares que permite resetear el aparato.
El dueño del auto dijo que tuvo que llevar el vehículo al taller del concesionario para que completase el trabajo.
“Los neumáticos están bien, pero por alguna razón la luz sigue encendida”, expresó Louis Ontiveros, de 42 años.

Un estudio difundido en marzo pasado por la Automotive Aftermarket Industry Association reveló que los talleres de las concesionarias cobran un 34% más que los talleres independientes.
Mecánicos como Donny Seyfer, dueño de un taller en Wheat Ridge, Colorado, dijo que ese tipo de negocios debe especializarse en determinados modelos para seguir siendo competitivos, porque no podrán estar al día con los conocimientos y el equipo necesarios para reparar todo tipo de vehículos.
Baur no lo ve así.
“¨Qué voy a hacer, rechazar clientes a los que he estado atendiendo por 20 años?”, preguntó.
Carolyn Coquillette, dueña de un taller de San Francisco especializado en vehículos híbridos, dijo que invierte unos 11.000 dólares al año en equipo para hacer diagnósticos y en suscripciones a bancos de datos online. Dijo que le pasa los costos al cliente, pero que de todos modos puede cobrar menos que los concesionarios.

Publicidad
Publicidad
2331 fotos
64217 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese