Indicadores económicos
2017-09-20

Dólar (TRM)
$2.904,60
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.477,38
UVR, Ayer
$251,58
UVR, Hoy
$251,69
Petróleo
US$49,48

Estado del tiempo
2017-09-20

marea

Marea min.: -1 cms.

Hora: 05:15

Marea max.: 15 cms.

Hora: 11:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 6 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-09-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

EEUU le deja la Luna a las ambiciones espaciales de China

La decisión de los Estados Unidos de renunciar a la Luna deja a China en la pista para ser el próximo país que conquistará el único satélite natural de la Tierra, una victoria simbólica para un programa más económico y pragmático que el estadounidense.

A comienzos de febrero, el presidente norteamericano Barack Obama anunció su intención de abandonar el costoso programa “Constellation”, lanzado por George W. Bush y que ha costado ya 10.000 millones de dólares, o sea diez veces más que todo el programa espacial chino, según las cifras oficiales.
Si es aprobado el nuevo enfoque de Obama, que figura en su proyecto presupuestal para 2011, los estadounidenses no volverán en la próxima década a la Luna, donde ya estuvieron seis veces, entre 1969 y 1972.
En China, ningún alto funcionario ha reaccionado y los expertos del país se cuidan mucho de mostrar su complacencia.
“No se puede decir que la decisión de Estados Unidos de detener el programa de retorno a la Luna beneficie a China, y aún menos que China está alcanzando a Estados Unidos”, declara Fu Song, de la Escuela Aeroespacial de la Universidad de Tsinghua, de Pekín.
China, sin embargo, “proseguirá tranquilamente su programa previsto de exploración espacial”, subraya.

CHINA Y SUS PROYECTOS
En este marco, los chinos, desde que se lanzaron a su programa espacial tripulado, aprobado por el gobierno en 1992, han optado por un enfoque muy pragmático, en particular adaptando la tecnología rusa.
Pekín sólo envió su primer hombre al espacio en 2003, convirtiéndose en el tercer país que lo lograba después de Estados Unidos y Rusia.
“No se trata de un programa espacial muy caro y está bastante bien calculado en cuanto a autonomía, eficiencia e independencia”, señala Isabelle Sourbes-Verger, investigadora del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS, Francia) y especialista en el programa espacial chino.
El programa lunar chino, denominado “Chang'e”, no tiene una fecha precisa para el envío de un primer hombre, pero los ingenieros aluden al horizonte de 2020, tras el lanzamiento, antes de 2013, de un cohete sin tripulación,
“Incluso si el alunizaje chino no se diera en el periodo previsto, lo que interesa más al Partido Comunista es la experiencia y el conocimiento técnico adquiridos, así como el fortalecimiento de prestigio nacional”, indica Peter Cugley, especialista en China del centro de investigación norteamericana CNA.

CARRERA ESPACIAL
Por lo demás, señalan los expertos, ya no estamos en la época de la carrera espacial de los años 60 y 70, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética se enfrentaban tanto ideológica como técnicamente, buscando un predominio mundial.
“En términos generales, China está detrás de Estados Unidos en términos de tecnología y de presencia en el espacio. Estados Unidos tienen decenas de satélites, los chinos sólo unos cuantos”, señala James Lewis, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, en Washington.
“Lo que preocupa, realmente, es la tendencia: la capacidad de China está en aumento, en tanto que los estadounidenses parecen estar atascados en un bache, pese a los miles de millones de dólares que han gastado”, subraya.
En todo caso, esto puede ser visto como el surgimiento creciente de China como una potencia de primer orden frente a Estados Unidos.
“Yo lo veo más como una confirmación de la decadencia norteamericana. Aunque tal vez este declive es temporal: el producto de los muchos errores cometidos por el gobierno de Bush”, indica Lewis.
Lo es cierto es que la perspectiva de ver a un chino caminando en las polvorientas soledades de Luna es una novedad para sus compatriotas.
“En 1969, el número de chinos que podían ver la televisión no era excesivo, por lo que ver un día a un hombre caminando en Luna será una primicia para ellos, puesto que la hazaña norteamericana no está arraigada en la imaginación de los chinos”, precisa Sourbis-Verger.
En esta perspectiva, sin embargo, Pekín no está solo en Asia, ya que Japón e India también tienen ambiciones lunares.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese