Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - [object Object] - N/A

Altos costos y resultados dispares para programa espacial de EEUU

-A A +A
 

El transbordador espacial estadounidense es la máquina voladora más compleja y costosa jamás construida, y aunque ayudó a poner en órbita un lugar de avanzada, la Estación Espacial Internacional, no cumplió su promesa original de hacer accesible para todos viajar al espacio.

    Cuando el programa de transbordadores prepara su retiro en julio tras el último viaje del Atlantis hacia la Estación Espacial Internacional (ISS), el legado contado en los libros de historia probablemente mostrará éxitos y fracasos, dicen los expertos.

    "Creo que el desempeño del programa de transbordadores ha sido dispar", dijo a AFP John Logsdon, asesor externo de la Casa Blanca y ex jefe del Instituto de Política Espacial de la Universidad George Washington.

    "Lo más destacado del programa fue demostrar la capacidad de los astronautas para hacer cosas útiles en el espacio", dijo.

    "El verdadero fracaso fue no estar a la altura de sus promesas originales de ser accesible y rutinario", agregó.

El historiador de la NASA Bill Barry recordó que el objetivo inicial de la nave espacial, cuando fue lanzada formalmente por el presidente Richard Nixon en 1972, era hacer de los vuelos espaciales una posibilidad para la gente común, no sólo de una élite preparada.

    "La meta original era... hacer los vuelos al espacio más baratos, más fáciles y no sólo competencia de pilotos altamente capacitados y con experiencia militar comprobada, sino que permitiera a la gente promedio ir a vivir en el espacio", dijo Barry.

    Pero la Casa Blanca mantuvo la presión sobre la NASA para reducir los costos de la agencia espacial que estaba diseñando el transbordador, un proceso que Barry sugiere que, de hecho, hizo subir los precios incluso en el largo plazo.

    "El programa nunca fue financiado al nivel que se esperaba. Los compromisos de diseño se hicieron cuando se estaba construyendo. Pero nunca fue barato o fácil de manejar", dijo.

    Sin embargo, el programa espacial ayudó a construir un revolucionario lugar de avanzada en órbita para los científicos del mundo.

    A pesar de que sufrió dos grandes desastres, cuando los transbordadores Challenger y Columbia explotaron en el aire en 1986 y 2003 respectivamente, la memoria general del programa será probablemente positiva, sostuvo Barry.

    "Creo que los historiadores del futuro verán el de los transbordadores como un programa espectacular", añadió.

    "Hemos hecho cosas increíbles con los transbordadores, la estación espacial, reparaciones en órbita, el Hubble", enumeró, refiriéndose al telescopio espacial Hubble, puesto en órbita por el transbordador Atlantis en 1990 y que ha permitido importantes avances en astronomía.

    "Es un gran éxito", que ha logrado un sitio en la imaginación popular e inspiró la película de James Bond "Moonraker", en 1979, incluso antes de despegar en su viaje inaugural en 1981.

    "Si le pides a los estadounidenses promedio, e incluso (a la gente) en todo el mundo identificar la forma de una nave espacial, una gran cantidad de niños va a dibujar algo que se parece a un transbordador", afirmó.

    Mirando hacia atrás, la clave de la caída del programa de transbordadores espaciales puede haber sido la enorme atención que le prestó la NASA durante tantos años, de acuerdo con Logsdon.

    "Creo que fue un error construir todo el programa espacial, o al menos el programa espacial humano, completamente alrededor del transbordador", dijo.

    "Debería haber sido visto como un experimento de primera generación... y reemplazado hace mucho tiempo... probablemente a principios de 1990 tras 10 o 15 años de operaciones".

    Logsdon señaló que la decisión de construir la Estación Espacial Internacional se tomó en 1984 bajo la administración del entonces presidente Ronald Reagan, quien quería que se hiciera en una década.

    Pero la construcción del laboratorio espacial no se inició hasta 1998, y el proceso se llevó casi 12 años.

    Según Logsdon, esto sucedió "tanto porque Estados Unidos estaba pagando por el transbordador, como porque la ISS realmente no tenía dinero para desarrollar un vehículo de sustitución pues no había un compromiso político suficientemente fuerte para proporcionar los recursos necesarios para ello".

    Con el final del programa espacial, Estados Unidos se queda sin forma de enviar astronautas al espacio hasta que el sector privado pueda construir un nuevo transporte, un proceso que probablemente tomará de cuatro a 10 años.

    Los jefes de la NASA dicen que el fin del programa de transbordadores era inevitable, y que la nave espacial del futuro se puede construir en cooperación con empresas como Boeing, SpaceX y Sierra Nevada.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63892 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese