Indicadores económicos
2017-04-29

Dólar (TRM)
$2.947,85
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,07
UVR, Hoy
$249,11
Petróleo
US$49,33

Estado del tiempo
2017-04-29

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 09:36

Marea max.: 23 cms.

Hora: 01:30

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-04-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Brasil refuerza seguridad de centrales nucleares tras Fukushima

La bahía de Angra dos Reis, a 150 km de Rio de Janeiro, de aguas calmas y transparentes, es un rincón de paraíso tropical para miles de turistas. Pero es también donde se encuentran las dos únicas centrales nucleares de Brasil, blanco de ecologistas que reclaman su cierre tras la crisis en la japonesa Fukushima

Las autoridades brasileñas han demostrado confianza en los procedimientos de seguridad de las plantas. Sin embargo, José Manuel Diaz Franciso, encargado de la seguridad en la empresa pública Electronuclear, confió a la AFP que los procedimientos comenzaron a ser reforzados. 

“Tenemos acciones en curso (para aumentar la seguridad) pero (el accidente en la central nuclear japonesa) Fukushima los aceleró”, destacó. 

Frente al mar, las plantas están rodeadas de cerros cubiertos de vegetación tropical, donde los deslizamientos de tierra son frecuentes.  

CENTRAL NUCLEAR

Brasil, que junto con Argentina son los únicos países sudamericanos en poseer una central nuclear civil, dispone de dos usinas en funcionamiento: Angra I (657 MW) inaugurada en 1985 y Angra II (1.350 MW), en 2001. 

Luego de 24 años de polémica, los trabajos de construcción de Angra III (1.400 MW) fueron retomados en junio de 2010 y deberían concluirse en 2015. 

Angra I y II proveyeron el 32% de la electricidad consumida en el estado de Rio de Janeiro el año pasado. Sin embargo, la energía nuclear continúa representando solo el 3% de las fuentes energéticas del gigante sudamericano. 

Gracias a numerosos y poderosos ríos, el 85% de la electricidad producida en Brasil es de origen hidroeléctrico, pero esas fuentes se harán cada vez más escasas a partir de 2020, advierten los expertos, mientras las necesidades energéticas del país en pleno crecimiento deben seguir aumentando. 

MÁS USINAS NUCLEARES

Brasil prevé construir de cuatro a ocho usinas nucleares hasta 2030, a pesar de la oposición de la población. Según un estudio de la consultoría Ibope, publicado la semana pasada, el 57% de los brasileños temen un accidente nuclear y el 54% se opone a la energía atómica. 

El vocero de Electronuclear afirmó que los reactores de las centrales de Angra son más seguros que los de Fukushima, afectada por un violento terremoto seguido de un tsunami en marzo. El accidente fue clasificado en nivel 7, el más elevado en la escala de acontecimientos nucleares y radiológicos. 

“Brasil utiliza la tecnología PWR (reactor de agua presurizada, por sus siglas en inglés). En Japón usan el BWR” (reactor de agua hirviendo, por sus siglas en inglés), una tecnología más peligrosa, según Diaz Francisco. 

Tras el accidente japonés, Electronuclear prevé la construcción de una pequeña hidroeléctrica instalada al borde del agua, como alternativa para enfriar los reactores en caso de una avería generalizada. 

En caso de un deslizamiento que bloquee la única ruta de evacuación, las autoridades prevén construir muelles para retirar por mar a los 20.000 habitantes próximos de las centrales. 

Pero, para la organización ecológica Greenpeace estas medidas continúan siendo insuficientes. 

El lunes, militantes manifestaron frente al Banco público de fomento BNDES, que debe financiar más del 60% de la construcción de Angra III, estimada en unos 9.000 millones de reales (unos 5.800 millones de dólares). 

“Pedimos la suspensión de ese préstamo. Brasil tiene los medios para remplazar la energía nuclear por fuentes renovables más seguras, como la biomasa o la energía eólica”, declaró a la AFP Ricardo Baitelo, responsable de las campañas anti nucleares de Greenpeace. 

Para la organización, este es el momento para que el gobierno revise su plan de construcción de nuevas centrales nucleares.  

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese