Indicadores económicos
2017-08-17

Dólar (TRM)
$2.967,32
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.474,73
UVR, Ayer
$251,76
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$46,78

Estado del tiempo
2017-08-17

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 12:26

Marea max.: -31 cms.

Hora: 20:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El espacio, más sueño que realidad para los astronautas sin transbordadores

La última misión del Atlantis, que pone fin a la era de los transbordadores espaciales de Estados Unidos, hace que volar al espacio se vuelva más un sueño que una realidad para muchos astronautas, que no ocultan su frustración.  

“Es difícil porque ahora tenemos muchas menos oportunidades de volar al espacio”, se lamentó Steve Robinson, de 55 años, un astronauta estadounidense que participó en cuatro misiones a bordo del transbordador espacial.  

“Somos astronautas, esto es lo que hacemos para ganarnos la vida y nos gustaría tener todas las oportunidades posibles de ir al espacio”, dijo en una entrevista con la AFP.  

Con el regreso del Atlantis a la Tierra, previsto para este jueves a las 09H56 GMT en Florida (sureste de Estados Unidos), la agencia espacial estadounidense NASA finalizará su programa de transbordadores tras tres décadas de servicio.  

“Creo que mantener los transbordadores unos años más hubiera sido una solución posible” para no dejar a Estados Unidos sin transporte orbital para sus astronautas, opinó.  

Hasta la construcción de un nuevo vehículo espacial estadounidense, probablemente comercial y no antes de 2015 a 2020, la NASA dependerá exclusivamente de las cápsulas rusas Soyuz, a un costo de 51 millones de dólares el asiento, para llevar a sus astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS), en su mayor parte financiada por Estados Unidos.  

“Tenemos una estación espacial, la ISS, pero no un taxi para llegar hasta allí”, ironizó Robinson. 

Esta decepción es compartida por Shannon Walker, una astronauta estadounidense de 46 años, que nunca viajó en un transbordador sino solamente en un Soyuz para ir a la ISS, donde pasó 161 días en 2010 como ingeniera de vuelo.  

“Esto es sin duda un cambio con respecto al comienzo del programa de transbordadores, cuando los astronautas podían volar varias veces a bordo de esa nave”, capaz de transportar hasta siete astronautas, dijo a la AFP. Y agregó: “Es verdad, ahora hay menos oportunidades de ir al espacio”.  

“Cuando no volamos no quedamos inactivos porque tenemos tareas técnicas”, señaló.   “Actualmente hay 17 astronautas estadounidenses en entrenamiento para futuras misiones a la ISS”, señaló la astronauta, precisando que son necesarios hasta dos años y medio para prepararse para un vuelo espacial.

“Hay ciertamente necesidad en Estados Unidos de un cuerpo de astronautas, dos de los cuales son necesarios para la tripulación permanente de seis miembros de la ISS”, cuya utilización se extendió de 2015 hasta 2020 por lo menos, dijo Scott Pace, director del Instituto de Política Espacial en Washington y ex alto responsable de la NASA durante el gobierno de George W. Bush.  

“El número de astronautas, que ha ido disminuyendo en los últimos años debido a las bajas naturales, con el fin de la era del transbordador seguirá siendo reducido, manteniéndose cerca de la cifra actual de 61 miembros”, de los cuales hoy 33 son militares, dijo Pace a la AFP.  

“Cada dos o tres años, la NASA hará un llamado para seleccionar algunos nuevos”, agregó.  

El cuerpo de élite de los astronautas estadounidenses, con sede en el Centro Espacial Johnson en Houston, Texas (sureste), contaba con más de 149 miembros en 2000 y se redujo un 59% en los últimos diez años. Los hombres siguen siendo una gran mayoría frente a las mujeres, que suman apenas una docena.  

El jefe de la NASA, Charlie Bolden, un ex comandante del transbordador, dijo la semana pasada en el Congreso que esta situación “no quiere decir que Estados Unidos abandone los vuelos espaciales tripulados”.  

“Tenemos mucho que hacer para garantizar el funcionamiento de la ISS durante al menos los próximos nueve años”, insistió, indicando que la NASA acaba de aprobar la selección de astronautas para ir a la ISS en 2015 y 2016.  

“Es verdad que los jóvenes que hoy en día sueñan con convertirse en astronautas no podrán volar a bordo de un transbordador, pero podrán caminar un día en Marte”, afirmó Bolden, quien no se considera “ingenuo, sino solamente optimista”.  

“El sueño de ir al espacio no está muerto”, afirmó por su parte Walker. “Cuando voy a una escuela y pregunto quién quiere ser astronauta, toda la clase levanta la mano”, dijo a la AFP.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese