Coches turísticos evidencian falta de autoridad

18 de febrero de 2013 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un asunto que evidencia la falta de autoridad en Cartagena es la ausencia de una regulación clara de los coches turísticos.
A pesar de los decretos 0632 de 2002 y 0647 de 2003 que reglamentan las especificaciones que deben tener los carruajes, todos son violados diariamente sin que la Policía, la Umata, y Corpoturismo hagan todo lo que les corresponde.
El aspecto más indigna a la ciudadanía es el número de pasajeros que de manera abusiva son llevados en estos vehículos, a pesar de que el decreto 0647 es claro al establecer que pueden viajar un máximo de 4 pasajeros adultos y un niño menor de 12 años.
Dos niños complementan un cupo de adultos.
No obstante la realidad es diferente. Los hay que llevan hasta 8 y 10 pasajeros ignorando la agonía del caballo que finalmente es el que sufre la desconsiderada carga.
Este primer punto, que tiene que ver con el bienestar del animal, le corresponde a la Unidad de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata), en cabeza de Luis Magín, director de esta entidad.
Al cuestionarlo sobre esto el funcionario aduce que necesita la ayuda de la policía metropolitana. “Necesitamos apoyo policivo, agentes que estén capacitados y sepan reconocer y actuar ante un caso de maltrato animal”.
Magín agregó que no solo estar lesionado, desnutrido o llevar más de 4 pasajeros es maltratar al animal, “también hacerlos correr sobre el pavimento”.
¿Y Corpoturismo?
El decreto 0647 también establece que los coches deben estar pintados de rojo y negro, y que cualquier otra modificación deberá ser estudiada y aprobada por la Corporación Turismo Cartagena de Indias.
Sin embargo, cada vez son más comunes los coches blancos de 6 puestos.
Mientras algunos ven con buenos ojos este cambio aduciendo que “se ven más bonitos y elegantes”, los defensores de los animales contrarrestan esta opinión argumentando que “estos coches son más pesados para el caballo y más espaciosos, lo que hace más incontrolable que los cocheros sólo transporten los 4 pasajeros que establece la ley”.
Microchip
El asunto no pareciera difícil de resolver si se tiene en cuenta que hace al menos 3 años el Distrito invirtió en 120 microchips (circuitos electrónicos), que fueron presentados como la solución a esta problemática.
“El microchip es prácticamente un ADN que permite individualizar al caballo y responsabilizar al dueño por el maltrato que pueda recibir”, explica el director de la Umata.
Al cuestionarlo porqué esto no se había dado, el funcionario responde que se debe a que los cocheros se resisten, “e incluso pusieron abogados”.
En comunicación con El Universal, Julio Martínez, representantes de Cocheros en Cartagena afirmó que sí están dispuestos a que los caballos les sean puestos los microchips.
Opiniones
Los visitantes de El Universal en Facebook opinaron sobre el tema.
Yessi Reyes Buelvas: “Qué tristeza esos pobres animalitos trabajando tan duro todos los días hasta altas horas de la noche sin derecho a descansar. ¡Ya basta!”.
Mayra Berrocal: “Aunque las leyes para reglamentar los coches turísticos existen hace años, igual se lo pasan por la faja”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS