Codornices para superar pobreza

21 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

3.000 codornices fueron entregadas por la Unidad Municipal de Atención Técnica Agropecuaria (Umata) a organizaciones de mujeres de los barrios más pobres de Cartagena. Esta entrega hace parte del programa de Seguridad Alimentaria que maneja el Distrito a través de la Umata, donde se benefician alrededor de cinco mil familias de los barrios, corregimientos, veredas y zonas insulares. Con este programa, que trabaja también los patios productivos, estanques piscícolas, gallinas ponedoras, pollos de engorde y ahora codornices ponedoras, se trabaja la parte de nutrición en familias pobres de la ciudad. Según Luís Magín Guardela, director de la Umata, con la introducción en este programa de las codornices se incluyen nuevas proteínas animales, en vista de que aportan gran valor nutritivo, se pueden criar mayor número de ellas en menor espacio y además, sus huevos se comercializan a mejores precios. “Las codornices ocupan menos espacio. En un metro cuadrado caben 150 codornices, de las cuales el 90 por ciento van a producir huevos diariamente. Estas codornices se entregan de un tamaño considerable y la semana siguiente ya están poniendo huevos”, asegura. Guardela señala que los huevos de las codornices son bastante nutritivos, tienen buena demanda en el mercado y contienen menos colesterol. Con el programa también se benefician poblaciones de adultos mayores, madres cabezas de hogar y microempresarios que trabajan en el sector agrícola. Una de estas personas que se benefician con el programa es Marqueza Peña, quien forma parte de una organización compuesta por catorce mujeres más, llamada Mujeres de Perrenque, la cual trabaja con patios productivos en sus casas, cultivo de peces en estanques y cría de gallinas ponedoras y ahora de codornices. “Este programa es de mucho beneficio para nosotras y nuestras familias. Además, bastantes familias se han aprovechado de él, en muchas veredas y corregimientos”, comenta esta mujer agricultora. Dentro de este grupo de mujeres, también se encuentra Nelsy Montes y Ana Bautista, esta última comenta sobre los beneficios que le ha sacado a este proyecto. “Nos hemos beneficiado bastante, ya que los huevos que ponen las gallinas los vendemos en las exposiciones de Liga pa’ todos y a nuestros vecinos y en las tiendas. Con ese dinero compramos lo que necesitamos para seguir produciendo. También nos alimentamos con ellas”, dice. Las personas de escasos recursos que deseen poner en marcha un proyecto con gallinas ponedoras o codornices, pueden acercarse a las oficinas de la Umata ubicada en Manga, Tercera Avenida número 28 – 62. 20Codornices.JPG CORTESÍA

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS