Combatir las ratas con gatos es de alto riesgo

04 de abril de 2013 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los roedores tienen acorralado a Manga, especialmente a sectores como Las Colonias, la Cuarta Avenida y las áreas urbanas paralelas al Caño de Bazurto. El problema debe ser tratado con mucha precaución, ya que una plaga no se debe combatir con otra plaga.
El cuidadoso llamado es de la médico veterinario María Lina Simancas Mogollón, especializada en Laboratorio Clínico Veterinario y docente de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA), y se refiere a la gente que acostumbra a poblar sus casas de gatos para ahuyentar a las ratas (Lea: Cuídese de ratas y ratones).
La profesional explica que la grave insalubridad que existe en la ciudad por la abundancia de ratas es multifactorial, y esa amenaza se debe controlar con instrumentos como la concientización  y educación en la gente, que realmente no está formada para la desratización o para prevenir que la plaga permee la intimidad de sus inmuebles.
Ocasionalmente “las autoridades realizan programas desratización, pero no hacen seguimiento a un problema que a pesar de ser epidemiológico, no hay información confiable sobre el número de casos reportados de personas con leptospirosis”, dice la médico veterinaria.
CUIDADO CON EL REMEDIO
María Lina Simancas explica que puede ser peor el remedio que la enfermedad cuando se recurre a los felinos para contrarrestar a los roedores, “ya que corres el riesgo de contaminar a los gatos con leptospirosis, y además la falta de control reproductivo de estos animales conduce a otro problema que es la sobrepoblación de gatos, y como tal eso es un riesgo sanitario” (Lea: El gato, no de los grandes depredadores del mundo).
La falta de control a la natalidad de estos mamíferos trasciende a lo sanitario, y esto implica la peligrosa presencia de parásitos como el Toxoplasma Gondii, que tiene en el gato a su huésped definitivo, y al entrar en contacto con el humano le contagia una infección severa llamada Toxoplasmosis, que puede afectar el cerebro, los pulmones, el corazón, los ojos y el hígado.
Los factores de riesgo son indiscriminados en este círculo vicioso interminable y descontrolado que se crea cuando se pone al gato a cazar ratas y ratones, pues además los roedores son el reservorio de la leptospira, la bacteria que produce una agresiva enfermedad llamada Leptospirosis.
RECOMENDACIONES
Para aislarse del círculo vicioso dosificado por el gato, la rata y el humano, la veterinario María Lina Simancas imparte ciertos procedimientos preventivos de enfermedades.

  1. A quien tiene gato le recomienda no tener contacto íntimo con el animal, es decir, nada de besarlo, ni de acercar la boca de la persona a la del felino, y tampoco dormir con el animal ni compartir el mismo plato para los alimentos.
  2. Si usted le pone al gato un collar sonoro o cascabel, el animal cumplirá su función de ahuyentar a la presa, y de esa manera ya no tendrá contacto con la presa contaminada.
  3. Las campañas de desratización del Dadis son buenas, pero esta entidad se desgasta si la gente no se concientiza de hacer un manejo adecuado de los residuos que genera, para no despertar interés en los roedores. Si no hay conciencia, el problema jamás acabará.
  4. Es necesario e inaplazable hacer los controles indicados contra los roedores, de manera periódica, en el Mercado de Bazurto y en las casas, restaurantes, colegios y comercios de víveres.
  5. Hay que reeducar a los adultos a fin de garantizar que el niño y adolescente reciban una buena formación desde su hogar.
  6. Hay que hacer un esfuerzo grande por esterilizar las superpoblaciones de gatos. ‘Confabularse’ con una plaga para sacar a la otra, no conduce a solución alguna, y por el contrario conspira a favor de la insalubridad.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS