Comerciantes de Las Bóvedas, "atropellados"

16 de julio de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Preocupados por el futuro del negocio que manejan desde hace más de 20 años, están los comerciantes de artesanías en El Cuartel de Las Bóvedas.

Aseguran que sin aviso previo, ni conciliación, la Escuela Taller Cartagena de Indias (ETCAR), administradora de ese cuartel desde 2012, aumentó de manera excesiva el canon de arriendo.

“En el contrato de arrendamiento que firmamos en 1991 con el Ministerio de Obras Públicas, a través de la Sociedad de Mejoras Públicas, encargada de administrar ese inmueble, se fijó que el canon se reajustaría cada 12 meses en un 25%, salvo disposición legal en contrario”, contó Oliverio Paternina, abogado y presidente de la asociación de Comerciantes de Las Bóvedas.

“Pero desde 2003 -anotó- por una solicitud que hicimos, la Sociedad de Mejoras Públicas reconsideró ese aumento en el canon de arrendamiento y aprobó fijarlo de acuerdo al IPC en lo sucesivo. Además para evitar el atraso en el pago, se adicionó un estímulo, descontando el 10% del valor del canon a quienes pagaran los cinco primeros días de cada mes”.

Paternina aseguró que con la entrada de la ETCAR en 2012, las “reglas del juego” cambiaron. “De una decidieron quitar el incentivo del 10% sin explicar por qué (...) Ellos nos mandaban mensualmente las cuentas de cobro, en donde se establecía el monto que debía pagar cada arrendatario. Nosotros cancelábamos y después nos mandaban una factura, pero en octubre o noviembre de 2015 dejaron de mandarlas”.

El abogado explicó que como la mayoría de los contratos fueron suscritos el 1 de diciembre de 1991 y es en enero que se establece el IPC, a los recibos de diciembre siempre se les colocaba el pago como “anticipo” y una vez definido el IPC, en enero se les informaba a los comerciantes el nuevo canon y la cuantía de diferencia para el mes de diciembre anterior, que todos pagaban sin reparos.

“Este año, en enero nos enviaron las cuentas de cobro sin aplicar el incremento del IPC, sino que les pusieron nuevamente ‘abono’ al canon. Eso nos llamó la atención”.

En busca de una respuesta, los arrendatarios de Las Bóvedas solicitaron una reunión con el director general de la ETCAR, Jair Tuñón, quien los citó pero según ellos, nunca los atendió.

“Presentamos un derecho de petición para que nos aplicaran el aumento del IPC, según lo acordado desde 2003, y nos explicaran cuál es la consecuencia jurídica de que nos pongan en la factura ‘abono’ al canon, en lugar de pago. La ETCAR nos responde que desconoce esa carta donde se establece el aumento de acuerdo IPC, por lo que se basan en los contratos antiguos, donde se dice que es del 25% anula”, dijo Paternina.

Advirtió que lo más alarmante es que “según ellos las cuentas dicen abono al canon porque debemos abonar a intereses y no a capital, lo proyectado como el 25% de aumento anual del canon de arriendo desde 2003. Y nos mandan el canon que debemos pagar este año, según ese porcentaje, de modo que pasaríamos de un millón 400 mil pesos mensuales, que es lo que paga el promedio, a 18 millones de pesos mensuales”.

Por esa situación, que califican de “atropello”, enviaron un derecho de petición a la Sociedad de Mejoras Públicas el pasado 17 de mayo. Allí le solicitaron enviar a la ETCAR y al Ministerio de Cultura las actas donde se acordó que el incremento del canon de arrendamiento se haría de acuerdo al IPC. “La Sociedad de Mejoras Públicas mandó a la ETCAR toda la documentación que soporta el arreglo de los arriendos y no sabemos qué pasará. Estamos esperando una respuesta desde mayo, pero siguen poniéndonos ‘abono’ en las facturas”.

¿QUÉ HAY DETRÁS?
Jorge Moisés, otro de los afectados, manifestó que “la consecuencia es que nosotros incurramos en mora, porque la utilidad de la artesanía, que es el objeto del contrato, es muy baja y no podemos pagar ese monto. Además nos imponen una deuda abismal que llega a 600 o 700 millones de pesos por arrendatario, y seguiría la restitución del bien inmueble. ¿Quién está detrás de eso? No lo sabemos, pero es evidente que hay intereses de por medio”.

Este diario intentó obtener una declaración del Ministerio de Cultura, pero esta entidad informó que contestaría a nuestras preguntas a inicios de la próxima semana.

ETCAR RESPONDE
En atención a lo manifestado por los arrendatarios de Las Bóvedas, la entidad aclaró que desde diciembre se ha comenzado a dar aplicación completa a las cláusulas de dichos contratos, los cuales prevén reajustes al canon de arrendamiento cada vez que estos se renuevan.    

Aseguró que los valores que están pagando actualmente no corresponden con lo pactado en los mismos, por lo que se adelantan procesos judiciales para que  la justicia determinar el alcance de los acuerdos.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS