Comerciantes de muebles y colchones se oponen a obras de Transcaribe en Bazurto

31 de marzo de 2011 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Por segunda vez en menos de dos meses los administradores de varios negocios formales de Bazurto, contiguos al Centro Comercial Colonial, se opusieron ayer al inicio de uno de los frentes de trabajo del tramo 5A de Transcaribe, entre Puente de Bazurto y La Popa.
Estos comerciantes, en su mayoría se dedicados a la venta de muebles y colchones, dicen que no permitirán el arranque de los trabajos del macroproyecto frente a sus locales hasta tanto el Distrito y Transcaribe les ofrezcan alternativas para evitar la quiebra que consideran, les puede causar las obras.
El grupo de comerciantes impidió que los ingenieros y obreros del Consorcio Cartagena 2010, a cargo del tramo 5A, instalaran el cerramiento en este sector, y ante el intento de los operarios por persuadirlos, les respondieron que sólo hablarán con la alcaldesa Judith Pinedo Flórez y con el gerente de Transcaribe, Enrique Chartuni González.
Advierten los protestantes que están dispuestos a organizar una movilización para exigir el respeto de sus derechos y la solución a los problemas que creen están por venir por cuenta de las obras del macroproyecto.

SOLUCIONES
Marlin Marrugo Dorado, administradora de Muebles Córdoba y una de las voceras de los inconformes, dice que son 11 los arrendatarios de negocios que piden atención de la Alcaldía y que hasta ahora no han recibido apoyo alguno.
“Este proyecto no ha tenido la socialización suficiente y por eso ha sido difícil expresar nuestra preocupación porque aquí los únicos que se han beneficiado son los dueños de locales comerciales, y nosotros como arrendatarios somos los afectados porque las ventas van a bajar y no vamos a tener dinero suficiente para pagar el alquiler de estos sitios que cuestan en promedio $3 millones mensuales”, manifiesta Marrugo.
Doribel Tapias Berrío, gerente del Frigorífico Candelaria, estima que hay dos alternativas para superar este inconveniente: la primera es que el Distrito se haga cargo del pago de arriendo de locales durante el tiempo que dure la intervención frente a sus negocios, o que medie para que los dueños de estos sitios congele el cobro de los alquileres por varios meses.
“Hemos hablado con los propietarios de los locales a los que ya Transcaribe les compró parte del frente de sus predios y nos han dicho que las consecuencias de los trabajos son problema de nosotros y que no pueden solucionarnos nada”.
Wilson García Acuña, administrador del Almacén Nuevo Cazador, dice que “no ha habido socialización y mucho menos intención de hacer un acuerdo para que el contratista se comprometa a cumplir un cronograma estricto de trabajo que nos permita saber qué día empiezan las obras y cuando terminaría. No se atreven a hacer eso porque seguramente no cumplirían”.  
Marlin Marrugo, por su parte, advierte que “mientras no nos arreglen los problemas que tenemos no vamos a dejar que Transcaribe cumpla su función”.
La lista de negocios involucrados en la protesta la completan Mueblería Nuevo Roble, El Gangazo, Del Caribe, Del Oriente, La Ganga, Colombia, La Rebaja y un parqueadero.

ANTECEDENTES
El 4 de febrero de este año los mismos comerciantes de ayer impidieron que arrancaran los trabajos de Transcaribe frente a sus negocios, con una protesta que por poco termina en enfrentamientos con la policía antimotín que ese día acudió al sector para escoltar a los obreros encargados de instalar el cerramiento del área por intervenir.
Al final fueron postergadas las obras, hasta ayer, cuando de nuevo se frustró la intención del contratista.
Posteriormente un grupo de personas que labora como vendedores y cargadores de muebles y colchones en este sector interpuso varias tutelas para frenar las obras hasta que se les incluyera en programas de formalización del Distrito. Las acciones fueron rechazadas por varios juzgados de la ciudad.
Las obras del 5A de Transcaribe están a cargo del consorcio español Cartagena 2010, que tiene plazo hasta diciembre de este año para entregar esta fase que es vista como es la más difícil del proyecto por los problemas de reubicación de vendedores informales y ahora con la oposición de comerciantes formales.

SIN RESPUESTA
El Universal intentó obtener la declaración del alcalde de la Localidad de la Virgen y Turística (2), Reinaldo Manjarrez Muñoz, quien tras varias llamadas que se le hicieron no contestó su celular.
En este caso de oposición por parte de los comerciante, Manjarrez es el encargado de garantizar la ejecución de los trabajos e instalación de polisombra, si es necesario con apoyo de la Policía Metropolitana de Cartagena.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS