Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

David Manzur en Cartagena

-A A +A
 

La luz de David Manzur resplandece hoy sobre Cartagena de Indias. Algo más que una visita efímera, su sola presencia tiene una irradiación sobre el destino del arte colombiano.

Es el preludio de una epifanía. Todo lo que toca y revela el artista, lo que imagina y delinea con sus manos prodigiosas, es una luz que perdura sobre el tiempo. Viene con grandes sorpresas para Cartagena de Indias. Este privilegio de su presencia se debe a la iniciativa de la Fundación Arte es Colombia, presidida Francia Escobar de Zárate, en convenio con el Museo de Arte Moderno de Cartagena. El artista visitará el Museo de Arte Moderno de Cartagena y dialogará con sus directivas para precisar aspectos técnicos de su exposición individual a finales de enero de 2010.
En segundo lugar, y esta es de veras una sorpresa maravillosa para Cartagena de Indias: El artista David Manzur prepara un “Homenaje a Velásquez”, óleo sobre lienzo de 2 metros x 130 cms, que donará a la colección del Museo de Arte Moderno de Cartagena en 2010.
En tercer lugar, el artista tendrá una hora disponible entre las 5 y 6 de esta tarde para conversar con estudiantes, artistas y público interesado en el Salón Pierre Daguet de Bellas Artes. Un acto libre, humano, generoso, de ese ser extraordinario, sensible y prodigioso que es David Manzur. El artista quiere ver los rostros y el espíritu de esta ciudad en ese antiguo convento que hoy es la Institución Universitaria Bellas Artes de Cartagena. La misma que dirigiera en 1889 el gran retratista Epifanio Garay.
Viene como siempre iluminado con su alma juvenil y su vocación de atrapar y desaparecer la luz. Viene Manzur con su universo de criaturas singulares con la que ha dotado de belleza y significado los pasos dorados del arte colombiano. Esas criaturas suyas parecen cruzar el ámbito encantado de los sueños: caballos y dragones alados, guerreros y criaturas alcanzadas por la flecha del amor, el espejismo y la batalla. Aletean sus colores erizados de inquietante alegoría, sedientos de una luz que reconcilia el mundo con sus maravillas primigenias.
¡Qué privilegio para Cartagena de Indias!

Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64041 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Es un honor poder contar con

Es un honor poder contar con su presencia, pero también es muy placentero que nuestro periódico comunique noticias de esta envergadura, que sean portadores del amor y la paz que debe reinar en nuestra hermosa Cartagena. Te felcito Gustavo por tu asidua labor cultural

Gustavo desde el silencio y

Gustavo desde el silencio y la tranquilidad de su escritorio, es un incansable de la divulgación cultural en nuestra ciudad. Gracias Gustavo, sin alardes vas dejando huellas.

El conversatorio con el

El conversatorio con el artista será una bonita oportunidad para que los hacedores de artes plásticas locales puedar exprimirle al maestro el jugo se su sapiencia pictorica, su vivencia artística, y que el momento no sea aprbechado por los aduladores de siempre, que en vez de preguntas sobre la temática plástica, dejan oir sus largas peroratas de alavanza al invitado, disfrutando ellos de oirse a sí mismo, olvidandose que NO vamos es a escucharlos a ellos.