Indicadores económicos
2017-05-24

Dólar (TRM)
$2.904,61
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.257,52
UVR, Ayer
$250,03
UVR, Hoy
$250,07
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-05-24

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 14:30

Marea max.: 27 cms.

Hora: 22:28

Dirección viento: Sur sureste

Intensidad viento: 4 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-05-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El Sayayín será sepultado hoy con música

El cantante de champeta John Jairo Díaz Sayas será sepultado a las 4 de esta tarde en Jardines del Recuerdo.

No podrán matar tu música, Sayayín. Viviano Torres, Anne Swing y todos los muchachos de la champeta son un mar de lágrimas, pero te acompañarán hasta la última morada con música. En los Jardines del Recuerdo. Ese ceremonial es un homenaje que te hacen los músicos. Viviano anda buscando transporte para movilizar gente y músicos.

A la 1 de la tarde de hoy lunes te esperarán en Olaya Herrera en el sector El Tancón, todos los músicos que han compartido contigo: Sergio Liñán (El afinaíto), Edison Gomez (Edijey), Lilibeth Martínez, Michel Cervantes, Francisco Corrales (Elio Boom), José Antequera (Mister Black), Álvaro Almario (Álvaro el Bárbaro), Edwin García (El maestro), Israel Gomez (El Twiter), Melchor Pérez (El Cruel), Luis Alfredo Torres (El Rasta), Leandro Barón (El Encanto), Jorge Luis Ramos (El Ito), Carlos Reyes (Charles King), entre otros, y de allí saldrán para el cementerio, mientras bajo el cielo olayero y cartagenero resonarán tus canciones pegajosas e inolvidables “La suegra voladora”, “La nubecita”, “Paola”, “La Chica de Mis Sueños”, “Buscándote”, entre otras.

Esa música suena ahora con lágrimas en Canapote y El Tancón, dos barrios en donde viviste hasta los catorce años, junto a tu abuela Francisca Martínez. Que lo sepa tu mamá: Luz Marina Díaz: la música cartagenera y colombiana está de luto. Hay repudio nacional por todas las formas de violencia. Y consternación por tu partida. El absurdo y la fatalidad se ha llevado esta vez a una estrella de la música champeta. A ti, John Jairo Sayas (Sayayín). Ayer conversando con Viviano él nos decía que la música champeta no tiene nada que ver con la violencia. No hay música violenta ni marginada, sino hombres y mujeres marginados y violentados.

Rafael Moreno, tu  manager, había contratado a un médico especialista de Bogotá que llegó pero no alcanzó a ver con vida.

Chica Morales, que ahora es la gerente de Sayco, lamenta tu absurda muerte y recuerda que fuiste el más animoso de los participantes en el primer concierto de champeta en la Plaza de la Aduana. Nadie  puede negar que fuiste y serás un ídolo en las barriadas populares de Cartagena y un talento musical reconocido en todo el país. La música se impuso desde temprano en tu vida. Lo único que quisiste estudiar fue la música. Estudiaste hasta quinto grado de primaria. Te sobrevivirá la música, Sayayín. Matan a las personas, pero no su música.



La noche fatal



Desprevenidamente, dicen los familiares de Sayayín, el cantante aceptó la invitación de alguien que dijo querer tomarse unos tragos con él,  en la noche del 26 de junio de 2012.  Pero antes, sugirió invitar al baterista de la agrupación 4-40, Montes de Oca.

El artista salió con dos mil pesos en su bolsillo. Llegaron primero al Bar Los Cerezos,  luego a un segundo establecimiento y finalmente, al Estadero Mi Hermano y Yo, en donde irrumpieron dos tipos haciendo disparos. Un hecho extraño que está siendo investigado es que la persona que lo invitó salió antes de la llegada de los sicarios, lo que ha suscitado la inquietud de los familiares. Uno de esos disparos  impactó en el cuerpo de Sayayín, su cavidad abdominal y su pulmón izquierdo, que comprometió cuatro de sus órganos. Luego de diecinueve días en cuidados intensivos, el cuerpo no resistió y ayer, a las 3 de la madrugada, falleció tras sufrir un shock séptico en la Fundación Reina Madre de Sincelejo. Así lo confirmó Wilson Uribe, Director del Instituto Colombiano de Medicina Legal en Sucre.



Lo que dicen los lectores



Filo Martinez-Aparicio DelaHoz:  La primera vez que conocí los labios de una mujer, estaba yo bien pelao “espelucao”, en el barrio El Recreo.

Rafael Martinez Movilla: No soy fanático del género de la Champeta pero culturalmente es mi herencia cartagenera, crecí escuchando las canciones del Saya, nadie merece un final así. Paz en su tumba

Greyce Salgado Monterroza Particularmente las canciones del saya como Paola y la nube voladora marcaron mi infancia y me acercaron a este ritmo popular de una manera divertida y pegajosa.



Avilez Yara: cuando compuso la Suegra Voladora, la champeta en Cartagena tocó otras esferas de la sociedad, se comenzó a escuchar en los estratos más altos.



Niinoska González Vega Su música marcó parte de la infancia de muchos en la ciudad. Paz en su tumba.

Juan Miguel Caldera Quintero: “El Sayayin” marcó un antes y un después para la champeta, porque la volvió socialmente aceptada, ya no sólo se escuchaba en los Pick Up`s sino que en las más elegantes discotecas y sin distinción de posición social todos disfrutamos de sus canciones.

Melissa Urueta Marquez: Inolvidable, quien no recuerda Paola, la única canción del genero nacional e internacionalmente reconocida, paz en su tumba.



Epílogo



El Sayayín deja al morir, tres hijos: Regina,  una niña de 11 años de edad con tu primera compañera Natalie, y dos niños con Ivonne de la Espriella, con quien vivía en la actualidad

Nohemy Sayas Díaz, así como su madre, Luz Marina Díaz, claman justicia para que el homicidio de la estrella de la champeta no quede impune.





Así lo recordamos



Luis Torres (“Louis Towers”: Nos sentimos muy triste, él no era un hombre problemático, no se metía con nadie. Lo voy a recordar como una persona divertida, mamadora de gallo y con sentido del humor enorme, que hacia reír a cualquiera.

Lo define como un costal de pura mamadera de gallo. A él debieron tenerle mucha envidia, hay gente así que no le gusta el triunfo de otro.



Charles King: “Era una gran persona, sencillo, hacia reír a la gente. Deja un hueco profundo en la champeta, ya que él dio un aporte muy interesante a este género, Hizo que sus canciones traspasaran la costa y llegaran a ser escuchadas fuera a nivel nacional y en el extranjero.

Colombia debe cambiar su concepto, esa la falta de respeto hacia la vida del otro.



Rafael Moreno (compositor y productor musical de John Jairo Díaz Sayas): Era un músico extraordinario, fantástico, iba siempre un paso adelante en la creatividad, siempre estaba innovando con nuevos estilos, la muestra de su éxito se ve en los millones de reproducciones que tiene sus temas musicales en la web. ¡Qué triste perdida!


Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese