García Márquez encara el fantasma del olvido

-A A +A

Recursos relacionados

Participe

El mundo reacciona con tristeza ante la salud de García Márquez, y expresa gratitud inmensa al genio de las letras.

Al abrir el periódico muy temprano,  mi amigo, el joven y destacado historiador Javier Ortiz, en México, se encontró con una noticia que lo dejó paralizado.

  La noticia del viernes 6 de julio de 2012, de la agencia AFP tenía como título devastador: “Gabriel García Márquez padece demencia senil”.

La noticia circuló en las redes sociales, y en medios como Milenio, La Jornada, Univisión, entre otros.

¿Es cierto esto?- me preguntó Javier.

“A mediodía abrí mi correo de yahoo y lo primero que vi fue esa noticia”, y compartió su visión personal: “Un hombre de esa talla la vida no debe mostrarle un final así. Es un contra sentido con el hombre que nos devolvió la memoria”.

Le dije que el periodismo es despiadado con la realidad y con la ficción. Le dije que no hay versión oficial, y hay verdades  terribles que nos negamos a aceptar. Ayer en la tarde en Cartagena, Jaime García Márquez, en el patio del Palacio de la Inquisición, ante  un grupo de jóvenes y periodistas que participan de la Ruta Quetzal, compartió secretos en su intervención “Una visión familiar sobre Gabriel García Márquez”,  respondió preguntas de jóvenes ávidos de conocer la vida del autor de Cien años de soledad. Uno de esos aspectos que abordó su hermano, además de su fantástica existencia y su obra literaria, fue el estado de salud del escritor de 85 años.

La enfermedad del olvido que es una de los episodios fascinantes y terribles de la novela Cien años de soledad, fue desde siempre una de las obsesiones del escritor. En la ficción y en la realidad familiar. Un temor natural para alguien que como García Márquez lo sufrió  en carne propia, con la pérdida de la memoria de su madre Luisa Santiaga Márquez, y con las enfermedades cerebrales de sus hermanos Eligio y Gustavo García Márquez.  La ficción tiene matices de premonición que sobrecogen: el colmo de la enfermedad del olvido es que la mujer que pasó a limpio la novela Cien años de soledad, también perdió la memoria. Y el gran ser y escritor que le devolvió la memoria a los colombianos, la está perdiendo, según testimonios de algunos de sus amigos y allegados. Así que el mal es uno de los fantasmas que siempre han rondado al escritor y su familia. El escritor luce, según su hermano, bien en “lo físico y lo motriz. Lo que él tiene son algunos conflictos de la memoria”.

Una de las mayores virtudes que ha tenido García Márquez a lo largo de su intensa y deslumbrante existencia, ha sido precisamente su prodigiosa memoria. Jamás grababa a sus entrevistados y podía trascribir de memoria el sentido de lo que le habían dicho. Muchas veces, antes que el asunto empezara a hacerse público, el mismo escritor se burlaba de sí mismo: “Qué maravilla. Ahora lo estoy olvidando todo”, dijo en alguna ocasión.



Infidencia de lo terrible



Fue el periodista y escritor Plinio Apuleyo Mendoza el primero en hacer visible algo que se comentaba en secreto. Las infidencias suelen salir a flote. Y él dijo que su antiguo amigo y compadre ya "no reconoce a gente que no veía hace tiempo" y recuerda la confesión de su ahijado, el hijo cineasta del Nobel, Rodrigo: "Si alguien quiere hablar con mi papá, que lo vea a la cara. Por teléfono ya no reconoce".

Uno de los biógrafos de García Márquez, el colombiano Dasso Saldívar, autor de “El viaje a la semilla”,  se aventuró a decir lo mismo que la agencia internacional de noticias: "Tiene amnesia senil, una variante del Alzheimer".

Saldívar ha contado que la última vez que se vio con el escritor le preguntó por una breve novela que estaba escribiendo, pocos antes de Memoria de mis putas tristes. 

“Me contestó que creía que no, que había hecho seis versiones de ella, pero no le convencía y había tenido que dejarla. Algunas versiones diferían solo en palabras y frases. Me confirmó que el título era En agosto nos vemos, por lo que pienso que debió de retomar el personaje, el ambiente o la historia de su anterior cuento con el mismo título”.

"Creo que García Márquez no volverá a escribir nunca más", dijo en 2009, Carmen Balcells, editora y agente. Yn el escritor le desmintió: "No es cierto. No hago otra cosa que escribir".

Amigos del escritor se resisten a creer semejante diagnóstico y evitan referirse a “demencia senil” o “Alzheimer”.



La noticia terrible



Esta es la noticia que divulgó ayer la AFP:

“Gabriel García Márquez, premio Nobel de literatura 1982 padece demencia senil, reveló su hermano Jaime, quien habla por teléfono diariamente desde Colombia con el escritor para refrescarle la memoria, publicó el viernes el periódico El Universal en su página de internet.   

“Lo que él tiene son algunos conflictos de la memoria; en la familia todos sufrimos demencia senil, yo ya también comienzo a tener algunos problemitas y por lo tanto él ya tiene los estragos”, dijo Jaime García Márquez durante una conferencia magistral que pronunció en el balneario colombiano de Cartagena y cuyos apartes publica el diario mexicano.   

Jaime García Márquez recordó que su hermano empezó a presentar síntomas de demencia senil en 1999 cuando tuvo un cáncer linfático que casi lo llevó a la muerte y el tratamiento de quimioterapia que recibió aceleró el proceso de la enfermedad mental.   

El autor de “Cien años de soledad” se comunica casi diariamente con su hermano en Colombia.   

Gabriel García Márquez celebró en marzo su cumpleaños 85 con su esposa Mercedes, su viejo amigo Álvaro Mutis y otros artistas cercanos en su casa del sur de la Ciudad de México, donde vive desde 1961”.





Epílogo   



La casa donde vive García Márquez es una antigua y bella morada restaurada en la calle Fuego, de Ciudad de México. Una casa de paredes de piedra, ladrillo y vidrieras.

La última aparición pública del escritor fue el 6 de marzo, día de su cumpleaños 85, en la que apareció acompañado de su nieto en el jardín de su casa de México.

La foto inquietante captada en 2010 por Daniel Morzinski  en la que aparece el escritor sentado en una cama impecable mirando hacia el vacío, fue una de las primeras señales.

La noticia de su estado de salud sobrecoge a sus lectores. A este escritor, el más grande de toda la historia de Colombia, le debemos habernos iluminado con su memoria. Sus bellas obras como periodista, cuentista y novelista, son un patrimonio inmortal de las letras de Colombia para el mundo. 

Escribió una de las mejores novelas del planeta y mantuvo hipnotizados a sus lectores a lo largo de más sesenta años de escritura sin tregua.

¿Qué más podemos pedirle a este genio de las letras?  Comprensión, tolerancia, respeto y gratitud infinita es lo que tenemos que tener sus lectores.

¡Gracias por existir, querido maestro!


Indicadores económicos
2014-09-01

Dólar (TRM)
$1.918,62
Dólar, Venta
$1.930,00
Dólar, Compra
$1.870,00
Café (Libra)
US$2,17
Euro
$2.530,27
UVR, Ayer
$213,64
UVR, Hoy
$213,65
Petróleo
US$95,96

Estado del tiempo
2014-09-01

marea

Marea min.: -5 cms.

Hora: 09:22

Marea max.: 23 cms.

Hora: 17:15

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0,6 a 1,6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 23 ºC

Pico y placa
2014-09-01

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Parece que Gabo ya sabia que

Parece que Gabo ya sabia que esto iba a pasar y escribio su historia muchos anos antes en el libro Cien Anos de Soledad.