Indicadores económicos
2017-12-15

Dólar (TRM)
$2.999,07
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.552,39
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,14
Petróleo
US$57,04

Estado del tiempo
2017-12-15

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
5 - 6 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Murió el músico Remberto El Pollo Sotomayor

Se silenció una de las trompetas inolvidables del Caribe colombiano: Remberto “El Pollo” Sotomayor falleció ayer en su ciudad natal de Turbaco, a la edad de 86 años.
El gran músico será sepultado hoy lunes a las 4 de la tarde en Jardines de Paz. Es velado en la Funeraria Zabaleta. A las 3 habrá una misa.
Remberto Sotomayor (1925-2012), fue director de la Banda del Departamento, catedrático durante 20 años en el Instituto Docente de Turbaco, 7 años en la Armada, 15 años como instructor de música en el municipio, formó varias generaciones de músicos en Turbaco y Cartagena.
“Nací un 22 de noviembre de 1925 día memorable porque cumplo con la patrona de los músicos Santa Cecilia ¡que tal!”, le confesó a Álvaro Angulo Bossa.
“Fueron mis padres Luis Sotomayor Arnedo y Luisa García Espinosa. Abuelos paternos, Francisco Sotomayor Patrón y Salustiana Arnedo Velásquez. Abuelos maternos, Luís García Mier y María Teresa Espinosa Castellón. De mi abuelo paterno, le diré que tocaba la guitarra y el tiple, y en los Espinosa también habían buenos cantantes y guitarra, Marcos Espinosa, Dr. Rafael Espinosa Puello ambos tocaban la guitarra y cantaban.
Por los Sotomayor solo recuerdo a un primo de mi papá que se llamaba Pepe Sotomayor que tocaba el clarinete en mi bemol en la banda de Arjona. De mi abuela materna si se puede hablar, Salustiana  Arnedo en ella está la vena musical, su papá Máximo Arnedo, era músico tocaba cornetín y todos sus hijos fueron músicos, Amaranto tocaba trompeta, Baltasar tocaba bajo. Fernando tocaba bombardino tenor. Manolo tocaba bombardino era algo fuera de serie, tenía técnica sonido y gracia para tocar, de los pueblos vecinos venían a escuchar  a Manolo se podía decir que con su hermoso sonido y su gracia para expresar la música encantaba. Pero el berraco era José Adán, fue un caso único difícil de creer, aprendió la música primero que a leer y escribir, poseía oído absoluto, escribía la música al dictado, en la tonalidad que le cantaran, fue un compositor prolífico: valses, pasillos, danzas, cumbias, porros, mapales, fandangos, de todo.
Como instrumentista fue grandes ligas, su instrumento fue el cornetín (trompeta), pero eso si algo para oír y gozar, fue músico internacional, trabajó como solista de trompeta en la banda sinfónica de Panamá, algo también digno de admirar, aprendió a leer y a escribir con su esposa Zunilda Gaviria quien fue una de las primeras institutrices de Turbaco como el mismo decía. Adquirió una caligrafía y una ortografía digna de comentar, Ese fue mi maestro José Adán Arnedo Lara”.

De mi vida turbaquera le diré que vivo muy tranquilo, Me casé con Rosario Marrugo Tilvez y soy muy feliz, tengo 52 años de casado, como lo ve, tengo muchos pero muchos amigos, enumerarlos me demoraría mucho tiempo; pero ahí le van algunos Jorge Ghisays, Álvaro Ramos Olier, Simón Elles Vélez, Guillermo Ruiz Acuña, Franklin Posada, Efraín Paternina Moscote, Francisco Marrugo Cabarcas, Algunos que tengo que recordar porque están en el cielo. Eleazar Marrugo Elles, Rafael Miranol Berdugo, Guillermo Elles Marrugo, Maximino Elles Marrugo, Máximo Arenas Caballero,  Jorge Arnedo Santoya, Moncho Santoya, y aquí me quedo  Dr., porque no terminaría hoy; pero le diré que todos los turbaqueros son mis amigos pero hace falta uno en especial  mi amigo del alma Sofronín Martinez Heredia, “Viva turbaco”.
Ahora quiero contarle que con ese grupo de amigos si hacíamos música. Nos reuníamos cada rato en cualquiera de nuestras casas. Álvaro Ramos O. un gran compositor, declamador grande, y una voz de Barítono, que no se diga cantaba además de su música que encanta, cantaba a Agustín Lara, Larista de verdad, Sofronín Martinez con su guitarra “y que maestro”, Dagoberto Dunoyer acordeón piano, Fracho Paternina y el Kiko Marrugo, un dúo de voces para exportar, que belleza, y el Pollo Sotomayor con su trompeta.
Entré a estudiar la música cuando tenía 17 años con el maestro Adán, él vivía en la calle San Pablo, yo salía de mi casa del Barrio del Paraíso a las 7 de la mañana y estudiaba hasta las 12, me iba almorzar, para regresar a las 2 de la tarde, muy buena disciplina, el maestro era muy exigente eso me sirvió mucho, porque las cosas tenían que ser bien.
El era muy conocedor de la materia, el método que usaba para la trompeta era francés, de un trompetista famoso  San Francisco Arban y la teoría dahauser, llegué a estudiar, a veces hasta 8 horas diarias. Cuando tenía como 9 meses de estudio el maestro comenzó a escribirme algunas frasecitas fáciles, y nos llevaban a tocar, y digo nos levaban por que conmigo estudiaba un nieto del maestro, que se llamaba Carlos Arnulfo Arnedo.
(...) Cuando dejé la banda de Turbaco, me vine a Cartagena por solicitud del maestro José Pianeta Pitalúa, que era director y dueño de la orquesta A Número 1, el maestro me contrató para su orquesta y comencé con el en el Hotel del Caribe, con la orquesta A # 1 duré como un año ahí estuve con muy buenos músicos Ramoncito Puello, saxofonista y clarinete, Aurelio puello, saxo tenor hijos del maestro Ramón Puello. Quien fue director vitalicio de la banda del departamento de Bolívar, eran turbaqueros; de esta familia hablaremos después: otros músicos de la orquesta Humberto de Ávila (trompeta), José pinto (batería), Nicolás Hernández (bajista), Enrique Camacho (pianista), Alfonso Angarita (cantante) y otro cantante que le decían “ñañita”. Trabajar con el maestro Pitalúa me sirvió mucho, aprendí; de ahí Salí contratado para la orquesta “Emisoras Fuentes” que era la primera orquesta de Cartagena y una de las primeras de Colombia, ahí conocí a un gran director, el maestro Teófilo Tipón de nacionalidad “filipino” un gran maestro y un músico extraordinario. A Juan Esquivel (saxo y clarinete), Héctor Velásquez (saxo clarinete), Clímaco Sarmiento (saxo clarinete), Orlando Fortich (trompetista), Otoniel Agudelo (trombonista), Nicolás Castro (baterista), Fernando Porto (bongosero) Carlos Gómez y Carlos Brú (cantantes), José Pinto en las trovadoras, a José Pinto le debo lo del Pollo, estábamos estudiando para un ensayo de un programa que iba a cantar Matilde Díaz y quien dirigiría la orquesta era el maestro Lucho Bermúdez como no llegaban, me puse a jugar al boxeo con Orlando Fortich,  cuando nos cuadramos le dije a Forti “cuidao” yo soy “el Pollo Sotomayor”, y gritó Pinto “ajá pollo” y de ahí hasta hoy soy el Pollo Sotomayor”.
Se sentía orgulloso al saber que algunos de sus alumnos habían representaso al país en el mundo: Estados Unidos, Venezuela, Ecuador, España, Panamá, entre otros.
Un músico para siempre.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese