Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

No más periodismo, lo que viene es literatura, dice Sergio Ocampo

-A A +A

Recursos relacionados

 

Después de veinte años de dedicación al periodismo, Sergio Ocampo Madrid, quien fue Editor del diario el Colombiano, Editor General de El Tiempo y de El Heraldo de Barranquilla, decide lanzarse de lleno a hacer literatura.

Nació en Medellín pero ha vivido casi toda su vida en Bogotá, ciudad donde hizo el colegio y la Universidad; regresó un año a la capital antioqueña, luego se fue un año y medio a Barranquilla y otro año y medio vivió en Londres.
Dice que el momento donde se dio cuenta que ya no quería hacer más periodismo fue cuando cumplió los 40, en ese instante empieza la creación de los cuentos que conforman hoy ‘A Larissa no le gustaban los escargots’, un libro de nueve historias cuyos personajes salidos de la ficción reflejan problemáticas tan fuertes como la soledad de los seres humanos en las sociedades modernas, la tiranía y las relaciones efímeras que se construyen a través de la internet.
Sergio le propone a la literatura colombiana salirse de los mismos esquemas y de los lugares comunes de la violencia, dice que le apuesta a las buenas historias y no a las que se quedan problematizando el país, por esto se valió de la imaginación pura para poder crear su cuentos.

¿Quién es Sergio Ocampo Madrid?
Digamos que soy un paisa bogotano, colombiano, latinoamericano, el origen de la gente nunca ha sido una gran preocupación para mí. Soy comunicador social y estudié psicología también, en este momento estoy haciendo una maestría en Literatura en la Universidad Javeriana y cumplí 44 años en mayo de este año.
Cuando cumplí 40 decidí que lo que quería en la vida era escribir literatura, entonces me retiré del periódico el Tiempo y dije, yo lo hago ya al cumplir los 40 o ya no lo hago.
Me senté a escribir este libro pero paré en febrero del 2007, no porque consideraba que el libro estaba terminado, sino porque me fui a trabajar en el Heraldo de Barranquilla, incumplí mi promesa de seguir en la literatura como proyecto de vida y me fui con la idea de estar un par de años, ahora estoy en Bogotá, mi pretensión es no más periodismo todo lo que viene de aquí en adelante para mi es literatura, eso espero.
UN APASIONADO

- ¿Cómo nace esta pasión por la escritura? ¿Qué lo llevó a estudiar comunicación, qué lo llevó a hacer periodismo?
Sabes que de verdad no sé. Varias veces me he sentado a pensar qué digo cuando me pregunten eso, porque la gente contesta con la idea romántica que es que desde el colegio (…) no, no sé, yo he sido un hombre de prensa escrita toda la vida, 20 años en eso, con el paso del tiempo, empecé a comprender que lo que mejor hacía era precisamente escribir y además era lo que más placer me producía.
Paradójicamente a mí el periodismo no me dejó mucha oportunidad de escribir, paradójicamente a pesar de ser un hombre de rotativas y de salas de redacción la experiencia que yo tuve de escribir en los medios fue muy corta.
- ¿Entonces considera que el periodismo es limitante?
El periodismo es limitante por otras cosas, porque desde el punto de vista intelectual yo creo que no es limitante. Es limitante porque no te deja tiempo para nada más, no te deja tiempo ni para tu vida privada, los grandes periodistas que yo conozco son gente solitaria, son gente que no se casó o escogen como proyecto de vida dedicarse a la redacción de un periódico, pero de resto yo le debo al periodismo toda la cantidad de historias que me dejó en la cabeza, la cantidad de buenos personajes que conocí a lo largo de 20 años, me dejó habilidad para escribir, para mirar textos todos los días o para pensar de un modo creativo, imaginativo. El periodismo te está exigiendo trabajar sobre la realidad, pero en el fondo el ejercicio de salir y luego dedicarse uno a decir todas las mentiras que se le da la gana e inventar todas las cosas que se le da la gana es muy interesante.
- ¿Cómo ha sido ese paso del periodismo a la literatura, teniendo en cuenta que hay varios escritores que dicen que la literatura es como otras esferas del arte, es escribir para uno mismo?
Yo no creo mucho en esos literatos que escriben para sí mismos, escribir para sí mismo es un ejercicio de muy pocas personas, lo ubico más como en adolescentes que llevan un diario y creo que ya no existen este tipo de personajes. Yo creo que siempre que escribimos, en el campo que sea, escribimos para que nos lean, esa es la pretensión.
Lo maravilloso no es que cuenten que se han vendido muchos libros, lo maravilloso es que te digan: oiga leí su libro y me encantó, o hubo una vaina que no entendí o hubo una cosa que no compartí o no me gustó, entonces yo sí creo que lo que buscamos es ser leídos y llegarle a mucha gente o llegar particularmente a algunas personas, uno siempre tiene un lector ideal en la cabeza.
¿Cuál es su lector ideal?
Tiene muchas caras, uno está escribiendo y piensa en alguien y dice: “ve que pensará éste cuando lea esta parte”.

Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63933 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese