Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Nueva generación de directores busca renovar temáticas del cine colombiano

-A A +A
 

Una nueva generación de directores de entre 30 y 40 años de edad intenta renovar la temática del cine colombiano, marcada durante décadas por la extrema violencia, con historias intimistas sobre el amor o la feminidad que se estrenan en estos días en cartelera. 

Los filmes “Karen llora en un bus”, de Gabriel Rojas Vera, “Locos”, de Harold Trompetero, o “La vida era en serio”, de Mónica Borda, forman parte estas nuevas propuestas que intentan conquistar también al público fuera de Colombia y darse a conocer en los festivales internacionales de cine. 

“Hay una nueva generación de directores que nació entre los años 70 y los 80 que se están tomando el poder tras las cámaras. Eso significa una nueva mirada del mundo, y están haciendo un cine que dialoga con cualquier tipo de público más allá de las fronteras”, dijo a la AFP el crítico Hugo Chaparro. 

Historias en las que no se dispara ni una bala, como “Locos”, “están demostrando que se puede contar otro tipo de realidades en las que no hay guerrilla, narcotráfico o paramilitares” agregó Chaparro. 

“Locos”, que se estrenará la semana próxima, narra la historia de un pintor de brocha gorda que realizando un arreglo en un manicomio se enamora de una de las pacientes.  “Con Gerardo Pinzón (el guionista) nos preguntamos hasta dónde sería uno capaz de llegar por amor, y en esa búsqueda encontramos una pareja de enfermos mentales que habían tenido un bebé sano. Entonces nos dimos cuenta de que se puede amar hasta la locura, y así salió esta historia”, refirió el director Trompetero en la presentación de su película. 

“Lo importante de la producción cinematográfica que se está haciendo en estos momentos es que se abren nuevas perspectivas para ver a Colombia desde otras historias y con otros personajes”, añadió el director. 

El filme, de 90 minutos, rodado y editado en 2010, fue financiado parcialmente por el estatal Fondo para el Desarrollo Cinematográfico, que aportó 200 millones de pesos (unos 110.000 dólares). 

En tanto, el viernes se estrenó “Karen llora en un bus”, que narra la historia de una joven mujer que abandona a su esposo para iniciar un viaje en busca de sí misma. 

La película “no cuenta una historia netamente colombiana, sino universal. Forma parte de ese grupo de producciones que se alejan de las temáticas de siempre: narcotráfico, sicariato, violencia”, dijo su director, quien considera el filme como una suerte de “segunda parte de Casa de Muñecas”, en alusión al clásico del dramaturgo noruego Henrik Ibsen. 

El filme, que costó más de 800 millones de pesos (440.000 dólares) también tuvo el apoyo financiero del Estado. 

La película “Karen llora en un bus” fue presentada ya en el festival de cine de Berlín, y ha ido también a los de Cartagena (Colombia) y San Sebastián (España). 

En tanto, se espera el estreno en las próximas semanas de “La vida era en serio”, ópera prima de Mónica Borda, sobre una ejecutiva, madre y esposa que hastiada de su vida suplanta la identidad de una compañera de trabajo. 

Además, ya pasó por el cine la película “Lecciones para un beso” de Juan Pablo Bustamante, una comedia romántica ambientada en la ciudad caribeña de Cartagena.  En paralelo, las producciones en las que la violencia y el conflicto armado dominan las historias siguen estando presentes, aunque con miradas renovadas. 

Un ejemplo de ello es “Los colores de la montaña”, ópera prima de Carlos César Arbeláez, que ya lleva nueve semanas en cartelera. 

La película es interpretada casi totalmente por los habitantes de un pueblo de montaña y se muestra muy parca en escenas de violencia. Narra la amistad de un grupo de niños que tienen que separarse por la presión de guerrilleros y paramilitares que forzan a sus familias a abandonar su lugar de origen. 

“Mientras el país siga inmerso en la violencia, se seguirán contando este tipo de historias”, comentó finalmente Chaparro.

Siganos en Twitter: @ElUniversalCtg

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64140 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese