Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Raúl Vallejo: Entre la diplomacia y la ficción

-A A +A
 

Además de Embajador de Ecuador en Colombia, Raúl Vallejo es un extraordinario novelista, autor de “Acoso textual”. Tiene una obra destacada como poeta, cuentista, novelista  y ensayista. Es Premio Casa de las Américas.
Es un diplomático al pie de la letra. La política ha de  encontrar seres polifacéticos y creativos como el ecuatoriano Raúl Vallejo (Manta, 1959), actual Embajador de Ecuador en Colombia, quien vino a Cartagena a presentar su novela Acoso textual.
Hasta hace poco estaba convencido de que mi amigo de Puerto Rico, Luis López Nieves era el autor de la primera novela en formato de correos electrónicos, pero Raúl Vallejo es primero en América, al publicar en 1999, esta novela que acaba de ser reeditada en Argentina: Acoso textual.
Raúl Vallejo es algo más que un embajador y diplomático: es un intelectual y un escritor que se expresa en todos los géneros: en el cuento, la novela, la poesía y el ensayo. Fue el niño terrible de la literatura de su país al publicar su primer libro de cuentos a sus 17 años. Presentó recientemente su antología Ecuador en feria, en Bogotá, en la que cohesiona a los narradores, poetas y ensayistas de Ecuador. Reconoce que el género con mayor cultivo en su país, es la poesía. Se sonríe cuando le pregunto por la relación entre el arte de gobernar y la creación literaria y dice que “la política es un cargo público que asume el deber de ciudadano, presta un servicio público. Hoy no se asume el compromiso sartreano de los años sesenta de que cada escritor debía ejercer un compromiso con su sociedad, hoy se defienden pequeñas utopías. Es poco lo que se conoce de la literatura ecuatoriana fuera de sus fronteras porque las políticas editoriales transnacionales no permiten la circulación de las literaturas nacionales. La fórmula martiana del siglo XIX es vigente: “Injértese el mundo en nuestras repúblicas pero el tronco ha de ser de nuestras repúblicas”. Nadie escribe para no ser leído: todo escritor busca que un público lo lea. Pero son recordados en el tiempo uno o dos autores. Sin duda, el libro que será recordado del  Siglo XX es Cien años de soledad, de García Márquez.  Hay géneros que demandan de un mayor esfuerzo del lector, ese género es la poesía. El poeta requiere de silencio y soledad para construir su obra mirándose hacia adentro. Un lector de novelas se ve proyectado en las aventuras que cuenta la obra.  El cuento es un género intermedio que no requiere de extensión sino de intensidad y brevedad. Borges decía que no necesitaba contar una historia en 400 páginas sino en 10.
Vine a Colombia a reabrir la embajada de mi país en la reanudación de las relaciones entre los dos países. En Ecuador hay 53 mil refugiados colombianos dispersos por todo el país. Creo que la Ley de Víctimas y de restitución de tierras, es una esperanza para Colombia. Los refugiados colombianos han vivido un doble desplazamiento: dentro y fuera de su país.  La decisión del gobierno de Santos abre la esperanza de que los refugiados regresen al país  y  sean beneficiados. Un refugiado es alguien que ha dejado contra su voluntad, a su familia, sus pertenencias, su arraigo, su identidad. Acabo de dictar una conferencia sobre La frontera como zona de paz, diciendo que allí donde no hay presencia del Estado, grupos irregulares imponen el terror de muchas formas, ocupando el territorio y aplicando el terror por la vía de la dádiva. La zona de frontera sin Estado se convierte en frontera de guerra. La frontera asistida en lo básico: salud, educación,  con la presencia del Estado, se convierte en frontera de vida”.
Cuando se supo que detrás del embajador había un escritor de tal dimensión humanística, en los periódicos colombianos algunos lectores empezaron a hacer un chiste: Colombia tiene que enviar a Ecuador a otro escritor. Y sugirieron como chanza pesada a Fernando Vallejo. Luego de dos cafés bebidos, el embajador me regala su libro, con la siguiente dedicatroria: “Estas palabras que acosan la vida y comparten poesía”. Qué lección humana la del embajador poeta y novelista.


Al pie de la letra


La obra de Vallejo abarca distintos géneros: Acoso textual -Premio Nacional "Joaquín Gallegos Lara"- (Quito, 1999). Cuento: Cuento a cuento cuento (Guayaquil, 1976); Daguerrotipo (Guayaquil, 1978); Máscaras para un concierto (Bogotá, 1986); Solo de palabras (Quito, 1988); Manía de contar, -antología- (Quito, 1990); Fiesta de solitarios -Premio Nacional de Cuento "Ismael Pérez Pazmiño, 70 Años de diario El Universo", Guayaquil, 1991; Premio Nacional "Joaquín Gallegos Lara", al mejor libro publicado- (Quito, 1992); Tratado del amor triste (Premio "Aurelio Espinosa Pólit", Quito, 1999); El alma en los labios (Quito, 2003); En poesía: Cánticos para Oriana (Quito, 2003); Crónicas de un Mestizo -Primer Premio VI Bienal de Poesía de Cuenca, 2006- (Quito, 2007). En ensayo: Emelec: cuando la luz es muerte (Quito, 1988); Una utopía para el siglo XXI -reflexiones sobre una experiencia de gestión educativa 1988-1992- (Quito, 1995); Crónica mestiza del nuevo Pachakutik -Ecuador: del levantamiento indígena de 1990 al Ministerio Étnico, 1996- (Maryland, 1996); Cuento ecuatoriano de finales del siglo XX (Quito, 1999). Consta en las antologías: Bajo la carpa (Guayaquil, 1981); Anthologie de la nouvelle latino-américaine (Paris, 1991); Así en la tierra como en los sueños (Quito, 1991); Cuento contigo (Guayaquil, 1993); 40 cuentos ecuatorianos, (Guayaquil, 1997); Antología básica del cuento ecuatoriano (Quito, 1998); El cuento ecuatoriano de finales del siglo XX (Quito, 1999); Cuento ecuatoriano contemporáneo (México, 2001).
Fue Ministro de Educación, Cultura y Deportes (1991-1992). Antes de ejercer el ministerio, fue director ejecutivo de la Campaña nacional de alfabetización Mon.
Ha sido profesor de colegios en el ámbito público y privado y de la Universidad Católica de Guayaquil. Es profesor fundador de la Universidad Andina Simón Bolívar, sede Ecuador.
 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63935 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese