Dadis asumió casi $2 mil millones por pacientes venezolanos

08 de febrero de 2018 12:02 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El 25 de noviembre de 2017 Emily García ingresó a un hospital de Cartagena con una infección en el pie, llevaba pocos días en la ciudad y su embarazo había entrado en el último trimestre. Ella y su esposo Johán Pernía son venezolanos sin ningún familiar en Colombia y desde ese mes, los costos de su tratamiento y de la atención de la bebé, nacida el 15 de enero, han sido autorizados por el Dadis y soportados por el Sistema General de Seguridad Social en Salud.

El Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) informó que durante el 2017 se autorizó la atención médica de 920 pacientes venezolanos, cinco veces más que los atendidos durante el 2016, un drástico aumento que le costó casi 1.200 millones de pesos adicionales con respecto al año anterior.

Con embarazos delicados

Adriana Meza, directora de la entidad, explicó que el 71 % de esas autorizaciones fueron para mujeres embarazadas. “La mayor parte de esta población viene en el último trimestre y especialmente en el último mes, con embarazos no controlados, algunos con malformaciones congénitas, lo que hace que se incrementen los costos de las atenciones”.

Emily, por ejemplo, lleva más de dos meses hospitalizada por la infección del pie, le han hecho ocho intervenciones y está pendiente de una última cirugía plástica. Su bebé estuvo unos días en la clínica y ahora está al cuidado de su abuela materna en casa de una enfermera que les ofreció posada.

Johán se queda con Emily en la clínica, porque no tiene trabajo estable ni dinero para pagar un arriendo. Ayer llegó de Venezuela su hijo mayor, quien sufre de cáncer, para quedarse en una fundación de la ciudad y empezar el tratamiento, ya que en el vecino país su salud se estaba deteriorando más. “Ahora tengo que ir con unos documentos que me piden en la Personería Distrital para que pueda recibir el tratamiento acá”, explicó Johán.

Los costos

El Dadis también informó que el 41 % de las autorizaciones generadas por la entidad fueron a pacientes extranjeros, 948 en total, por lo que los venezolanos representan el 97 % de los extranjeros autorizados.

Además de las mujeres embarazadas, los menores de cinco años y pacientes de alto costo con patologías como cáncer y VIH, ocupan gran parte de las autorizaciones a venezolanos, generando costos en promedio de 160 millones de pesos mensuales.

“Durante el 2016 gastamos una cifra cercana a los 800 millones de pesos de facturas radicadas; en el 2017, llegaron a 1.958 millones de pesos en servicios autorizados para venezolanos”, Meza aclaró que las cifras indicadas no incluyen a personas colombovenezolanas o migrantes colombianos que volvieron al país, sino exclusivamente a ciudadanos venezolanos que están en la ciudad con permisos temporales, como Johán y su familia.

En cifras

41 % de las autorizaciones del 2017, fueron hechas a pacientes extranjeros.

920 de los 948 pacientes extranjeros atendidos, son venezolanos.

71 % de estos pacientes son mujeres embarazadas, en su mayoría en el último trimestre o mes de gestación.

1.958 millones de pesos fue el valor de las facturas radicadas por atención en salud a venezolanos en el 2017.

800 millones de pesos fue el costo de las facturas por atención en salud a venezolanos durante el 2016.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS