Darle rostro al crimen: el trabajo de peritos en morfología de la Sijín

06 de agosto de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Algunas veces es necesario revivir el difícil momento soportado por una víctima o testigo de un hecho delictivo. Toca, para darle rostro al crimen.

Se hace necesario establecer el mayor número de características físicas posibles de quien señalan como presunto responsable de cometer el delito para lograr su identificación y detención, y así favorecer el pronto avance de la justicia.

La semana pasada se supo cómo un retrato hablado –además de la placa de una moto– fue determinante para identificar a Kenny Andrés Gil Herazo, el joven que habría asesinado hace cinco meses a un hombre en un paradero de Transcaribe en El Recreo, cuando este intentaba impedirle que cometiera un atraco.

Ese es solo uno de varios casos en los que la Policía Metropolitana de Cartagena pudo capturar a sospechosos de la comisión de diversos delitos apoyándose en un retrato hablado, elaborado en la Seccional de Investigación Judicial (Sijín).

De acuerdo a voceros de la Sijín en Cartagena, cada mes se elaboran en promedio entre cinco y seis retratos hablados en busca de esclarecer hechos delictivos. Y en lo que va del año, en al menos diez casos que tuvieron un retrato hablado como material probatorio se han reportado capturas.

NO SIEMPRE ES POSIBLE
“El éxito de un retrato hablado depende de los detalles y la información que la víctima esté en capacidad de suministrar”.

El patrullero Alexander Álvarez Carrillo es el encargado de elaborar los retratos hablados en la Sijín en Cartagena. Hace seis años tiene esa función, aunque integra la institución desde hace 9. Es perito morfólogo forense y se formó en la Escuela de Investigación Criminal de la Policía Nacional en Bogotá.

Explica que no en todos los casos es posible realizar un retrato hablado, ya que no todas las víctimas de delitos o testigos que lo presenciaron retienen los recuerdos e información distintiva del hecho, debido al impacto emocional que han podido sufrir.

“Cuando se nos requiere la diligencia del retrato hablado, inicialmente se analiza el caso y se entrevista a la víctima de forma adecuada para no revictimizarla, al tiempo que se le da confianza para que exprese los detalles que recuerda de lo ocurrido y las características morfológicas del señalado. Una vez que se establezca que la víctima tiene información clara, sí es viable la elaboración del retrato hablado, en el caso contrario no. Es decir, después de ese primer encuentro se establece si hay suficientes datos y características morfológicas para suministrar y cotejar, que den pie a la diligencia”, afirmó el patrullero Álvarez.

Entre 20 minutos y una hora puede tardar la entrevista del perito con la víctima o testigo para realizar el retrato hablado.

“Tenemos como base para el retrato una plantilla en la que plasmamos la estructura básica de un rostro. Una vez se tiene esta estructura, empiezan las preguntas preliminares a la víctima o testigo de los hechos, por ejemplo, la contextura física del indiciado, edad aproximada, particularidades generales en la cara y todo tipo de características más comunes en el rostro de una persona”, cuenta el perito.

“De acuerdo a como se vaya avanzando, se le va mostrando a la víctima lo que va resultando, para que confirme si el retrato corresponde a los datos entregados. También se le da confianza para que corrija lo necesario y obtener un buen producto final”, agrega.

ELEMENTO MATERIAL PROBATORIO
Luego que el perito concluye el retrato en el que se han definido características físicas principales como contornos y formas de ojos, cejas, frente, nariz, boca y mejillas, sí se establece la estructura morfológica del rostro que se está buscando.

Una vez terminado y aprobado como elemento material probatorio por parte de la víctima, el retrato pasa a hacer parte de la investigación por el delito denunciado, en algunos casos, siendo la más relevante dentro de las pocas pistas que hay del responsable. Es lo que ocurre en el caso de la turista española que habría sido abusada por un mototaxista en Pasacaballos, del que hasta el momento solo se sabe que podría tener una cicatriz en el abdomen (producto a una herida con pico de botella que la afectada le provocó en defensa propia) y algunas letras de la placa de su moto que la mujer recuerda, por lo que el retrato hablado resulta un elemento protagonista.

No obstante, el patrullero Álvarez resalta que “esta labor que hacemos como perito en morfología es una diligencia para orientación en la investigación, no da una certeza al 100 por ciento”.

Hurto, homicidio y abuso sexual son los delitos por los que más solicitan retratos hablados a la Sijín en Cartagena.

TÉCNICA TRADICIONAL

En la Sijín en Cartagena se mantiene la técnica de dibujo a mano alzada para elaborar retratos hablados, aunque en ciudades como Bogotá se utilizan programas informáticos. “Yo prefiero la técnica a mano alzada, porque considero que con el software hay algunas desventajas, ya que fue desarrollado en Estados Unidos y consiste en seleccionar de entre varias opciones las características que se le agregarán al rostro, pero estas corresponden a rasgos americanos con los que se desarrolló el programa, que son muy distintos a los colombianos, lo cual creo que no permite entregar un retrato muy parecido a la persona a la que se describe”, dice Álvarez.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS